+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La falta de lluvias pone en alerta al campo, que reclama más regadío

El déficit hídrico que ha caracterizado al año 2017 ha provocado que el campo se resienta y los agricultores y ganaderos han reclamado a las administraciones un reparto más justo del recurso que garantice sus rentas

 

Imagen de una explotación de ganado vacuno de Los Pedroches, con problemas de abastecimiento de agua. - RAFA SÁNCHEZ

RAFAEL VALENZUELA / CÓRDOBA
31/12/2017

El año 2017 termina con una nota característica que ha causado preocupación en el sector primario. Agricultores y ganaderos han visto cómo cultivos y explotaciones ganaderas sufrían una sequía que ha provocado que los embalses de la provincia concluyan el año con el nivel de agua embalsada más bajo de toda la década, pues no alcanza el 30%. Hay que hacer la salvedad de que hace diez años aún no se habían construido ni la Breña II ni El Arenoso. Así, en lo que se refiere al año agrícola (del 1 de septiembre al 31 de agosto) los datos de la Aemet señalan que en Córdoba se ha registrado un déficit hídrico de casi 128 litros, según los datos recogidos en el aeropuerto. A día de hoy, la falta de agua se ha incrementado, hasta los 145,2 litros, pese a que en noviembre y diciembre han caído algunas lluvias, que siguen siendo insuficientes.

Con esta escasez de agua, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir anunció restricciones en los riegos y los agricultores cordobeses empezaron a reclamar más recursos y un reparto más justo de los mismos. La Mesa del Regadío de Córdoba ha demandado en varias ocasiones que se amplíe la zona de riego de la provincia, pues indica que, pese a ser la que más agua almacena de toda Andalucía, es la que menos superficie, con apenas un 14%, tiene en riego. Asimismo, los agricultores solicitan que se dote a la provincia de 228 hectómetros cúbicos de agua que se han cedido a provincias limítrofes. De concederse, este volumen permitiría poner en riego otras 150.000 hectáreas.

A la última reunión de la Mesa del Regadío, a la que pertenecen Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias, asistió también el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, quien defendió la idea de redimensionar la capacidad de la cuenca, porque, a su juicio, se han concedido más derechos de riego de los que puede soportar. Por ello, dijo que conviene revisar la situación y redistribuir los recursos, buscando, incluso, fuentes nuevas, como las procedentes de las aguas regeneradas. Además, Sánchez Haro considera fundamental que las comunidades autónomas estén también presentes en todas las decisiones que se tomen en relación con el agua.

También relacionado con el abastecimiento de agua a las explotaciones, en Los Pedroches se ha constituido una asociación de usuarios para el abastecimiento de agua al ganado con la intención de reclamar que se acometan las obras para que el agua de la presa de La Colada llegue a las explotaciones ganaderas. El pasado día 20 de diciembre se celebró la última reunión, por ahora, en la que la Confederación Hidrográfica del Guadiana informó que usar el agua de La Colada tardará al menos un año. Un asunto a resolver en esta aspiración es ver qué administración será la encargada de financiar las obras. La Colada podría abastecer en la comarca de Los Pedroches a 40.000 cabezas de ganado de 303 explotaciones, que este año se han encontrado con serias carencias de agua para sus animales.

Temas relacionados