+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La vida por escrito

Pablo y el vicepresidente

Las ideas, su expresión desde un cargo público y el cumplimiento de la ley

 

Miguel Aguilar Miguel Aguilar
22/01/2021


En el mundo de Pablo Iglesias hay buenos o malos, personas íntegras o corruptas, víctimas o verdugos, políticos de izquierda o fascistas sin escrúpulos, sin ideas ni principios. Parecería que, en ese mundo ideal del vicepresidente, tener unas ideas por las que luchar legitima cualquier acción de lucha. Pero no vale cualquier idea. En su jardín ideal solo caben aquellas ideas que tienen como principio y fin la «Igualdad» y la «Libertad», dando por sentado que Libertad e Igualdad, así en mayúsculas, son valores absolutos que están sobre todos los demás derechos y no pueden estar sujetos a restricción alguna. Por eso, para Pablo Iglesias, la ley es algo marginal, que se puede y debe cambiar cuando se desee, porque debe estar siempre al servicio de un fin. Pero no cualquier fin, sino el fin marcado por las ideas buenas, que obviamente son las suyas.
Ese maniqueísmo infantil en su catálogo de ideas, y la forma torrencial de moverse por la política, lo hizo crecer con Podemos como cualquier otro populista; sin ir más lejos, exactamente igual que Abascal con Vox, la otra cara de la moneda. Por eso, al igual que todos los populistas, no admite un análisis serio y profundo. Son políticas de estudiantes de bachillerato, pero no de buenos estudiantes de bachillerato. Ni sus políticas admiten el análisis ni los aceptan ellos personalmente. Responden siempre a las contradicciones que se les muestran como sintiéndose perseguidos por sus ideas, expulsados por la casta, esa casta en la que incluyen la política, la economía, el sistema judicial y los medios de comunicación que no les siguen el juego.
Y no es que la sociedad no necesite de espíritus, personalidades y voces libres, y que las minorías y los desposeídos de todo no tengan derecho a que se les escuche y se les tenga en cuenta. Al contrario, ninguna sociedad debería creerse que puede prescindir de algunos, porque a veces esos pocos acaban siendo muchos y toda la sociedad acaba yéndose por el desagüe. Pero esas voces libres suelen terminar convertidas en payasos o, lo que es mucho peor, falsos mesías que, aparte de traicionar la causa de su revolución, terminan mutando en personajes siniestros y peligrosos. Por el momento, el populismo de Pablo Iglesias lo sitúa entre los perfiles del payaso y el falso mesías. Pero Iglesias sigue trabajando muy duro en defensa de sus ideas. De momento, su mayor éxito es contribuir a la radicalización de la derecha y dar esperanzas y aliento a los independientes que, como él, creen que su libertad y sus derechos están por encima de la libertad y los derechos de los demás. Esas declaraciones de estos días en las que compara a Puigdemont con los exiliados de la Guerra Civil y el Franquismo son un ejemplo palpable de las ideas de Pablo Iglesias y de su modo de hacer política de gobierno. Poco ha tardado Puigdemont en tomarle la palabra al vicepresidente y usarla en su defensa frente al suplicatorio en el Parlamento Europeo, donde caricaturizará a España como una democracia fallida, atrapada aún por el régimen de Franco, donde todos los poderes están conchabados para impedir que el pueblo catalán alcance la Libertad y la Justicia.
Lo inquietante de las ideas de Pablo Iglesias, no son las propias ideas, sino sus palabras. Iglesias confunde el valor de la eficacia de las ideas con el valor y la eficacia de las palabras. Se confunde cuando se reafirma en la convicción de que los políticos independentistas catalanes fueron condenados injustamente por sus ideas. Las ideas no mueven a la acción, a la malversación, a la sedición y a la rebelión. Pero las palabras sí pueden hacerlo. Y las palabras de una autoridad más todavía, ya sea dirigiéndose a una turba que espera consignas o desobedeciendo la ley y la autoridad legal. Ahí está el ejemplo de Donald Trump y los más cercanos de Puigdemont o Torra.
Sinceramente, creo que sería mejor para todos que Pablo cultivase sus ideas y les diese voz como espíritu libre, pero no como vicepresidente del Gobierno.

* Profesor de la UCO


Opinión

Peroles

Francisco Dancausa

Actualizar nuestro himno

Marcos Santiago Cortés

José Jiménez Poyato en la memoria

José Cobos Ruiz de Adana

Aznar está de vuelta

José María de Loma

Pedro, los Pablos y Pasapalabra

Carmen Martínez-Fortún

Einstein y la CNT

Miguel Ranchal

Hablas andaluzas

Manuel Molina González

Andalucía, ayer y hoy

Isabel Agüera

Contra la historia

José Luis Casas Sánchez

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / LA EXPLOSIÓN DE GAS

País de justicia archivada

Un nuevo escándalo judicial en un caso con cuatro muertos, diez heridos y docenas de personas ...

CARTAS AL DIRECTOR / Al AYUNTAMIENTO

Política de multas en la ciudad de Córdoba

Con motivo de una feliz estancia en su maravillosa ciudad nos trasladamos el mes de octubre a ...

CARTAS AL DIRECTOR / DEPORTES EXTREMOS

Demanda de un nuevo ‘skatepark’

Actualmente vivimos una crisis que afecta al deporte, en concreto a los deportes extremos en lo ...

carta ilustrada

Héroes de la residencia del Figueroa

Confieso que he vivido... Los héroes de la residencia del Figueroa. Antonio, "te cambiará la vida, ...

 
 
2 Comentarios
02

Por vecino 13:39 - 22.01.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La Eurocámara pide que los Estados regulen los alquileres de viviendas. Es una magnífica noticia que da un enorme impulso a la negociación y al trabajo que estamos haciendo en el Gobierno para cumplir el mandato del acuerdo. La vivienda es un derecho

01

Por vecino 13:37 - 22.01.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Profesor como se nota que no pasa penalidades con su sueldo de funcionario: El Gobierno ampliará las ayudas de 'paro' de los autónomos: el requisito de caída de ingresos pasará del 75% al 50%