+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA AL DIPUTADO PROVINCIAL FRANCISCO A. SÁNCHEZ

"Hay mucha hermandad, tanto entre los fieles como entre los invitados"

Asiste como invitado a la 53ª edición de la Yalsa Salana de la Comunidad Ahmadía del Islam en Reino Unido

 

Francisco A. Sánchez, junto a las banderas del encuentro. - CASAVI

Rafael Castro Rafael Castro
04/08/2019

Francisco A. Sánchez asiste como diputado provincial a esta 53 edición de la Yalsa Salana, quien hace una valoración en el ecuador de la misma.

-¿Cómo está viviendo este encuentro internacional en Alton?
-Ya llevaba tiempo cuadrando un viaje con esta comunidad y la verdad que ya ha llegado y está siendo una experiencia muy bonita. Realmente está siendo muy interesante.

-¿Cómo valora el ambiente?
-Aquí se respira paz y armonía. Es como si fluyera una energía muy positiva, con una sensación de paz interior que muy pocas veces se puede sentir. Hay mucha hermandad, no solo entre los miembros de esta comunidad sino también de todos los que asistimos como invitados.

-Acude con la delegación española, que la forman una treintena de personas, entre representantes políticos, de colectivos, escritores, cineastas… ¿qué percibe de ellos?
-Creo que la mayoría somos profanos en la materia y estamos abiertos en todos los sentidos para ir recogiendo esa idea, toda la energía que mencionaba para interiorizarla. Hay que tener en cuenta que el lenguaje de la paz es un lenguaje universal. Islam significa paz en contra de lo que otros quieran preconizar. La paz se respira en el ambiente.

-¿Qué opina del mensaje de ‘Amor para todos, odio para nadie’?
-Es un lema que podría pertenecer a cualquiera de las comunidades y el hecho de que la Ahmadía lo haya proyectado al mundo dice mucho de ella. Hemos tenido esta mañana las actividades más allá del ámbito religioso de la Comunidad Ahmadía, en países donde está ayudando en cuestiones tan básicas como la instalación de agua en determinados países, más allá de poner la primera piedra en algunas mezquitas.

-¿Qué piensa de que los países desarrollados no actúen en los subdesarrollados y tengan que ser las comunidades religiosas las que intervengan?
-Es realmente duro ver cómo se han esquilmado muchos de estos países y no se ha actuado en ellos y que tengan que intervenir las comunidades religiosas, como la Comunidad Ahmadía, para extraer pozos de agua o instalar placas solares. Cuando observas las necesidades de los países subdesarrollados, te das cuando de la valía de lo que tenemos. Hay que reconsiderar esas formas de vida y lo privilegiados que somos en torno a estas cuestiones.

-¿Le ha cambiado el concepto que tenía de esta comunidad una vez que la ha conocido en la Yalsa Salana?
-La cercanía con Pedro Abad me hacía tener conocimiento con algunos de sus miembros. Desconocía la importancia y la expansión que esta comunidad está alcanzando en el mundo. Aquí te das cuenta del potencial que tiene, sobre todo con sus palabras universales, independientemente de la religión. Los que somos menos creyentes, vemos que la religión, independientemente de otras consideraciones, tienen efectos muy positivos con las personas. Por ello valoro el trabajo que vienen haciendo en todo el mundo.

-¿Qué mensaje lanza a los lectores de Diario CÓRDOBA acerca de esta comunidad?
-Yo soy partidario de conocer y no somos conocedores del mensaje que transmite esta comunidad. Por tanto, es bastante enriquecedor conocer esta cultura.