+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La rueda

Las vacunas

 

Magdalena Entrenas Magdalena Entrenas
20/11/2020

Anoche tuve la suerte de compartir tertulia con el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, un cordobés de nombre bíblico que se encuentra tan «expuesto» como significa su apellido vasco, Jesús Aguirre, lo menos parecido a un político, porque por encima de todo es médico en unos tiempos en los que lidió primero con la listeriosis y ahora con el miura del covid-19. Y hablamos, cómo no, de las vacunas y de la esperanzadora compra que ya tiene encargada Europa, de la que aquí llegará nuestra cuota.
Veo cada telediario, miro cada día los avances en la enciclopedia más manejable, Google, y estoy aprendiendo a distinguir los índices de fiabilidad, los requisitos de frío o transporte, quién las fabrica, quién las envasa, y hasta quién las distribuye. En fin, que las vacunas y nombres como «Pfizer» o «Moderna» han pasado de ser utopía a una realidad no próxima, pero sí mediana, que nos dan esperanza a los que creemos, antes de que nos asole el virus y nos divida aún más.
Y ahí es donde me detengo y pregunto si no vendrá ahora una nueva división, una nueva polarización y fractura social (¿más aún?) entre los que queremos extender el brazo y que nos pongan la vacuna ya, y los que siguen sosteniendo, como Sarita Montiel, «¿pero qué invento es este?».
Más pronto que tarde vendrán los que se nieguen a ponerse la vacuna y entonces, de manera aún más irreversible, los derechos de unos y otros colisionarán... y explorarán. Al tiempo. Porque ¿hasta dónde llega la libertad de los que ya dicen que no se la pondrán? ¿se les podrá obligar? ¿qué prima, el derecho a la intimidad o a la salud? ¿y el derecho a la vida?
Al aforismo de tu libertad termina donde empieza la mía yo le añadiría... «Y y donde empiezan mis derechos», como el derecho a la vida y el derecho a la salud nuestra, de nuestros hijos y de los que nos rodean. ¿Qué ocurrirá en una empresa en donde un trabajador no quiera vacunarse y ponga en riesgo la salud y la vida de otros? ¿Y si es en un grupo de amigos y es el mismo que te echa el humo del tabaco? La sociedad está dividida y ahora lo estará más aún entre los que quieren ponerse la vacuna y los que la desprecian y atentan con su actitud al resto. Ese desafío permanente que venimos soportando de aquellas personas que creen que esto es un chiste, un invento, una confabulación mundial de grupos y lobbies de presión contra la libertad, aunque los que así lo creen sean de los que nunca han creído en la libertad.
Consejero, en tus manos estamos y que no te tiemble el pulso cuando tengas que decidir, que a valiente nadie te gana.


* Abogada

Opinión

El chat

Joaquín Pérez Azaústre

La banalización de la historia

José Manuel Cuenca Toribio

La joya cerrada

Magdalena Entrenas

Nosotros el pueblo

Francisco García-Calabrés Cobo

Lectores
EMOCIONADO RECUERDO

A mi madre

Mamá, hoy era tu cumpleaños, 5 de diciembre. Esta vez será el primero que no podamos celebrarlo, ...

CARTA ILUSTRADA

Familias pobres sin recursos

En esta situación de emergencia social por la pandemia, muchas familias de nuestros barrios, se ...

CARTAS AL DIRECTOR

El opio del pueblo

El fútbol no es un deporte, sino una religión. Si con la que está cayendo en todos los sentidos y ...

CARTAS AL DIRECTOR

Colegios

Es una vieja aspiración de la izquierda el que desaparezcan los colegios concertados. Ya por el ...

 
 
1 Comentario
01

Por vecino 8:09 - 20.11.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En estos tiempos de pandemia COVID-19 los esfuerzos económicos señora Entrenas deberían focalizarse en reconstruir el sistema sanitario, educativo y asistencial en lugar de invertir en un sistema de autovías y rondas que la propia Junta de Andalucía evalúa en sus documentos como sobredimensionado.