+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Al paso

Progenitores imputados

 

El derecho penal solo sustancia los ataques más graves a la sociedad. Ello es así porque el principio de intervención mínima que preside esta rama jurídica limita la facultad del estado para privar a un ciudadano de un derecho fundamental como es la libertad. Se supone que los imputados son los ciudadanos más malos. Y para combatirlos, el sistema jurídico prevé la consecuencia jurídica más temible: la prisión. Sin embargo, pienso que hay acciones muy graves que se llevan por otras vías del derecho de consecuencias mucho más benevolentes. Donde se aprecia más miseria humana es en los procedimientos de familia que tienen naturaleza civil no penal. Es vomitivo como en estos juicios, que no tienen nada que ver con las salas donde se juzgan crímenes, hermanos se tiran a matar por una maldita herencia que unos padres dejaron a todos con tanta ilusión. Pero no son estos temas los más graves; ustedes no se imaginan --o quizá sí-- como sufre un chiquillo un divorcio. Y más aún cuando mirando para el techo estando solito en su cuarto se da cuenta que no es el niño bonito de sus papás sino el simple rehén de uno de ellos o de ambos que buscan con su secuestro psicológico las ventajas económicas que proporciona la concesión de la custodia. Una tortura intolerable que se automultiplica hasta el infinito incidiendo muy negativamente en el desarrollo de la personalidad del menor. Tampoco podemos dejar de mencionar ese retrógrado y canalla sistema que limita al progenitor no custodio permitiendo que solo disfrute de su hijo dos días a la semana y encima alternos. No tengo la menor duda que este ataque a la infancia tan fatal es también un gravísimo ataque a la sociedad que traspasa el principio de intervención mínima y que por tanto debe tener naturaleza penal. Esto, señoras y señores, tiene que acabar. Y cuando no queda más remedio dado el bajo nivel ético y cívico reinante es el derecho penal el que tiene que actuar para educar. A partir de ahora, por respeto y protección del interés supremo del menor, aquellos progenitores que no demuestren haber conciliado por establecer la custodia compartida en beneficio de sus hijos provocarán la trasformación del procedimiento civil de familia en unas Diligencias Previas penales. Y ya se verá durante la instrucción sobre quién debe sobreseerse dejando al otro como imputado; o a los dos. Estoy seguro que este nuevo sistema hibrido con la cárcel de por medio, replanteará la cuestión en los progenitores hasta una pactada custodia compartida que abogue por la felicidad de los niños. Lo único digno después de una separación.

* Abogado

Opinión

La España pro gitana

Marcos Santiago Cortés

Algo huele a podrido en Dinamarca

Juan Pérez Cubillo

Memoria histórica

Francisco Dancausa

Alarma roja

Emma Riverola

Ser y tener

Isabel Agüera

Prieto y la Casa de Campo

José Luis Casas Sánchez

Evaluar o devaluar

Alberto Díaz-Villaseñor

Las gaitas de Bertolucci

Miguel Ranchal

Estrategias para el dolor

Carmen Martínez-Fortún

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Regulación de la igualdad salarial, gran paso contra una injusticia histórica

Desde la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, celebramos la noticia en favor ...

CARTAS AL DIRECTOR / COVID-19

La pandemia en España y la navaja de Ockham

Nos lamentamos de ser la nación con los peores resultados en todos los aspectos, ocasionados por ...

CARTAS AL DIRECTOR / INTOLERANCIA

Los nuevos inquisidores de la política

Con la quema en efigie de algunos de nuestros políticos, o personajes de la historia, e incluso se ...

CARTAS AL DIRECTOR / AGRADECIMIENTO

A Cuidados Paliativos del Reina Sofía

Mi nombre es Francisco Rodríguez Pérez, hijo de Antonio Rodríguez Paniza, paciente de la Unidad ...

 
 
1 Comentario
01

Por cordobesa que no traga 11:45 - 16.11.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Lo que usted describe es una mera simplificación interesada que desinforma a la opinión pública, señor letrado.