+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

No me digas...

¿Qué habéis hecho mal?

 

Se oye últimamente en los medios de comunicación una pregunta que apunta directamente hacia el ciudadano: «¿Qué hemos hecho mal?». Lo repiten los gobernantes y ya va calando entre la población. Pero uno tiene la sensación de que, en general, y más que en general, la gente se ha tomado el asunto en serio, por lo tanto ese «qué hemos hecho mal» parece que debiera focalizarse hacia determinados colectivos, cambiando el «hemos» por el «habéis». Pasa como cuando nos muestran el hambre, las guerras, las pandemias (sí, las pandemias) y la contaminación en el resto del mundo y nos dicen que «no somos» solidarios, ni conscientes, ni responsables, como si de nosotros dependiera el presupuesto nacional para la solidaridad, o la capacidad de perseguir a los infractores que contaminan, o el poder de enviar médicos y medicinas adonde se necesita. Pues bien, esa culpabilización general nos vuelve a ser lanzada ahora con su interesado «¿qué hemos hecho mal?». Cuando uno, la verdad, en general ve a su alrededor el miedo que guarda la viña y que nos hace ser obedientes a las indicaciones muchas veces absurdas y contradictorias que se nos dan. No, en esta ocasión si hay que buscar culpables, culpables concretos, miremos a los de las, al parecer, imprescindibles fiestas sociales o familiares, los de la diversión nocturna como si no hubiera un mañana, y también, y especialmente, a quien tiene la autoridad y la sartén por el mango. «¿Qué habéis hecho mal?». ¿Por qué sólo destacabais el resistiré y lo fuertes y maravillosos que íbamos a salir? ¿Por qué ese triunfalismo y la mentira de haber vencido al virus? ¿Por qué mostrar aplausos y no enfermos en las UCI, camiones de ataúdes y hospitales desbordados, que quedaban sólo como simples comentarios justo antes de la imagen del enfermo recuperado entre aplausos? ¿Por qué no cerrasteis puertos y aeropuertos ni filtrasteis a los visitantes, ni hicisteis tests? ¿Por qué confináis a un país en vez de a los focos, como se hace ante cualquier pandemia? ¿Por qué mostráis siempre la realidad de África, y no la de aquí? Vosotros sois los principales culpables, mientras intentáis subiros el sueldo.

Opinión

Machado

Manuel Muñoz Rojo

Un reto de ciudad (y 2)

Desiderio Vaquerizo

El tiempo prestado

Miguel Donate Salcedo

Enfermeras

María Olmo

Autonomía, autonosuya

José Manuel Ballesteros Pastor

Sucedió hace 40 años

José Javier Rodríguez Alcaide

Pin parental, familia y educación sexual

José Antonio López García

23F

Francisco Dancausa

Lectores
cartas

Más sobre vacunas: La no vacunación de los mutualistas funcionarios

Hemos llamado repetidamente a esa delegación solicitando que nos detallen por qué mi madre de 91 ...

CARTAS

Más pobreza: Llamada al corazón

No sé si es una experiencia general pero --desde que empezó la pandemia-- me preguntan muchas más ...

CARTA

Alimentos andaluces: Tirar piedras a su tejado

Entre la variopinta composición del Gobierno de España, hay un andaluz, de Málaga por mas señas, ...

CARTAS

Vacunación: «Lo público»

Pocas veces se reconocen los méritos de «lo público». Hoy yo quiero hacerlo, diciendo en voz alta ...