+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Hoy

Taxidermia

 

Primero te mataron el alma, haciéndote creer que eras libre, y te creíste libre. Luego vendiste tu vida hasta la sangre y todas las palabras, y pervertiste la verdad. Luego llenaste tu vacío con paja, con corcho y vanidades. Cambiaste tus huesos por alambres; tus venas, por aire y por olvido. Y donde hubo un cerebro y se escuchaba un corazón, ya no saltan dudas ni zozobras, solo apariencias y vacío, una piel sin estremecimiento y esa pose congelada de iniciar un movimiento desde lo que dices ser la plenitud de tu horizonte. Eres sólo una sensación de certeza y libertad, de poder llegar más lejos y más lejos. Eres sólo el aspecto de la sabiduría, como si poseyeses los arcanos de la existencia. Tu boca se abre con la forma de un grito de inmortalidad, pero tu lengua es de escayola, y nunca volverá a salir de ella el cálido aliento de la esperanza. Ya no tienes miedo, ni vértigo, ni dudas, ni te muerde la angustia con sus incertidumbres. Eres solo la apariencia de dominar el misterio de la vida, del tiempo y de la eternidad. Quien se pone ante ti te admira y te pregunta, pero tú sigues mirando impasible al hueco que posees del amor y de los sueños. Te crees para siempre fuerte, y que la muerte ni rozará tu esencia. Te crees alguien ante quien llega a ti, porque ya no te cansarás jamás, ni llorarás, ni te mostrarás débil en el suelo, ni te dañarán la noche ni la desesperación; siempre igual, sin cansarte, sin dar ni recibir, sin reír o estar triste. Te crees que has llegado a tu dominio y que ya no necesitarás a nadie, ni siquiera a Dios. Te crees que puedes vivir sin amor porque solo expresas poder y lejanía, porque tu reino es el silencio, la soledad y el frío de ser la muerte siempre. Por eso tu mirada solo es un abalorio de cristal. Solo te quiere el gorgojo de la melancolía, que orada tus cavernas y te convierte en polvo; y crees caminar, arriesgarte, luchar, aventurarte, alcanzar la cima más alta, pero eres la nada siempre.

* Escritor

Opinión

Emergencia machista

Diario Córdoba

La Magna

Manuel Fernández

Política sin historia: desastre seguro

José Manuel Cuenca Toribio

Pancartitas

Joaquín Pérez Azaústre

Emergencia

María Olmo

Eduardo Agüera

Diario Córdoba

El otoño, de nuevo

Antonio Gil

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA INTERNACIONAL

Erdogan puede ser Trujillo

Mi actual residencia en San Juan de Puerto Rico me lleva a que me esté interesando por los ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Plagio filosófico

Todo el mundo sabe porqué Manuel Cruz es presidente del Senado, por lo mismo que Meritxel Batet lo ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Cayetana, doblemente extranjera y marquesa

Cualquiera que lea esta carta puede pensar. y con razón, que soy extranjero, porque mi  apellido ...

CARTA ILUSTRADA

El morbo mediático

Me pregunto, qué calidad de medios de comunicación tenemos que en la última semana  han dedicado ...