+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Editorial

Tres acuerdos frente al electoralismo

 

28/06/2020

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con el acuerdo para prorrogar los ertes que mantienen bajo el paraguas de las prestaciones públicas, pero con su contrato laboral vigente, a millones de potenciales parados en la mano, comentó el jueves: «Una vez más, los agentes sociales nos dan ejemplo». Un «nos» que incluye a gran parte del sistema de partidos español, al que le cuesta poner las grandes necesidades del país, incluso en una hora de zozobra, por delante de sus intereses electoralistas o equilibrios internos. Y eso que ese día se convalidó en el Parlamento el decreto que regula la situación, excepcional pero no sometida a las restricciones del estado de alarma, que se ha venido a denominar «nueva normalidad», con los votos favorables de PSOE, Unidas Podemos, PP, Cs y PNV, entre otros. Y la oposición, únicamente, de un chirriante bloque del no formado por Vox, Bildu, ERC y JxCat.

El apoyo del PP a la convalidación del decreto, y la predisposición a negociar enmiendas cuando se tramite como ley, es un signo positivo que se suma a otros, como la apertura a pactar al menos las conclusiones en el campo sanitario de la comisión sobre la reconstrucción. Con todo, la sinceridad del redescubierto espíritu constructivo de los populares aún deberá pasar una prueba de fuego: mantenerlo una vez cerradas las urnas en Galicia y Euskadi y no repetir aquella jugada de un «giro al centro» para recoger los réditos electorales de la moderación para volver a echarse al monte de la crispación sin cuartel al día siguiente. Si se puede dudar de hasta qué punto el cálculo electoral pesa más en el caso del PP que la responsabilidad, en el caso de los partidos independentistas cada vez es más difícil atisbar una postura o decisión que no esté condicionada por la toma de posiciones ante su electorado.

Pero volviendo a los acuerdos que, respectivamente, renuevan las prestaciones a los autónomos y prorrogan por tercera vez la fórmula de los ertes haciendo que su vigencia alcance hasta el 30 de septiembre, en lugar del 30 de junio: son tres meses de respiro. Con flexibilizaciones y garantías. Para los trabajadores de las empresas que no estén aún en condiciones de reemprender una mínima normalidad en su actividad durante este verano. Para las empresas que puedan replegar parte de su plantilla bajo este marco de mantenimiento subsidiado del empleo si se deben dar pasos atrás en la apertura de la vida social y económica ante posibles rebrotes de la enfermedad. Para aquellas que se desenvuelven en sectores que pueden volver a la actividad más sobre el papel que de forma efectiva. Es muy probable que la tercera prórroga no deba ser la última. Pero las circunstancias, sobre todo las decisiones aún pendientes en Europa, son las que dirán en qué formato y con qué recursos será necesario y posible mantener este respirador activado el próximo otoño.

Opinión

Otra solidaridad

Diario Córdoba

El esfuerzo

Joaquín Pérez Azaústre

Pisando huevos

David Márquez

¿Malos tiempos para la libertad?

Melania Salazar Ordóñez

Eficiencia pública

Diario Córdoba

Cooperar para la sostenibilidad

Manuel García Jiménez

Los columpios

Antonio Agredano

Lectores
OPINIÓN

Mujeres imprescindibles

Aquí en el Distrito Sur, al otro lado del río, hay mujeres magníficas.Dónde ya antes de la ...

CARTA ILUSTRADA

Los árboles de Córdoba

Vengo observando durante esta primavera gran cantidad de talas y de podas en la arboleda de ...

CARTAS AL DIRECTOR

Petición al rector de la Universidad de Córdoba

Desde la plataforma ciudadana Córdoba Lucha, le pedimos su más que necesaria atención y ...

CARTA ILUSTRADA

Un agradecimiento a la solidaridad desde el sur

La carta relata el movimiento de apoyo surgido de personas voluntarias que se han ido ofreciendo a ...