+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Guadalquivir

Santa Clara

 

Santa Clara -

Manuel Muñoz Rojo Manuel Muñoz Rojo
02/07/2020

Hace cincuenta años, las últimas monjas del convento de Santa Clara de Palma del Río abandonaron un inmueble en ruinas. Aquellas religiosas partieron para Córdoba, Sevilla, Belalcázar y otras localidades con conventos de la orden franciscana femenina. Llorando dejaron un monasterio con cinco siglos de historia. El obispado se quedó como propietario de un edificio inmatriculado cerrado a cal y canto. La hierba se convirtió en arboleda perdida por columnas y capiteles, por claustros desangelados. Tuvo que llegar la democracia para mostrar sensibilidad por el patrimonio.

Fueron años de iniciar conversaciones, de apuntalar muros y techos, de montar tejados urgentes para que la lluvia filtrada no terminara de destruir un edificio tan bello. Y con muchas actuaciones y ayudas públicas, como muchas escuelas taller se salvó para mayor gloria del patrimonio histórico artístico de nuestro querido valle del Guadalquivir. El Ayuntamiento tomó la decisión definitiva de comprar el edificio al obispado y registrarlo como patrimonio de toda Palma del Río. Por fin, la joya mudéjar renacentista enteramente de la ciudadanía.

Si aquellas monjas palmeñas, la abadesa Serafina Angulo o sor Carmen de Jesús, Trinidad Cano vieran lo bonitos que están sus patios, galerías, coro alto y bajo, las enormes celosías, el hermoso claustro... volverían a preparar pamplinas, roscos, magdalenas, recortes de formas y venderlas por el torno entre azulejos de bella lacería y ecos de voces perdidas. Aquella Santa Clara de clausura abierta al mundo del siglo XXI, patrimonio mueble, restaurado, salvado y encajado en una operación donde saldrá adelante una nueva biblioteca sobre una iglesia inconclusa que será templo de las letras en un acuerdo unánime de la corporación palmeña. Refresquemos la memoria en la única piscina municipal que se abre en la comarca y se avista que no habrá ferias en toda la comarca. Maldito virus.

* Historiador y periodista

Opinión

Las cuentas del Consejo Europeo

Gabriel M. Pérez Alcalá

El subsuelo

Magdalena Entrenas

La hora del rey

Miguel Aguilar

No somos tan buenos

Marcos Santiago Cortés

¿Por qué una monarquía?

MANUEL Piedrahita Periodista

Pisos

ANTONIO Agredano Escritor

El café de los maestros

Catedrático JOSÉ MANUEL Cuenca Toribio

Lectores
MEDIO AMBIENTE

Jesucristo iría en bicicleta

Predicaría con el ejemplo, se desplazaría a pie, en transporte público o en bicicleta. Si Jesús ...

CORONAVIRUS

Reflexión sobre la muerte de Nanda Casado Salinas, enfermera

Compartíamos el mismo nombre, apellido y vocación. Coincidimos en el inicio de nuestra andadura ...

LA SITUACIÓN SOCIAL

45 años de pandemia

Los que rondamos los 55 tenemos vagos recuerdos de la época de la dictadura. Sin embargo ...

LA despedida a ANGUITA

Agradecimiento al pueblo de Córdoba

Quisiera expresar al pueblo de Córdoba mi más profundo agradecimiento por el cariño y respeto que ...