+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

No me digas...

Los otros olvidados

«Pienso en mis amigos allí, en mi casi hijo, y en el desastre que les va a acarrear otra guerra...»

 

Cuando uno es niño, juega a la guerra. Cuando uno es joven e indocumentado, juega a juegos de guerra. En la madurez, agobiado por la prensa y los reportajes que adora, piensa en el libro de los italianos Paolo Monelli y Giuseppe Novello La guerra è bella ma è scomoda (La guerra es bella pero incómoda), título que luego se ha convertido en la frase más lúcida y cierta sobre la guerra. Tras la lectura de las grandiosas novelas de Louis-Ferdinand Céline ‘Viaje al fondo de la noche’ y de Stephen Crane ‘El rojo emblema del valor’, y ya con cierta edad, llegas a la certeza de lo terrorífico de la guerra y de su estupidez que siempre es inteligentemente manipulada en beneficio de alguien. Además de todo eso, cuando conoces a alguien a quien quieres y te importa que pueda verse involucrado en un conflicto, ya directamente odias la guerra. Me pasa al leer los titulares que anuncian una nueva escalada en el Sáhara occidental entre la RASD y Marruecos. Pienso en mis amigos allí, en mi casi hijo, y en el desastre que les va a acarrear otra guerra que tampoco pueden ganar ante un régimen tiránico como el marroquí con un ejército infinitamente superior y aliado de los intereses de EEUU y Francia. Y lo peor es que la viabilidad de la República Árabe Saharaui Democrática ya es casi imposible. Se trata de uno de tantos pueblos que, debido a la escasez de su número y al estar situado en un territorio rico en minerales y pesca y vecino de países con poca, llamémosle, empatía con los desheredados de la tierra, no van a tener ningún futuro como país. No me parece bien quienes les critican el querer su independencia, aunque este deseo fuese convenientemente manipulado tanto por EEUU y su más antiguo aliado histórico, Marruecos, como por el bloque entonces socialista de la URSS-Argelia, todos ellos con sus intereses geoestratégicos de guerra fría disputándose a dentelladas el último pedazo colonial español. Ya poco importa todo eso, queda únicamente lo terrible de personas sin futuro nacional, social ni personal a los que sólo reconocen algunos estados (España, no) y a cuya dignidad y voz contribuyen solo un honorable puñado de ONG.


* Escritor
@ADiazVillasenor

Opinión

Video meliora proboque

Mercedes Barona

Día de Andalucía

José Javier Rodríguez Alcaide

El velo de la ignorancia

Antonio González Carrillo

El intelectual español

David Márquez

Calles y ciencia: calles para unir (2)

Sebastián Muriel Gomar

Máscaras

Marisol Salcedo

Los nombres de Andalucía

Manuel Fernández

Hitos andalucistas en Córdoba

Miguel Santiago Losada

Una creencia

Joaquín Pérez Azaústre

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / LA EXPLOSIÓN DE GAS

País de justicia archivada

Un nuevo escándalo judicial en un caso con cuatro muertos, diez heridos y docenas de personas ...

CARTAS AL DIRECTOR / Al AYUNTAMIENTO

Política de multas en la ciudad de Córdoba

Con motivo de una feliz estancia en su maravillosa ciudad nos trasladamos el mes de octubre a ...

CARTAS AL DIRECTOR / DEPORTES EXTREMOS

Demanda de un nuevo ‘skatepark’

Actualmente vivimos una crisis que afecta al deporte, en concreto a los deportes extremos en lo ...

carta ilustrada

Héroes de la residencia del Figueroa

Confieso que he vivido... Los héroes de la residencia del Figueroa. Antonio, "te cambiará la vida, ...