+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Ars memoriae

El próximo domingo

La fecha de la proclamación de la II República, referencia de nuestra historia reciente

 

Existen afirmaciones que, por repetidas y conocidas, acaban convertidas en un lugar común. Pasa con los testimonios acerca del 14 de abril de 1931, dada su coincidencia en que se trató de un acontecimiento pacífico. Todo fue consecuencia de las elecciones municipales celebradas dos días antes. Desde el llamado pacto de San Sebastián de agosto de 1930 las distintas fuerzas antimonárquicas se habían puesto de acuerdo en la formación de un Comité Revolucionario cuyo objetivo era, entre otros, preparar una insurrección contra la monarquía y proclamar la república. La vía insurreccional fracasó en diciembre de 1930, cuando la guarnición de Jaca no esperó hasta el día 15, fecha prevista para el levantamiento. Los capitanes Galán y García Hernández fueron fusilados y la mayoría del Comité revolucionario fue a la cárcel. No obstante, tras la dimisión del general Berenguer como presidente del Gobierno (había sustituido a Primo de Rivera), hubo un intento de acercamiento a los presos de la cárcel Modelo, quienes se negaron a toda forma de colaboración.

El rey encargó formar gobierno al almirante Aznar y se convocaron elecciones municipales para el día 12 de abril. Días antes de los comicios, los detenidos en diciembre fueron juzgados y salieron en libertad, pero lo importante es que aquel juicio se convirtió en un acto de propaganda republicana. Se consiguió la creación de un ambiente favorable a la consideración de las elecciones como un plebiscito sobre la monarquía, inclusive entre los mismos monárquicos, a pesar de que entre las filas republicanas no había muchas esperanzas. La interpretación del resultado electoral, a la vista de lo ocurrido en las grandes ciudades, daría paso a que el rey abandonara España, no como resultado de una conspiración ni mucho menos de un golpe de estado, sino como la aceptación de una realidad, más aún tras el fracaso de un intento de negociación en la mañana del día 14 entre Romanones y Alcalá-Zamora en casa de Marañón. Alfonso XIII salió de Madrid casi al mismo tiempo que en la Puerta del Sol el Comité revolucionario proclamaba la II República española y se convertía en Gobierno provisional de la misma.

El 17 de abril de 1932, en Crónica, el periodista Pedro Massa publicaba una entrevista con el presidente de la República, Niceto Alcalá--Zamora, que en esos días del primer aniversario de la proclamación republicana estaba de viaje en Mallorca, y al recordar aquella fecha le decía: «Ninguno de nosotros deseaba llegar a acto ninguno de violencia. Supuesto que la revolución se había iniciado ya pacífica y legalmente en las urnas, pacífica y legalmente aspirábamos a consumarla». Luego narra cómo, al no obtener respuestas de Romanones de su ultimátum para que el rey abandonara Madrid antes de la puesta de sol, se dirigieron hacia al ministerio de la Gobernación, en la Puerta del Sol, donde se agolpaba la multitud. Al entrar en el edificio las fuerzas de la guardia civil que había dentro les presentaron armas: «De hecho y de derecho la República acababa de instaurarse en España. La victoria había sido ejecutada en todas sus partes. Todo lo demás serían ya naturales consecuencias del gran hecho histórico». Y al final de la entrevista, el presidente añadía: «República y Patria, hoy por hoy, es algo inseparable, y atacar a la una es herir a la otra». Algunos falsos patriotas no lo entenderían así, y acabarían con el régimen republicano mediante el acto ilegítimo de un golpe de Estado.

El próximo domingo unos celebrarán un acontecimiento de la mitología cristiana que sitúan hace un par de milenios, otros tenemos una memoria histórica más corta y nos quedamos más cerca en el tiempo, recordaremos con una bandera tricolor en la solapa que el 14 de abril es una fecha de ineludible referencia en nuestra historia reciente.

* Historiador

Temas relacionados
 
Opinión

Póngase la mascarilla

José Antonio López García

La guerra comercial de EEUU

Manuel Valencia

'Fake'

Carmen Martínez-Fortún

Los argentinos y Maradona

Joaquín Pérez Azaústre

Diga adiós a Maradona

Ricardo Crespo

Quim Torra: inútil

Emma Riverola

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Familias pobres sin recursos

En esta situación de emergencia social por la pandemia, muchas familias de nuestros barrios, se ...

CARTAS AL DIRECTOR

El opio del pueblo

El fútbol no es un deporte, sino una religión. Si con la que está cayendo en todos los sentidos y ...

CARTAS AL DIRECTOR

Colegios

Es una vieja aspiración de la izquierda el que desaparezcan los colegios concertados. Ya por el ...

CARTAS AL DIRECTOR

Agricultura ignora el 25-N

Un año más quiero mostrar la gran decepción que siento ante la actitud de la Delegación de ...