+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

RESUMEN DEL AÑO 2019

El anillo de carriles bici del casco se cierra

La apertura de la vía ciclista del Marrubial pone fin a un año de obra para 3,2 kilómetros, pero deja en el aire la ampliación de la ronda

 

El carril bici de la ronda del Marrubial tras su apertura, que tuvo lugar en febrero pasado. - SÁNCHEZ MORENO

Isabel Leña Isabel Leña
31/12/2019

El Plan Andaluz de la Biciclista aprobado por la Junta en el 2014 se ha traducido en Córdoba en la ejecución de solo 3,2 kilómetros de carriles bici de la treintena que debían construirse en la ciudad, al margen del habilitado entre Fátima y el campus de Rabanales, que estaba comprometido anteriormente. Sin embargo, a pesar de la escasez de vías ciclistas que se han ejecutado en base a ese plan, los 3,2 kilómetros tienen su importancia porque cierran el cinturón de carriles bici del casco histórico y lo unen con El Brillante.

Las obras de las vías ciclistas ejecutadas en siete puntos de la ciudad se prolongaron durante un año y terminaron escalonadamente. Desde finales del 2018 estaba culminada la primera fase de la ronda del Marrubial, la que incluía el carril bici y el arreglo de los dos carriles existentes. Sin embargo, la Junta tardó en recepcionar los trabajos de la ronda del Marrubial por las deficiencias que presentaban. Desde febrero ya se puede pasear cómodamente en bicicleta junto a la muralla.

INCÓGNITA

La apertura de ese carril bici dejó una incógnita, la de la segunda fase de la obra de la ronda del Marrubial, que la Junta, en la anterior legislatura, quería iniciar a continuación de la primera. Sin embargo, ya ha pasado casi un año de la finalización de los trabajos y la continuación de la reforma sigue en stand by y ni siquiera se ha licitado. A pesar de que tanto la Junta como el Ayuntamiento aseguraban en la anterior legislatura y en el mandato municipal pasado que para la obra no era necesaria la totalidad de los terrenos, por lo que no tener el suelo de los pabellones militares no era un problema, e incluso el proyecto solo preveía afección en la parte de la verja, el nuevo Gobierno andaluz condiciona la obra a la obtención de la totalidad del suelo.

Es más, ni siquiera tiene previsto sacar a concurso la actuación para ir adelantando trabajo argumentando que ese paso no se puede dar sin los terrenos. Para ello, además de culminar la expropiación de una parte de la ronda que inició Urbanismo en el 2018, la de la manzana existente entre las calles Julio César y Vázquez Venegas, la Junta solicita la parte de los dos pabellones, que considera necesaria y que forma parte de las negociaciones del Ayuntamiento con el Ministerio de Defensa sobre Caballerizas y la farmacia militar.

En el aire han quedado también los 28 kilómetros de carriles bici pendientes en la ciudad, ya que la Junta ha anunciado este año que no puede acometer más vías ciclistas de carácter urbano.