+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Entre líneas

La única clave del ‘bicho’: el tiempo

Los que saben del coronavirus parece que no tienen idea de cómo comunicar sus conocimientos

 

La única clave del ‘bicho’: el tiempo -

Juan M. Niza Juan M. Niza
16/09/2020

En este mundo pandémico está dando la sensación de que los que saben del coronavirus no tienen ni idea de cómo comunicar bien sus conocimientos al resto de los mortales, mientras que los grandes comunicadores, que los hay muchos, o eso aparentan, desconocen absolutamente de qué va el ‘bicho’. Y así nos va. Que lo mismo una mascarilla es casi la panacea para estar libre de contagios que, para uno de los que se declara negacionista, un signo de represión política.

Porque primero el Gobierno central no parecía tener ni pastelera intuición de cómo parar la epidemia en España. Y después llegaron las autonomías ‘competentes’ (nunca más que ahora ‘incompetentes’ en este aspecto) de todos los signos, que demostraron un nivel similar de conocimientos: entre pocos y nulo. Creo que hay un asesor en una autonomía que no satisfecha con perseguir a fumadores, ya que no sabe qué otro palo de ciego dar, ha propuesto que todo el que circule por la calle lo haga a la pata coja porque ha leído en internet que así se contagia menos. Preferiblemente propone usar la pierna derecha.

Humor negro aparte y siendo realistas… aquí la clase responsable no tiene ni puñetera idea de la pandemia y el que diga que sí, por mucho que ponga la voz grave, engolada y convincente, miente como un bellaco.

Y sin embargo entre todo este caos sí que podemos encontrar un precepto claro, simple, indiscutible… más aún: tan cristalino que debe ser la regla de oro útil para que la sociedad y para que cada ciudadano se defienda contra la pandemia. Y es que el problema de fondo no es la salud, ni la seguridad, ni la economía… es el tiempo.

«Todos vamos a terminar pasando el coronavirus», me decían recientemente ante el repunte de casos y las malas noticias sobre los proyectos de vacuna. Y puede que sea verdad o puede que no. Pero esa no es la cuestión. Lo que importa es pasarlo lo más tarde posible porque el tiempo es la clave. Con tiempo ha salido una primera medicación como la descubierta por el Imibic y el Reina Sofía de Córdoba, con tiempo si no llega una vacuna llegará otra, con tiempo habrá más respiradores en las UCI, con tiempo hay más posibilidades de vivir y de tener salud para trabajar y remontar la crisis… Con tiempo habrá más oportunidad de tener tiempo.

Tiempo, tiempo, tiempo… Chocar los codos o saludarse a la japonesa es dar tiempo y lavarse las manos no evita que te infectes mañana, pero sí hoy. La mascarilla no es un trozo de tela en la cara… es tiempo.

Lo malo es que seguimos midiendo esta pandemia con la concepción acelerada de nuestros días, no como en épocas muy anteriores en las que la gente no tendría ni idea de microbiología y epidemiología y se hacían rogativas masivas a Dios que, por cierto, propiciaban que todo dios se contagiara. Cierto. Pero se tomaban su tiempo y nadie aceptaba por las buenas infectarse y morir. Sin embargo, ahora parece que tenemos prisa hasta para ello. Queremos el medicamento hoy, la vacuna mañana y la normalidad para el viernes. Y si no, hasta prefiero coger el coronavirus hoy mismísimo aunque eso me mande al otro mundo. Y ya: esta misma madrugada.

No, no… esto es una carrera de fondo, como la vida misma. Más aún, esta pandemia ha dejado aún más claro que el mundo se divide en dos tipos de personas: los que no dan tiempo al tiempo aunque tampoco lo aprovechen, generalmente los mediocres de siempre, y los que quieren pacientemente tomarse años para lograr sus sueños mientras le dan vida a sus años, a su tiempo.

Opinión

Sube el telón

Emma Riverola

Perdió España

José Luis Casas Sánchez

A mí la Legión

Miguel Ranchal

75 aniversario de la ONU

Francisco Pineda Zamorano

Todo funciona mal

Isabel Agüera

Pato cojo

Ricardo Rivera Pereira

'Assassination Classroom'

Antonio Bueno Armijo

In memoriam

Federico Roca

Las cofradías cordobesas del siglo XXI

Julián Hurtado de Molina

Lectores
FELICITACIÓN

A la Legión, en su centenario

No me pasan inadvertidos los cien primeros años de la Legión, un cuerpo del ejército español ...

MANTENIMIENTO

Parque Cruz Conde

Llevo más de 2o años visitando todos los días (o casi todos) este paraíso de Córdoba. En general ...

DEPORTE EN EL BARRIO

Skatepark Arroyo del Moro

Querido alcalde de Córdoba: Soy Enrique, tengo 12 años y vivo en la zona de Arroyo del Moro. Le ...

SOCIEDAD

Se nos fue Pelagio

¡Un auténtico mazazo cuando mi hija me comunicaba por teléfono que Pelagio Forcada se había ...