+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Para ti, para mí

¿Qué fue del mítico 1968?

 

Antonio Gil Antonio Gil
04/02/2018

Acaba de celebrarse un congreso internacional, a finales de enero, en la Ciudad Condal, con el título ¿Qué fue el 1968? Una lectura medio siglo después, organizado por el Ateneo Universitario san Panciano, la Universidad de Barcelona y el Pontificio Comité de Ciencias Históricas. Se trataba de releer en perspectiva histórica, cincuenta años después, la cadena de protestas que sucedieron en Francia y especialmente en París durante los meses de mayo y junio de 1968 y que constituyeron la mayor rebelión estudiantil y la mayor huelga general de la historia de Francia y de toda Europa occidental. Unos hechos iniciados por grupos de estudiantes contrarios a la sociedad de consumo a los que se unieron grupos de obreros industriales, los sindicatos y el Partido Comunista francés. Ha sido enriquecedor el enfoque interdisciplinario del congreso: desde la historia, el trasfondo filosófico, las consecuencias en la ciencia, la política, la educación, el arte, la literatura, el cine y en la vida eclesial. Una de las consecuencias del mayo francés, coincidiendo con el posconcilio, fue la crisis del principio de autoridad. Según Gianni La Bella: «El catolicismo europeo occidental fue dominado en el transcurso de un largo decenio por una paralizante poralización que perdió de vista al verdadero enemigo: el de una sociedad que se estaba secularizando y ponía en discusión los valores y los modelos de vida. La engañosa prospectiva del catolicismo de la disensión fue la de creer poder modificar políticamente a la sociedad para poder reformar y casi revolucionar a la Iglesia». Josep-Ignasi Saranyana, presbítero y profesor de la Universidad de Navarra, manifestaba que «la revolución del 68 es la madre de todas las revoluciones porque, de alguna manera, cierra un ciclo que había empezado mucho antes y comienza una nueva etapa de la cultura humana que no sabemos dónde acabará». Como bien señala en su editorial el periódico Catalunya Cristiana, «la movilización del mayo del 68 puede ayudar a interpretar movimientos posteriores como el de los indignados, cuyas consecuencias siguen vigentes en los partidos antisistema». Para el profesor Francesc Torralba, algunas ideas del mayo francés siguen siendo incisivas en el momento histórico que nos ha tocado vivir: «La crítica al consumismo, la necesidad de empoderar al pueblo, la búsqueda de la emancipación y de la equidad de derechos, el anhelo de la justicia social, el antibelicismo, pero otras pecan de una profunda ingenuidad antropológica y de una clara falta de pragmatismo para articularlas política y socialmente». La historia, suele decirse, es maestra de la vida. Por eso, este tipo de congresos tienen tanto interés. Contemplando lo que ocurrió y sus consecuencias, podemos vislumbrar muchos porqués de lo que está ocurriendo ahora. El mayo del 68 encendió la llama de la fuerza de unas protestas articuladas en el sistema, que vendrían a ser «las urnas de la calle», con la agravante de que su voto lleva incluida la violencia y la destrucción.

* Sacerdote y periodista

Opinión

El ratón nonagenario

Miguel Ranchal

Un tópico necesario

José Luis Casas Sánchez

El verbo se hizo calle

Alberto Díaz-Villaseñor

El dilema de India

Georgina Higueras

Alegría y tristeza de Asia Bibi

José Antonio López García

Acuerdos universales

Isabel Agüera

Rafael Blanco

Diario Córdoba

Carlos Ghosn

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / SALVADOR DE PRADO

Premios en Baena

El pasado día 9, con la presencia del presidente del Parlamento de Andalucía, los alcaldes de ...

CARTAS AL DIRECTOR / FUERZAS ARMADAS

Al Gobierno de España

Ha sido este Gobierno del PSOE el que por fin ha acabado con la injusta discriminación que ...

CARTAS AL DIRECTOR / SOCIEDAD

La soledad del mayor

En España hay un 41,8% de personas con más de 65 años que viven solas, y de ellas el 71,9% son ...

CARTA ILUSTRADA

Tibieza y temor

Demasiada tibieza se percibe en la renovación del nomenclátor del callejero, optando en ocasiones ...