+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Cielo abierto

Serrat 75

 

Serrat en su apogeo mediterráneo, con olas musculares de luz y oscuridad, de atardeceres rojos, cantores y embusteros, no es sólo un juglar, no es un poeta, sino un estado de ánimo. Yo podría levantarme un día rodeado de los míos, después de cantar Lucía, levantar una copa esmaltada de vino y decir: Hoy estoy Serrat. ¿Hay otra manera de cantar, de sentir y vivir? ¿Hay otra manera de escucharlo? En fin, en esto como en todo hay opiniones y la mayoría son respetables. Pero si Sabina ha sido el cantautor o el letrista más dotado de toda nuestra historia, Serrat nos ha tocado ese nervio invisible que se enciende y se inflama en la intensidad de vivir. Serrat vuelve a estar de tensa actualidad no sólo por sus espléndidos 75 años recién cumplidos, sino por haber respondido -o mandado callar con elegancia- a alguien que le exigió, desde la opacidad encubierta del público, que cantara Mediterráneo en catalán porque estaban en Barcelona. Serrat paró el espectáculo con suave autoridad y respondió al vacío -porque sólo desde el vacío definitivo se le podía reprochar algo así- que llevaba seguramente en Barcelona cantando y trabajando por la ciudad mucho más tiempo que él y que era la primera vez que alguien interrumpía así ese espectáculo, que ha rodado por el mundo, y que por eso podía sentirse orgulloso. De su imbecilidad, añado yo. A Serrat le tiene que parecer paradójico que los mismos que hace cuarenta años le exigieron que cantara en español, cuando rehusó ir a Eurovisión para reivindicar el catalán, le exijan ahora que cante en catalán. Porque son los mismos perros, y el collar se parece. Me gusta y amo todo Serrat: en catalán, en castellano. El Serrat del Poble Sec escrito por Manuel Vázquez Montalbán. El de Paraules d’amor. El amigo del gran novelista Juan Marsé, con Teresa de baile. Aquella Barcelona con noches en Boccaccio y Gil de Biedma. Amo Mediterráneo, que es un lema de vida, de carne y de sentidos. Y amo su horizonte en libertad.H

* Escritor

Opinión

El violador eres tú

Magdalena Entrenas

Como misioneros

Manuel Fernández

¿Progresista es progreso?

Melania Salazar Ordóñez

Sin orgullo

Joaquín Pérez Azaústre

Pro luces

María Olmo

Galdós y el ejército

José Manuel Cuenca Toribio

El clima a debate

Manuel Piedrahita

La verdad desnuda

Pilar Redondo. Escritora / Córdoba

La siesta del irlandés

Ramón de España

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / MEDIO AMBIENTE

No quieras salvar el planeta... Sálvate tú

Aunque es posible que encuentre una cierta reticencia en cuanto a mis puntos de vista --digamos ...

CARTAS AL DIRECTOR / FORMACIÓN

Réquiem por la Escuela Municipal de Idiomas de Baena

Concebida para suplir la carencia  de una Escuela Oficial de Idiomas, que los políticos de turno ...

CARTA ILUSTRADA

Contaminación visual en el Paseo de Córdoba

El Defensor del Pueblo Andaluz solicita al Ayuntamiento de Córdoba aclaraciones sobre la legalidad ...

CARTAS AL DIRECTOR / ESTADO DEL BIENESTAR

La indignidad de los Servicios Sociales Comunitarios

Me produce pudor y respeto hablar de ello, del deterioro y desgaste profesional de un servicio ...