+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Paso a paso

Tabarnia

 

Francisco Dancausa Francisco Dancausa
03/01/2018

La democracia tiene eso de grandeza y también de miseria subsidiada: están los que la instrumentalizan o subvierten para intentar imponer sus quimeras ideológicas y los que la usan como expresión del ingenio, el talento, la inteligencia y la pedagogía; y hasta de la reivindicación necesaria. Ahí están los creadores y padres de Tabarnia. La noticia de este lugar de Cataluña cuyo nombre, sin querer acordarnos, saltó a los medios de comunicación como una especie de argucia ingeniosa y humorística que nos sirvió a muchos de los que estamos hasta salva sea la parte de los secesionistas, para aplicarnos un PNL que nos ayude a no traumatizarnos más de lo debido en el plano patriótico. Pero al tirar del hilo y encontrarse con el promotor del proyecto, esto es, Jaume Vives, uno descubre con delectación que no solo es una ocurrencia, sino una estrategia que viene a reivindicar y contrarrestar la lacra secesionista. Vives lo expresa sin rebozo: «Promovemos una Barcelona fuera de Cataluña por pura supervivencia». Los secesionistas y la Ley D’Hondt, esta última para ponderar a la Cataluña rural y subvencionada por encima de las áreas metropolitanas de las provincias de Barcelona y Tarragona, están poniendo en un serio aprieto económico y social a una comunidad autónoma que si por algo se ha caracterizado en estas últimas décadas es por un concepto: el progreso. Así de simple y a la vez complejo. ¿Y qué es el progreso para que podamos entender el daño secesionista hacia este? Pues desarrollo continuo, gradual y generalizado de una sociedad en los aspectos económico, social, moral, científico, cultural, etc. Esto es lo que se quieren cargar los secesionistas y lo que los taberneses con sorna o sin ella quieren salvaguardar. Hasta la Real Academia Española (RAE) se ha mojado y ha propuesto utilizar el gentilicio «tabernés». Todo sea por, con esta especie de sagaz locura geopolítica, poner un poco de cordura.

* Mediador y coach

Opinión

El casco histérico

Juan M. Niza

Francisca Aguirre

Diario Córdoba

Ana Barceló

Diario Córdoba

A 100 años del fin de la Gran Guerra

José Cobos Ruiz de Adana

Diosa profanada

Marcos Santiago Cortés

Plasticolandia

Ester Oliveras

SOS, fornite

Francisco Dancausa

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / SOBRE EL ABORTO

Amar, respetar y defender la vida

El 1 de octubre Diario CÓRDOBA publicó un noticia sobre el «acoso y hostigamiento» a mujeres y ...

CARTAS AL DIRECTOR / CONVIVENCIA SOCIAL

¿Regreso al pasado?

Cuando era un niño, a finales de los setenta, escuchaba en casa conversaciones en las que mis ...

CARTA ILUSTRADA

Fútbol en los patios de recreo

La hora del recreo es el momento de expansión que tienen niñas y niños para relacionarse ...

CARTAS AL DIRECTOR / CÓRDOBA CF

Vergüenza

El Córdoba CF se niega a devolver la diferencia entre el precio original del suplemento para el ...