+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Tormenta de verano

Polaridad

 

La agresividad, la ira, la provocación, la descalificación, la estridencia, el engaño, la manipulación, el frentismo, desgraciadamente se están convirtiendo en los calificativos habituales de la mala política, que creo es muy minoritaria aunque goce de amplio escenario y tremenda repercusión, porque opera en los grandes centros de poder y responsabilidad, frente a todos esos miles de concejales de los municipios que están codo a codo tratando de gestionar lo mejor que pueden los problemas de sus vecinos, que nada tienen que ver con aquéllos estilos.

Se está perdiendo desde hace años la ética pública en los fines y en los medios. Etica que no sólo está en buscar el interés general como objetivo a conseguir frente a la codicia y el aprovechamiento particular que algunos anteponen. También se pierde porque el poder por sí mismo trata de extenderse y ocupar todas las instancias, aunque con ello degenere al propio sistema que requiere de contrapesos para no convertirse en una tiranía ni en una partitocracia endogámica. También se está perdiendo porque la desvergüenza ya no tiene límites, los códigos éticos apenas sirven para nada, ha desaparecido el concepto de ejemplaridad que debiera regir en los representantes públicos. Frente a lo que ocurriría en muchos países de nuestro entorno, aquí sigues en el Congreso dando lecciones y no tiene ninguna consecuencia que te sancionen por tener en tu domicilio a un trabajador sin alta ni derechos, ni por obtener títulos sin cursar los créditos universitarios exigibles, ni por copiar una tesis doctoral, ni por repartir sobresueldos que no se declaran por el partido, ni por contratar a dedo a familiares sin méritos con el dinero de todos. Todo vale, y todos lo consienten. De ahí, a la mentira descarada, a la manipulación constante, y al insulto bochornoso no hay distancia alguna. ¿Cómo van a existir consensos en ese ambiente podrido y contaminado?. No hay liderazgo, ni político ni ético. Se ha perdido el pudor en parte de nuestra clase política ante el hartazgo de los ciudadanos, lo que está beneficiando a los populismos sin escrúpulos que aparecen como salvadores, engañando de nuevo a las masas. El truco es viejo, ante el descontento de la población y a río revuelto, ganancia de pescadores.

Asistimos a la condena inmisericorde y crucifixión de todos quienes piensan de forma distinta. Están polarizando de forma interesada, en base a clichés y estereotipos, a todo lo que se mueve. Los que no están conmigo, están contra mí. Eres republicano o monárquico. De derechas o de izquierdas. Explotador empresario o sindicalista avezado. Machista retrógado o feminista liberal. Patriota por la gracia de Dios, o masón antipatriota. Progre de lazo o rancio casposo. Víctima o verdugo. Taurino o antitaurino. Clerical o anticlerical. Eres de raza blanca o de esas minorías repudiadas. Rico o pobre. Las dos Españas de Machado. Y la vida no es así. Somo plurales, complejos, evolutivos, contradictorios muchas veces. Pero siempre dignos y respetables. Mira tu vecino, al trabajador que tienes de compañero, y no verás siglas ni proclamas, sino personas que madrugan, se esfuerzan y trabajan por sacar su familia adelante.

Deriva muy peligrosa, sobre todo cuando esta siembra permanente de la discordia y la exclusión, de la simplicidad y el cainismo, es regada con la crisis económica, con el desempleo, con el miedo y la incertidumbre, con la mediocridad y la búsqueda sumarísima de culpables. O surge un movimiento social, cívico, ciudadano que frene esto, o podemos comprometer seriamente no sólo nuestra economía, sino nuestras libertades y el futuro de muchas generaciones. Hay que tomar partido urgente. No lo consintamos.

Opinión

Mazapanes al atardecer

José María de Loma

Torre de Babel

Isabel Agüera

Desmesura

José Luis Casas Sánchez

El ariete Salieri

Miguel Ranchal

Póngase la mascarilla

José Antonio López García

La guerra comercial de EEUU

Manuel Valencia

'Fake'

Carmen Martínez-Fortún

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Familias pobres sin recursos

En esta situación de emergencia social por la pandemia, muchas familias de nuestros barrios, se ...

CARTAS AL DIRECTOR

El opio del pueblo

El fútbol no es un deporte, sino una religión. Si con la que está cayendo en todos los sentidos y ...

CARTAS AL DIRECTOR

Colegios

Es una vieja aspiración de la izquierda el que desaparezcan los colegios concertados. Ya por el ...

CARTAS AL DIRECTOR

Agricultura ignora el 25-N

Un año más quiero mostrar la gran decepción que siento ante la actitud de la Delegación de ...