+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Hoy

Tipo listo

 

Qué guay me lo he montado, tío! ¡No dejo de aplaudirme! Jubilado y con un currículum de no haber dado un palo al agua en mi maravillosa vida de vivales, cuentista y aprovechado. ¡Esto es currículum y no lo que se montan esos políticos de tres al cuarto! No pueden imitarme porque se les vería el plumero. Pero yo no; yo soy un tipo listo. Estudié con una beca salario, de aquellas del franquismo; saqué mi oposición, pegué un buen pelotazo con mi boda, me apunté a un partido político y un sindicato, y... ¡Pedí la excedencia! A mí, Andalucía, España y la Humanidad me importan la deposición de una vaca. A mí solo me importa mi yo mí me conmigo para mí. Y empecé a discursear. ¡Qué piquito tengo! De esto sí que no pienso jubilarme, porque, cuanto más viejo, mejor hablo. Y me fui cargando la política a mayor gloria de mí mismo; me cargué la entidad financiera de la que fui consejero, y mi partido, y mi sindicato, y la madre que me depositó en el mundo. Yo iba y venía con mi cuento, mi coche oficial, mis gastos de representación, mi Parlamento, mis Cortes, mi Bruselas; y fui desarrollando esta barriga de caballo percherón, esta labia de cotorra, este belfo de perro perdiguero y de viejo zorro tras estas gafas, que me pongo sin que me sirvan, porque me dan mi aire de intelectual. Y mi mujer se ha ido volviendo tonta de contemplar mi resplandor olímpico; y mis hijos, por ahí en sus buenas vidas; y mi casa palacio. En los años ochenta me monté, y en los noventa me forré. Y cuando me llegaba la edad de jubilarme, pido la incorporación a mi puesto de trabajo, porque me habían respetado los trienios como si hubiera trabajado; y enseguida, la jubilación; ¡a seguir viviendo del cuento, a escribir mis memorias y esos artículos que solo son más deposiciones de la vaca!

¡Qué bien me lo he montado! ¡Soy un ejemplo a imitar! Un poquito de izquierdas, un poquito antifranquista, un poquito feminista, un poquito memoria histórica, un poquito autonomista, un poquito ecologista, un poquito pacifista. ¡Quién se acuerda ya de lo que hice hace cuarenta años, cuando empezó la demolición de la ruina social y cultural que ahora tenemos! Yo, a babosear, paniaguado, trepa, cuentista, con mi pose de niño bueno y comprometido. Y ahora, ¡a vivir! ¡Soy un tipo listo!

* Escritor

Opinión

Gestionar la cuarentena

Francisco García-Calabrés Cobo

Traición al régimen

David Márquez

Cuidados intensivos

Raúl Ávila

Mi derecho a la tristeza

Octavio Salazar

El virus y la amistad

Magdalena Entrenas

La inconsciencia

José Manuel Ballesteros Pastor

Pandemia y ocio

Carmelo Casaño

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Miopía en tiempos de excepcionalidad

Sobre las acciones que el Ayuntamiento debería llevar a cabo con más rapidez para apoyar a la ...

CARTAS AL DIRECTOR / CORONAVIRUS

Crisis inevitable

Trasladen mi enhorabuena al profesor Pérez Alcalá por su artículo Un tratamiento provisional ...

CARTAS AL DIRECTOR / PERROS EN LA CALLE

Incivismo

Hace un año que mi calle, Pedro López, y su aledaña, Gutiérrez de los Ríos, estaban en obras. ...

CARTA ILUSTRADA

Todo tiene fecha de caducidad

Una reflexión sobre la pandemia del coronavirus y la figura de Leonardo da Vinci