+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Paso a paso

Ocupaciones

 

Cerradura cambiada en una vivienda 'ocupada'. - JAIME GALINDO

Francisco Dancausa Francisco Dancausa
02/07/2020

Si hay asuntos, ya convertidos en verdaderas lacras que vienen horrorizando a la ciudadanía a estas alturas de la película democrática son las ocupaciones de viviendas como es natural sin el permiso del propietario. Hasta durante el confinamiento hemos asistido espantados como a una matrona de Tarragona le han ocupado su vivienda. Y esto es sólo un ejemplo de los múltiples que se suceden por todo el territorio español donde hasta a una anciana se le puede dejar fuera de su hogar. Como decimos, el tema de las ocupaciones nos atemoriza a los ciudadanos pues la realidad cruda no deja lugar a dudas que aún siendo reconocido en nuestra Carta Magna el derecho a la propiedad privada este queda en demasiados casos abolido por una legislación tibia y un proceso judicial que en el mejor de los casos trae la medicina en el entierro de los derechos de los propietarios. Hay quienes nos han pretendido vender que ocupar viviendas es una especie de acción revolucionaria justa que hace por su cuenta justicia quitándole al que más tiene en pos de un derecho sacrosanto, el de la vivienda. Se ha tratado de revestir la acción de ocupar con una especie de ideología, pero no nos equivoquemos, se trata de un simple y llano oportunismo ante el coladero de una legislación miope. De hecho hasta se han montado negocios paralelos de personas que ocupan viviendas y las alquilan a otros que a su ven también las ocupan. Esto no es otra cosa que la demostración práctica de la impunidad frente a la conculcación del derecho a la propiedad privada. El derecho a una vivienda es justo y el Estado debe de proveerlo, pero no desvistiendo a un santo para vestir a otro. Si esto se permite no estamos ante una política social en pos de los más necesitados, sino frente a la más clara y flagrante manifestación de la injusticia.

* Mediador y coach

Temas relacionados
 
Opinión

Las cuentas del Consejo Europeo

Gabriel M. Pérez Alcalá

El subsuelo

Magdalena Entrenas

La hora del rey

Miguel Aguilar

No somos tan buenos

Marcos Santiago Cortés

¿Por qué una monarquía?

MANUEL Piedrahita Periodista

Pisos

ANTONIO Agredano Escritor

El café de los maestros

Catedrático JOSÉ MANUEL Cuenca Toribio

Lectores
MEDIO AMBIENTE

Jesucristo iría en bicicleta

Predicaría con el ejemplo, se desplazaría a pie, en transporte público o en bicicleta. Si Jesús ...

CORONAVIRUS

Reflexión sobre la muerte de Nanda Casado Salinas, enfermera

Compartíamos el mismo nombre, apellido y vocación. Coincidimos en el inicio de nuestra andadura ...

LA SITUACIÓN SOCIAL

45 años de pandemia

Los que rondamos los 55 tenemos vagos recuerdos de la época de la dictadura. Sin embargo ...

LA despedida a ANGUITA

Agradecimiento al pueblo de Córdoba

Quisiera expresar al pueblo de Córdoba mi más profundo agradecimiento por el cariño y respeto que ...

 
 
1 Comentario
01

Por Pilniak 16:06 - 02.07.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Los ocupas son el reverso de la especulación inmobiliaria y pagan justos por pecadores. Entre ellos hay mucho caradura, pero también hay mucha miseria. Cuando hablamos de propiedad, ¿incluimos a la vivienda protegida financiada con recursos públicos y que pasa a ser un bien privativo del titular que la ha obtenido a un precio ajeno al mercado libre? Las viviendas protegidas nunca deberían ser revendidas más que a Vimcorsa o a la Junta de Andalucía por el precio público que se estipule, porque si se vende una vivienda en condiciones distintas al mercado libre y luego vuelve al mercado libre en condiciones especulativas, se está retroalimentando las condiciones de obstrucción al acceso a la vivienda y por tanto que pueda haber ocupas. ¿O es que solo horroriza la ocupación, pero no que haya personas que acaben durmiendo en la calle? ¿Por qué una persona puede vivir en una vivienda protegida si en el Registro de la Propiedad figuran más viviendas a su nombre? ¿Por qué alguien puede poner en alquiler una vivienda protegida en lugar de usarla como primera vivienda? ¿La compró para hacer negocio? La ocupación no es algo ideológico, como dice el artículo, es el efecto de operaciones financieras de pequeños y grandes propietarios que empujan al sector más débil a la exclusión social, y si ocupan tu casa te horroriza, pero ¿y si te desahucian a ti y te ves con los muebles en la calle? Para meter mano a la ocupación, lo primero es meter mano a las viviendas protegidas, que nunca jamás debe ser un bien privado cuando se ha construido con dinero público. El que se quiera ir de una casa protegida que le den lo que pagó y la entregue a la administración pública, así no habrá ocupaciones ni especulación.