+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Paso a paso

Pin parental

 

Francisco Dancausa Francisco Dancausa
22/01/2020

N o hay nada como la política para, sobre todo la que poltiquea con la charanga de los clichés, intentar desvirtuar lo que más nos incumbe a los ciudadanos como es la justicia, la razón y la lógica. Que si extrema derecha; que si extrema izquierda; que si «las derechas»; que si el populismo... Todo es un juego de artificio para adoctrinar a nuestro subconsciente colectivo. Por ello conviene quitar la grasa partidista al bistec y tratar de mirar la realidad, sobre todo la que afecta a las partes más sensibles de nuestras vidas como son nuestros niños y niñas. Nadie se echa las manos a la cabeza cuando nuestros peques van de excursión y el colegio nos pide una autorización; o en ciertas ocasiones nos solicitan permiso para que se les grabe por algún tipo de medio audio visual. Esto lo vemos normal todos. Pero sin embargo, hay talleres que tratan sobre educación afectivo sexual que son los que parecen centrar el debate. Pero no que se traten de quitar o poner los talleres. No. Que bien creados y desarrollados podría sumar en la educación integral de los pequeños. Sino que el contenido de dichos talleres es lo que causa la polémica. Son talleres para niños de 8 años que según algunos pedagogos con experiencia son demasiado «potentes» para unas criaturas que aún no tienen la identidad sexual formada. Está claro que los hijos no son propiedad ni de los padres ni del Estado, pero sí de ambos la responsabilidad de su educación y formación integral. Por tanto los padres y madres tienen algo que decir. Y si existe un efecto polémico está claro que existe su causa. Y esa causa y sus contenidos las han de conocer los padres antes de que sus hijos formen parte ella. Si está usted dispuesto, mi querido lector/a y me lo permite con todos mis respetos póngase la mano en el pecho y dígame si antes de meter a su nieto o su hijo en unos de esos talleres no le gustaría saber de qué van a hablar y que titulación como mínimo tiene la persona que lo imparte.

* Mediador y coach

Opinión

Seres humanos

María Jesús Monedero

El arca de Noé

Milena Busquets

El vecino

Raúl Ávila

La jauría ¿humana?

Federico Medina Ramírez

Sobrevivir

Emma Riverola

La pregunta

José Manuel Ballesteros Pastor

Volver a la normalidad

Clara Gregorio Rey

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / AGRADECIMIENTO

Residencia de mayores

Desde la Residencia de Mayores Séneca, le escribo para enviar un agradecimiento a los cuerpos de ...

CARTAS AL DIRECTOR / AL AYUNTAMIENTO

Tomen medidas urgentes por el confinamiento

Por favor, hagan llegar a los responsables del Ayuntamiento que tienen que limitar el sacar ...

CARTAS AL DIRECTOR / CORONAVIRUS

La incompetencia

Dice un refrán «cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar». Desde que al ...

CARTA ILUSTRADA

El aislamiento de los mayores

La sociedad vive ahora en su conjunto la reclusión obligada que han vivido muchas personas de edad ...

   
1 Comentario
01

Por 154 9:51 - 22.01.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El razonamiento es impecable, pero denota una falta de confianza en los profesores y los padres que forman parte del consejo escolar que habrá aprobado la actividad complementaria en cuestión, pues sin esa aprobación nunca se hace nada en un colegio de España. Es como si antes de entrar en quirófano pidiéramos los títulos y curriculos del personal sanitario interviniente.