+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Colaboración

Próximamente: el chip prodigioso

 

Clara Gregorio Rey Clara Gregorio Rey
21/04/2020

Dentro de pocas semanas y me atrevería a decir que no más de seis, comenzarán a implantarnos, a toda o gran parte de la población mundial, un microchip con la excusa de poder controlar si estamos contagiados o hemos estado expuestos a alguien contagiado por el dichoso virus.

No me venga a decir nadie que estoy majareta o que soy una conspiranoica, porque si hace tan solo cuatro semanas alguien nos hubiera dicho que más de la mitad de la población mundial iba a estar confinada en sus casas durante varios meses, no nos lo hubiéramos creído.

Y sigan pensando que soy una conspiranoica, pero que Bill Gates ya predijera esta pandemia, que se quiera imponer el 5G en nuestras vidas cotidianas, el auge del Big Data, que el virus apareciera en Wuham, donde se encuentra uno de los principales centros de investigación y desarrollo de Huawei, empresa ligada al gobierno comunista chino, y que fue acusada el año pasado por el de Trump por espionaje industrial y de instalación de puertas traseras en dispositivos Huawei, que habrían permitido al Gobierno chino recopilar información de alto valor y sensibilidad..., nos lleva a pensar que esta es una guerra por el poder mundial entre estos dos gobiernos y que la mejor manera de conseguir ese poder es tener bajo control a toda la población, que nos dejaremos dócilmente implantar este chip convencidos de que es por el bien de nuestra salud.

Lo asumiremos y pasará a ser parte de la normalidad hasta el punto de perder toda libertad individual e identidad propia, donde hasta el más mínimo de nuestros pensamientos y actos estarán controlados por Matrix, lo único que nos queda por averiguar es si será China o EEUU quien la dirija.

Ojalá que dentro de pocos meses puedan ridiculizarme por haber escrito este artículo, nada me haría más feliz, ya que eso significaría que seguimos siendo libres.

* Escritora y consultora de inteligencia emocional. Autora de ‘Jodidas pero contentas’

Opinión

Pato cojo

Ricardo Rivera Pereira

'Assassination Classroom'

Antonio Bueno Armijo

In memoriam

Federico Roca

Las cofradías cordobesas del siglo XXI

Julián Hurtado de Molina

Alerta Roja Eventos

Joaquín Pérez Azaústre

El gran cine nunca se va

Pedro de Silva

Un respiro

Joaquín Pérez Azaústre

Lectores
FELICITACIÓN

A la Legión, en su centenario

No me pasan inadvertidos los cien primeros años de la Legión, un cuerpo del ejército español ...

MANTENIMIENTO

Parque Cruz Conde

Llevo más de 2o años visitando todos los días (o casi todos) este paraíso de Córdoba. En general ...

DEPORTE EN EL BARRIO

Skatepark Arroyo del Moro

Querido alcalde de Córdoba: Soy Enrique, tengo 12 años y vivo en la zona de Arroyo del Moro. Le ...

SOCIEDAD

Se nos fue Pelagio

¡Un auténtico mazazo cuando mi hija me comunicaba por teléfono que Pelagio Forcada se había ...

 
 
1 Comentario
01

Por magdalena conejero 9:29 - 21.04.2020

Miedo me ha dado está lectura, pero como bien dice su autora ,quién nos iba a decir que acabaríamos encerrados en nuestras casas sin poder salir y añado yo, perdiendo en masa nuestros puestos de trabajo y siendo multados por salir a la calle injustificadamente. ¡ Cosa de locos!