+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La rueda

Quién quiere ser popular

«Las redes sociales no fueron diseñadas para ser un vehículo de la autenticidad»

 

Mónica Vázquez Mónica Vázquez
21/01/2021

Quién me iba decir a mí que a medio camino del doctorado descubriría que la expresión reality show sirve para describir contenidos capaces de causarme absoluta fascinación.
The Circle es un reality show británico disponible ahora en Netflix en el que los participantes compiten por un premio de 50.000 libras en unas condiciones que ahora, tras una pandemia mundial y sus consecuentes cuarentenas, se nos hacen menos excepcionales que en 2018, cuando se lanzó el programa. En él, los participantes se mudan a diferentes pisos de un mismo edificio en los cuales estarán aislados del mundo exterior. Sin teléfono ni acceso a medios de comunicación, y sin la omnipresente compañía de internet, los participantes deberán interactuar entre ellos mediante el uso de una red social cerrada en la cual solo es posible chatear por texto y participar en diferentes actividades programadas. Los participantes deberán votar a sus compañeros de competición varias veces a lo largo de la competición, y quien reciba los mejores ‘ratings’ será proclamado vencedor del programa. Pero antes de las votaciones, antes de lanzarse a las actividades grupales y entablar conversaciones, los participantes necesitan crear sus perfiles. Como si estuvieran abriendo su primera cuenta en una red social real, eligen fotos, escriben una descripción, invocan emoticonos y ‘hashtags’, creando la versión de sí mismos que consideran más apropiada para ganar un concurso de popularidad. Pero no todo el mundo decide ser en la red social quien le devuelve la mirada en el espejo, y aun quien elige aferrarse a esa verdad se quedará corto en el intento de ser él mismo. Las redes sociales no fueron diseñadas para ser el vehículo de esa autenticidad que tanto nos gusta valorar por encima de todas las cosas, sino para facilitar la creación y aumentar el alcance de una narrativa, que cuanto más concreta y fácil de digerir, más propensa al éxito será. La identidad real de uno no es ni concreta ni fácil de digerir, pero estando inmersos en el constante concurso de popularidad que es la vida, conviene saber que ganó el concursante que más mentía.

* Periodista y música

Opinión

Actualizar nuestro himno

Marcos Santiago Cortés

José Jiménez Poyato en la memoria

José Cobos Ruiz de Adana

Aznar está de vuelta

José María de Loma

Pedro, los Pablos y Pasapalabra

Carmen Martínez-Fortún

Einstein y la CNT

Miguel Ranchal

Hablas andaluzas

Manuel Molina González

Andalucía, ayer y hoy

Isabel Agüera

Contra la historia

José Luis Casas Sánchez

Listos muy listillos

Alberto Díaz-Villaseñor

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / LA EXPLOSIÓN DE GAS

País de justicia archivada

Un nuevo escándalo judicial en un caso con cuatro muertos, diez heridos y docenas de personas ...

CARTAS AL DIRECTOR / Al AYUNTAMIENTO

Política de multas en la ciudad de Córdoba

Con motivo de una feliz estancia en su maravillosa ciudad nos trasladamos el mes de octubre a ...

CARTAS AL DIRECTOR / DEPORTES EXTREMOS

Demanda de un nuevo ‘skatepark’

Actualmente vivimos una crisis que afecta al deporte, en concreto a los deportes extremos en lo ...

carta ilustrada

Héroes de la residencia del Figueroa

Confieso que he vivido... Los héroes de la residencia del Figueroa. Antonio, "te cambiará la vida, ...