+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA AL ALCALDE DE VILLA DEL RÍO

"El pueblo de Villa del Río ha reconocido el esfuerzo que hemos hecho durante estos años"

Emilio Monterroso hace balance del trabajo realizado durante lo últimos meses y avanza algunos de los proyectos a desarrollar por su equipo de gobierno

 

Emilio Monterroso, alcalde de Villa del Río. -

Rafael Castro Rafael Castro
05/09/2019

Cuando llega la Feria de la Virgen de la Estrella toca hacer balance del último ejercicio. El alcalde, Emilio Monterroso, aborda los aspectos más relevantes de los acontecidos durante este tiempo.

-¿Qué ha dicho el pueblo en las últimas elecciones municipales?
-Sobre todo que siga gobernando la izquierda. En un acto de responsabilidad hemos vuelto a asumir este mandato que el pueblo nos ha encomendado.

-¿Considera que el electorado ha reconocido el esfuerzo del anterior equipo de gobierno?
-En líneas generales, creo que el pueblo ha reconocido el esfuerzo que se ha hecho en estos últimos cuatro años en muchas facetas, desde la organización interna del Ayuntamiento, de poner en marcha un sistema administrativo transparente, donde los ciudadanos puedan tener acceso a toda la información. También se ha hecho un gran esfuerzo en la modernización del pueblo en muchos aspectos, desde infraestructuras hasta servicios.

-¿Qué prevé de los próximos cuatro años?
-Serán muy importantes, porque en ellos se verá el fruto del esfuerzo. En política, la gestión administrativa es lenta desgraciadamente, aunque los procedimientos se intentan modernizar y agilizar, pero no deja de ser lenta y se requiere mucho esfuerzo.

-¿Qué análisis hace del último año de trabajo en el Ayuntamiento a nivel de infraestructuras?
-En estos últimos doce meses se han puesto en marcha muchos proyectos, de los cuales se están materializando en estos meses y van a culminar en breve. Concretamente, la movilidad urbana está mejorando, mediante obras de infraestructura. Villa del Río tiene una zona de expansión adecuada a los tiempos y con una calidad mínima como se merece, con el Paseo Adolfo Suárez. Se están modernizando las instalaciones deportivas, vamos a conseguir que por fin se rehabilite, se restaure y se modifique el puente de hierro, que va a permitir el desarrollo económico y social de nuestro pueblo. La zona de El Pelícano lleva en proceso de desarrollo 40 años y no se ha podido resolver por uno de los problemas fundamentales, que era la dificultad de acceso a través el puente de hierro.

-¿Qué pasará cuando se restaure el puente de hierro?
-Sobre todo el desarrollo de El Pelícano, así como otros espacios donde tenemos industrias de otros sectores, como extracción de áridos, industrias del mueble y agricultura.

-¿Qué otro reto tienen de cara al futuro?
-Queremos construir un nuevo cementerio. Será un proyecto muy importante. En el anterior mandato rehabilitamos y restauramos el actual cementerio, haciendo un gran esfuerzo humano y económico. Se necesitaba dignificar este espacio. Se va a construir, anexo al cementerio, un gran parque que servirá de esparcimiento y de embellecimiento de la entrada a la localidad por este punto del casco urbano, que se lo merece Villa del Río.

-¿Qué otras acciones tienen previstas realizar para evitar futuras inundaciones en caso de lluvia?
-También estamos trabajando en el cruce del arroyo Cañetejo con la N-IV, que es otro proyecto que estamos reivindicando con la administración central. El proyecto consiste en construir un puente con una capacidad suficiente para que asuma las avenidas de agua en tiempos de lluvia. Estamos en contacto con Fomento y con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para el ensanche y mejora del cauce de la N-IV hasta el río Guadalquivir. Actualmente fomento está actuando en ese punto. Asimismo, Confederación se comprometió a hacer una limpieza del cauce para que solucione una evacuación de agua en un momento determinado. Otra infraestructura clave es la recogida del agua de la zona del Granaíllo. Por la insistencia del Ayuntamiento, se desplazaron los técnicos de la Junta de Andalucía para buscar una solución, porque ese proyecto no se llevó a cabo ya que el desagüe se intentó hacer en su momento en el arroyo Salado.

