+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Cielo abierto

Patria

 

Patria -

Andalucía es una manera de respirar sin coronavirus. Una forma de estar en el mundo sin miedo, de tomarlo y pisarlo sabiendo que tus pasos son de otros, que todo esto pasará, que la vida se acaba y se renueva en lo que fuimos antes y en lo que seremos, en los que vinieron y vendrán. Andalucía no puede vindicar un nacionalismo pirenaico ni un independentismo vaquerizo -aunque aquí en Córdoba, en Los Pedroches, tengamos unas vacas estupendas- porque somos mediterráneos, porque somos atlánticos. Sí, ya sé que estamos en una época dura de concertinas y pocos conciertos para la libertad, pero los andaluces somos eso. Somos también más cosas y no pretendo hablar de cómo cada uno viva su identidad, sino de lo que he vivido y vivo: lo que soy. Yo soy andaluz por encima de todo, porque eso me hace ser español por encima de todo, y europeo, y africano, y centroamericano cuando he tenido la suerte de habitar esas tierras. No necesito enarbolar mi hecho diferencial porque no se presume de cuanto se posee, si conoces tu fuerza, lo que eres y serás. Contemplo el ser andaluz como lo contrario del nazismo nacionalista. Veo a Torra llevando sus libritos de derechos humanos y poesía a Sánchez y pienso: pero chaval, tú que vas a contarnos. Si aquí tenemos a Góngora, a Juan Ramón, a Cernuda y a Lorca, a todo el 27, a Pablo García Baena. Y lo bueno de allí, que es cumbre azulada en Gimferrer y antes Joan Vinyoli, no lo leerás porque también escriben en castellano. Tú que vas a contarnos, triste hombre con ojos de frontera, sobre la poesía de vivir. En fin, esto también puede parecer un canto nacionalista, y quizá lo sea: de un nacionalismo que nos hace hermanarnos, que nos hace sentir que todos tienen algo que aportarnos y luego lo podemos integrar en un pulso sanguíneo que no ha necesitado de ningún triste RH negativo para sentirse seguro de difusas raíces. Hoy me voy a tomar, como Manuel Machado, seis cañas de manzanilla para celebrar mi día de la patria.

* Escritor

Opinión

Coronavirus y el mundo rural

JAVIER CABRERA DE CASTRO *

Dolores

Francisco García-Calabrés Cobo

Cuando llegue el martes

Miguel Aguilar

Primavera de duelo

Desiderio Vaquerizo

El virus y la familia

Magdalena Entrenas

Camus y ‘La Peste’

Antonio González Carrillo

Entender la realidad

Francisco José Bocero

Seres humanos

María Jesús Monedero

El arca de Noé

Milena Busquets

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / CORONAVIRUS

Anhelos

En estos tiempos de incertidumbre, en estos momentos de preocupación, no cabe otra cosa que ...

CARTAS AL DIRECTOR / CONFINAMIENTO

'Arenga' a los vecinos

Oído en una comunidad después de los aplausos de las ocho: «Queridos vecinos, los que ...

CARTAS AL DIRECTOR / CORONAVIRUS

La verdad duele

Ante la ruina que padecemos y con el fin de financiarnos para luchar contra el coronavirus, hemos ...

CARTAS AL DIRECTOR / CONFINAMIENTO

Gente que vale

Solo quiero decir que en estos días de encierro forzoso por el covid-19 estoy viendo algunas ...