+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Stop a la improvisacion sobre peatonalizacion

 

RAFAEL Soto
17/11/2013

Se ha convertido el debate sobre la peatonalización o no en controversia manida en el que cada uno habla según sus propios intereses personales o de colectivo y sin tener en cuenta el global bien común del conjunto de personas que habitamos el espacio concreto. Como cualquier política de conjunto de ciudad y, en este caso, afecto al centro y casco histórico de Córdoba, requiere de una concienzuda política de planificación, así como de una cuidada política de ejecución. No se pueden realizar actuaciones aisladas e inconexas pensando que se avanza en un plan para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y las posibilidades para el turismo, cuando el parque de aparcamientos para los residentes de la zona es inexistente: primero porque las viviendas, en su gran mayoría, no incluyen cocheras particulares en su haber, y segundo, porque realizar una reforma en una vivienda del casco supone una letanía de obstáculos legales y funcionales en Urbanismo que gravan aún más la costosa obra a realizar para que ello sea posible, que no siempre lo es por la especial morfología del entorno y el caserío.

Una de las grandezas del casco histórico de Córdoba es que aún está vivo; es un barrio de Córdoba que, si juntamos sus antiguas collaciones, es el más grande de todos los barrios, el más personal, pluripersonal, de todos por aunar riqueza patrimonial, diversidad comercial, diversidad de clases sociales que se interrelacionan entre sí sabedoras del privilegio y gravamen que les supone vivir aquí, pero todas ellas impregnadas de un carácter especial que el resto de la ciudad, si quiere encontrarlo, tiene que venir aquí.

Por tanto, sin una red de aparcamientos para residentes en todo el anillo del casco/centro e incluso dentro del mismo en zonas cercanas al núcleo, sin facilidades para la carga y descarga de los comerciantes, desconociendo que el residente de San Francisco no tiene porqué sólo restringir su movilidad rodada al entorno de la calle la Feria, que el de San Agustín pueda entrar a su casco por el ramal que quiera --salvedad hecha de los emblemas de la ciudad--. En definitiva, sin el conocimiento que no se puede enjaular al residente que hace que el casco histórico siga vivo --porque es el que sustenta el comercio de barrio cada día más azotado por el envejecimiento de la población de una zona que quiere avanzar hacia la contemporaneidad sin renunciar un ápice a los valores que le son intrínsecos y que son las propias administraciones protectoras las que los violan contantemente con su arquitectura y urbanismo irrespetuoso-- no se puede seguir peatonalizando y tampoco sobrecargando el viario angosto de estos barrios por mantener intactas las inadecuadas mono-pavimentadas plataformas de granito gris en que se han convertido las nuevas y anchas calles peatonalizadas para convertir las tortuosas calles de su entorno --que por diferencia son las verdaderamente residenciales e inapropiadas para el flujo de tráfico rodado-- en un laberinto carcelario y asfixiante que expulsa del núcleo de la ciudad al residente por hartazgo. Un buen ejemplo es el barrio de San Basilio, donde se han eliminado de sus calles los coches gracias a un aparcamiento cercano junto a la muralla de Puerta Sevilla (que se puede sujetar a debate de idoneidad o no de la ubicación del aparcamiento junto a ese bien BIC, pero no de su efectividad para el barrio). Entonces el debate ya no es de simple respuesta afirmativa o negativa, sino condicionado a que para llegar a un buen fin debe ejecutarse la planificación ordenadamente y conociendo que la casa nunca se empieza por el tejado.

Apliquemos de una vez el sentido común. Hagamos un alto en las peatonalizaciones y tomemos algún tiempo a digerir. Comprobemos si ha merecido la pena tanta peatonalización y qué sacrificio hemos pagado. Seguro que muchos estaremos disfrutando y otros maldiciendo. Es nuestra idiosincrasia.

* Presidente del Consejo de Distrito Centro

Opinión

Aranceles a golpe de tuit

Diario Córdoba

Maria Sánchez

Diario Córdoba

Boris Johnson

Diario Córdoba

Juan R. Martínez

Diario Córdoba

Los pirómanos

Joaquín Pérez Azaústre

La innombrable

Jesús Vigorra

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / RECUERDO

Un médico y persona ejemplar

Al ocupar mi padre la plaza de conserje en el edificio de la calle Sevilla nº 1, domicilio del ...

CARTAS AL DIRECTOR / DEMANDA VECINAL

Los mayores de Levante y Lepanto

Me es grato dirigirme a usted con el ruego de que tenga a bien insertar en su digno periódico el ...

CARTAS AL DIRECTOR / CATALUÑA

Lo que nos merecemos

En relación a lo que estamos viviendo con Cataluña, quiero manifestar mi humilde opinión en cuatro ...

CARTAS AL DIRECTOR / PRIEGO

Se han cargado los 'zapateros' de la Fuente de la Salud

Mi última visita a Priego me reconfortó grandemente en lo espiritual y en lo físico. Hacía tiempo ...

   
5 Comentarios
05

Por movilidad reducida 18:30 - 17.11.2013

Y mucha gente, sobre todo con movilidad reducida, no misa el centro a causa del corte del transporte público. Alguien que vaya al Consistorio en autobús, qué hace para ir en autobús a Ciudad Jardín o Poniente??? Lamentable la incompetencia política!!!

04

Por alonso 18:17 - 17.11.2013

La combustión de los hidrocarburos fósiles que utilizan los coches son responsables de miles de muertes por cáncer de pulmón en las ciudades. Solo debería permitirse circular por el centro transportes públicos que no utilizaran este tipo de combustibles. En el centro de Córdoba, no se puede permitir que cada ciudadano utilice el coche, sencillamente porque no caben. Las grandes superficies son los que han secuestrado la economía de los pequeños comerciantes, y no que hayan peatonalizado una parte del centro. La peatonalización de hecho ha salvado una buena parte de esta debacle. Pasear por el centro es ahora posible y saludable.

03

Por Luisa 16:59 - 17.11.2013

Gracias a la peatonalización cada vez disfruto más del centro.

02

Por incompetencia urbana 10:14 - 17.11.2013

Nuestro casco histórico data de hace micho tiempo, el coche desde mediados del siglo pasado, pero se ha intentado que la ciudad entera se adapte a su movilidad. Ya en este siglo, urbanistas xontemporàneos establecen nuevas ciudades sin el coche, que ha perdido el protagonismo de antaño. Sin embargo, la xolumna vertebral de las nuevas ciudades es el transporte público. En Còrdoba, se ha cometido un error monumental al romper el eje padres de Gracia Tendillas Ronda de Tejares con el corte de la arteria (esencial) se la c/ Cruz Conde. El antiguo centro comercial de la ciudad se ha aislado, mientras que no hace tanto tiempo era el motor comercial. Y se piensa que con peatonalizar a diesteo y siniestro se es ecololoista o moderno. El transporte público debe ser una prioridad en una ciudad dinàmica y próspera.

01

Por vecino 9:37 - 17.11.2013

Gravísimo problema con la circulación y aparcamiento, cada vez menos cordobeses vamos al centro.