-¿Y en suelo industrial?
-Es clave. Sobre todo con la posibilidad que con la mejora del puente de hierro tendría la zona del Pelícano. De una vez por todas queremos poner en carga suelo industrial en el polígono de La Vega, que realmente está haciendo falta. Otra cuestión importante es el Centro de Iniciativa Empresarial, que lo gestiona el CADE, en El Pelícano, donde teníamos en proyecto la puesta en uso de unas naves para poner en marcha cualquier tipo de actividad. También hay una zona para la instalación de oficinas para otro tiempo de actividades del sector servicios.

-¿Qué mejoras urbanas tratan de realizar de cara al futuro?
-Uno de los proyectos en los que estoy muy ilusionado es la mejora del eje central del casco urbano, desde el Puente Montoro al polígono La Estrella. Es la calle más representativa de Villa del Río y creo que será un proyecto que tenemos que poner en marcha, tratando de mejorar en cuanto a infraestructuras y en cuanto a estética. Ello no solo mejoraría la imagen de nuestro municipio, sino también reactivaría el comercio y el turismo. De hecho, Villa del Río tiene que diversificar su económica, gracias a la creatividad de sus gentes y al dinamismo en general.

-¿De qué manera apoyan al sector del mueble tapizado?
-Desde que entramos teníamos claro que el Ayuntamiento debe estar al lado de sus empresarios, no solo a la hora de reclamar una formación, dignidad y calidad en el empleo, sino también de su promoción, apoyándoles de manera institucional.Nuestra intención es poner a Villa del Río en esa fotografía donde no estaba anteriormente. Se ha estado trabajando durante muchos años en el Cemer (Escuela de la Madera), homologándose unos centros de referencia a nivel nacional, firmado hace unos días en el Consejo de Ministros, y tenemos la suerte de que dos son de la provincia, uno de la Escuela de Joyería y otro de la Madera. Es una cuestión que los empresarios venían reclamando desde hace mucho tiempo. Esto supondrá el acceso a una serie de ayudas y a una calidad de formación no solo a nivel nacional sino también internacional. Eso se tiene que desarrollar porque el mueble de Villa del Río ya ha olvidado la fabricación obsoleta y puede competir actualmente con el diseño italiano, murciano, valenciano y catalán. Hoy, por el esfuerzo en formación, preparación y mecanización, Villa del Río se ha hecho un nombre a nivel nacional e internacional. Andalucía es la segunda potencia en el sector del mueble a nivel nacional tras Cataluña, con el añadido de que nosotros somos fabricantes y Cataluña es más comercializadora. Hay que diversificar, pero para ello necesitamos las infraestructuras. Villa del Río tiene un lugar estratégico privilegiado, junto a la autovía, con la única estación activa de Renfe desde Andújar hasta Córdoba, pero para que eso sea más atractivo hay que mejorar las canalizaciones de los arroyos y rehabilitar el puente de hierro.

-¿Cómo ve el ambiente socioeconómico de su pueblo?
-Vivo. Villa del Río siempre tiene algo que decir en todos los aspectos, tanto humano como cultural y social. Por tanto, tiene que tener una administración muy dinámica para dar respuesta a las inquietudes de los villarrenses.

-¿Qué le preocupa?
-Que España se desarrolle, que a esa parte de población que aún lo está pasando muy mal seamos capaces de darle los recursos que necesite para vivir con dignidad. Debemos ser serios, responsables y dejar de pensar en nuestros intereses particulares como persona y como partido. Eso se debe conseguir también con formación. Desgraciadamente, todavía tenemos ciudadanos que no tienen la formación suficiente para adaptarse al sistema productivo que la sociedad le exige. La Formación Profesional se está equilibrando a las carreras universitarias. Hoy hay que tener una formación mínima para lo que la sociedad nos exige. Tenemos que estar al día. Espero que se ponga en marcha la formación profesional ocupacional para que realmente tengan cabida en el sistema productivo.

