+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

NOTICIA PATROCINADA

Cómo limpiar el aire de tu oficina en invierno sin renunciar al calor

 

Cómo limpiar el aire de tu oficina en invierno sin renunciar al calor -

Virginia Gutiérrez
27/10/2020

Mantener la calidad de los 10.800 litros de aire que consumimos por día, debe ser una prioridad para nuestra salud y bienestar. Para los espacios interiores, contamos con el apoyo de efectivos sistemas de ventilación, purificación y filtrado. En este artículo te contamos cuáles son y cómo funcionan las tecnologías que permiten conseguir un aire más puro sin abrir las ventanas.

“El aire es tu alimento y tu medicamento”. La frase pertenece al mismísimo Aristóteles y no puede resumir mejor la importancia vital que tiene el aire para nuestra salud. Respirar mejor es una prioridad básica para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Sin embargo, el ritmo de vida de nuestra sociedad hace que pasemos aproximadamente el 90% del tiempo en espacios interiores, ya sean viviendas o espacios de trabajo, donde el aire está de 2 a 5 veces más contaminado que en exteriores.

Y aunque la mejor forma de cuidar el aire interior es mantener las ventanas abiertas, no siempre es posible, ya sea porque hay pocas o insuficientes, o bien porque con la llegada de las bajas temperaturas no es conveniente perder el calor de los lugares donde desarrollamos nuestras actividades más cotidianas.

La buena noticia es que existen sistemas de ventilación con recuperación de calor, también conocidos como “recuperadores entálpicos”, que funcionan como ventiladores con recuperación de calor. Los filtros inteligentes para aires acondicionados y los purificadores de aire son otros dos grandes aliados para mantener el aire limpio sin perder calor.

 

Filtrado, ventilación y purificación: 3 claves para mejorar el aire en interiores

Para garantizar la calidad de aire en la vivienda o en la oficina, existen 3 claves a tener en cuenta: el filtrado, la ventilación y la purificación.

 El filtrado: Cómo combatir las impurezas presentes en el ambiente

Contar con un correcto sistema de filtrado en el aire acondicionado es posible para renovar y filtrar el aire interior por medio de la eliminación de micropartículas del ambiente, haciendo que el aire que se respira sea más limpio.

En este sentido, el filtro Plasma Quad Plus de Mitsubishi Electric es uno de los más eficientes del mercado. Funciona como una verdadera “cortina eléctrica”: recoge las moléculas infecciosas y contaminantes presentes en el ambiente y las neutraliza con un proceso de descarga eléctrica. Según las pruebas de laboratorio, “este método de filtrado permite capturar partículas hasta 30 veces más pequeñas que el ancho de un cabello humano”.

El resultado es un ambiente más saludable y libre de impurezas.

  Ventilación: Así se favorece la renovación constante de aire

Este aspecto es fundamental, sobre todo en oficinas o espacios de trabajo donde se mueve una gran cantidad de personas y por ello se pueden sobrepasar los niveles máximos recomendados de CO2, aparecer malos olores o acumulación de humedad y, por supuesto, estar expuestos a patógenos suspendidos en el aire.

Para asegurar la calidad del aire interior, Mitsubishi Electric ha lanzado los mejores recuperadores entálpicos en la serie Lossnay: el sistema de ventilación descentralizada con recuperación de calorquemejora la calidad de aire interior al mismo tiempo que garantiza una mayor eficiencia energética.

Este dispositivo suministra aire limpio y expulsa el aire sucio mediante dos vías. “Los niveles de recuperación energética, comparados con recuperadores sólo de calor sensible y con ventiladores sin recuperación, pueden alcanzar hasta un 50% en invierno y un 350% en verano”, aseguran los responsables de la firma.

  Purificación: Así se eliminan elementos contaminantes o tóxicos del aire

Los purificadores de aire se han perfeccionado y su funcionamiento es sencillo: captan el aire del ambiente mediante un ventilador y lo pasan a una serie de potentes filtros que atrapan las partículas nocivas, humos y otras impurezas.

“La nueva gama de Purificadores de Mitsubishi Electric asegura un ambiente libre de impurezas en espacios de hasta 100 m2 y garantiza un aire limpio y saludable. Esta nueva gama de purificadores con filtros HEPA de alta eficacia, entre otros como el filtro de carbón activo y el filtro catalizador de nanoplatino, logran capturar más de un 99% de partículas PM2.5  en suspensión, además eliminan malos olores y sustancias como formaldehidos”, explican desde Mitsubishi Electric.

La calidad de aire y su importancia para la salud

Comprender y controlar los contaminantes comunes como virus, alérgenos, moho, polvo y otros que conviven con nosotros y que habitan estos espacios puede ayudar a reducir el riesgo de problemas de salud y ayudarnos a disfrutar de una mejor respiración.

La contaminación del aire causa 7 millones de muertes en el mundo cada año y reducir ese número es una responsabilidad de nuestra sociedad.

Pero es importante saber que los sistemas de ventilación, purificación y filtrado no son de uso exclusivo para personas con patologías o deben instalarse únicamente en ambientes donde circulan muchas personas: la calidad de aire interior es fundamental para todos.

Es claro que una mala calidad de aire interior puede ocasionar molestias o patologías de diferentes niveles como puede ser cansancio, sequedad de ojo o incluso complicaciones pulmonares.

Cómo mejorar nuestra salud respiratoria

El otoño y el invierno son las estaciones con mayor propensión a alergias y padecimientos respiratorios, ya que las temperaturas bajas y la falta de ventilación de los ambientes, favorece la aparición de agentes contaminantes e infecciosos.

Actividades tan básicas como dormir o respirar, generan emisiones de CO2, y prácticas habituales como fumar, utilizar productos de limpieza e incluso determinados materiales de construcción, generan contaminantes en el ambiente que se multiplican en forma proporcional a la concentración de personas: más gente, más contaminación en el aire.

¿Es posible colaborar con nuestro sistema respiratorio? Sí. Optimizando la calidad del aire que consumimos, ya que evitará que las partículas contaminantes lleguen a él y lo saturen o alteren.

En definitiva, cuando la consigna es respirar mejor conviene sumar algunas de estas tecnologías a nuestra vivienda, oficina o área de trabajo, para evitar molestias o enfermedades, mejorar nuestra calidad de vida e, incluso, nuestra productividad en el trabajo. El cuerpo lo agradecerá.