-¿Qué opina del legado cultural de su pueblo?
-Villa del Río tiene la suerte de tener grandes pintores. Eso ha traído una riqueza humana que repercute en el municipio. Tenemos un legado pictórico impresionante. Llevamos obras a toda España. Siempre estamos dispuestos a llevarlas, dentro de nuestras posibilidades y recursos. Tenemos la suerte de contar con personas que trabajan en este ámbito, algo que tiene que agradecerle el pueblo. El impregnarse de la creatividad ayuda a las personas. Pedro Bueno, Beppo, Blas Moyano o Ginés Liébana son grandes estandartes. Aunque este último no nació aquí, si es hijo adoptivo de Villa del Río y tiene la medalla de oro de la villa, que esa la máxima distinción de honores. Por mucho que hagamos con él, no le pagaremos lo que ha hecho por Villa del Río, no solo por su legado sino también por tener la oportunidad de llegar a conocer a una persona de esta talla. El mejor legado que nos deja es llegar a conocerlo. Considero que si algo funciona no hay que quitarlo. En este caso Antonio Lara Quero, como comisario de Cultura, quise contar con él desde el primer momento. Si estaba trabajando al 80% quería que lo hiciera al 120% y así se hizo. Se ha cubierto una etapa y seguimos en esa línea. Dentro de poco habrá una exposición muy importante a nivel internacional, que será una muestra de la obra de Ginés Liébana en Bulgaria. Tenemos grandes proyectos pero tenemos que ver también nuestros recursos. También estamos trabajando para llevar la obra de Abdul Wahab y Beppo a Túnez. Nuestras exposiciones han pasado por todas las salas más representativas de Andalucía y algunas de España. Incluso la Diputación de Córdoba tiene una exposición itinerante que ha recorrido casi toda la provincia y sigue recorriéndola, con las pinturas más representativas del siglo XX.

-¿Cómo vive las fiestas a nivel institucional?
-A nivel institucional, como cualquier alcalde, con la preocupación de intentar montar unas fiestas patronales con el máximo del éxito dentro de nuestras posibilidades económicas. Es una de las actividades más importantes que se desarrollan. Llevamos cuatro años mejorando. Hay que tener en cuenta que veníamos de unos años de crisis, que no es igual que ahora. Son cuestiones que tenemos que tener en pie. Hemos intentado que la feria sea atractiva y creo que a lo largo de los últimos años lo hemos conseguido en la caseta municipal, que ha sido el epicentro. Hemos traído grandes espectáculos para todos los públicos y se ha quedado pequeña. Incluso no da cabida a la cena de los mayores. En vez de acoger a 540 personas podría acoger a 1.000. El Ayuntamiento ha volcado muchos recursos en la preferia para que se celebre en paz, orden y tranquilidad. Los hosteleros quieren instalarse en el recinto. Tendremos más casetas de tapas y de copas. Será una gran feria en asistencia. Es muy atractiva para los pueblos de alrededor y estamos recuperando su espíritu.

-¿Y a nivel personal?
-Gracias a mi mujer, Ana José, la vivo de una forma muy especial. Ella ha sabido transmitirme realmente que hay otra dimensión. Para mi es muy importante pedir a los ciudadanos que participen en la feria, que se contagien de ella, pero que participen de nuestras tradiciones, de nuestros actos más representativos. Fue apoteósica la subida del pasado sábado con la ofrenda floral a la Virgen. De hecho, he tomado la decisión que para el año que viene las calles de Villa del Río se despejen porque creo que se lo merece. Desde aquí quiero felicitar al pregonero porque nos contagió de lo que debe ser un pregón en estas fechas. Un pregón dedicado a nuestra patrona. Los días 7 y 8, aparte de divertirnos y tomarnos unas tapas y unas copas con los amigos, debemos acompañar a nuestra patrona. Por eso hago un llamamiento a todos los villerrenses para que estén esos días y en esas fechas en la calle con nuestra Virgen de la Estrella.