+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Para ti, para mí

Unos niños «muy light...»

 

Antonio Gil Antonio Gil
26/01/2018

Cada vez con más frecuencia nos llegan noticias escalofriantes de «hazañas» de menores con personas mayores. Llegan, incluso, hasta la muerte. ¿Cómo es posible que «unos críos» alberguen ya en sus vidas ese tipo de sentimientos tan inhumanos? Tal vez, la respuesta acaba de ofrecerla el juez de menores, Emilio Calatayud, en unas declaraciones al periodista Pedro Simón, sobre la permisividad de los padres, los hijos y el mal uso de los móviles: «Estamos criando unos niños muy light, y la vida es dura». Este juez, especialmente original al impartir justicia, dice que son muchos los jueces que defienden recuperar el derecho de corrección de los padres a los hijos: «Lo reclamamos al entrar Rajoy: el derecho de corregir razonable y moderadamente a los hijos. Es lo que decía el Código Civil hasta que lo cambió Zapatero. ¿Cómo se corrige moderadamente? Eso ya cada uno... Ahora, los chavales no reconocen ninguna autoridad. Toda autoridad tiene un derecho sancionador. ¿Qué derecho sancionador tengo yo con mi hijo? Entonces, ¿qué autoridad tengo si no dispongo de un derecho sancionador? Te dicen que hay que educarlos sin atentar contra su integridad física o psíquica. ¿Y eso cómo se hace? Hemos pasado de ser esclavos de los padres, a ser esclavos de los hijos. Hay muchos pedagogos que dicen que castigar a un niño es una abominación. Eso es un disparate. Yo soy lo que soy gracias a mis padres. Si mis padres no me hubieran castigado seguro que no era juez». Las palabras de este juez de menores nos abren el ancho campo de las responsabilidades en la educación. Responsabilidad viene de «responder». ¿Y de qué tiene que responder un hijo? Generalmente, de sus cosas y de sus decisiones. Los hijos, especialmente en las edades de preadolescencia y adolescencia, tienen un lema en su mente: «Todo lo que puedan hacer otros por mí, yo no lo hago». Ante esa actitud, el camino es claro: «Fomentar la responsabilidad de los adolescentes. Sugiérales, oriénteles, pero no haga usted lo que es responsabilidad de ellos». ¡Magníficos horizontes para una educación fructífera!

* Sacerdote y periodista

Opinión

Aceptar que no eres nadie

Alicia Galisteo Alcaide

Tres hispanistas franceses

Carmelo Casaño

Por educación

David Márquez

La sanidad, una vocación

Carmen Bandrés

Tonterías y sinsentidos

Antonio Rodríguez de la Fuente

Sacha

Ana Pastor

España rural

Ricardo Rivera Pereira

Isabel Ambrosio

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Demonios

Sorprende cómo nuestros políticos, todos, demonizan con suma facilidad a los miembros de ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Peligro de otro '149'

Cuatrecasas es la elite de Barcelona, tan cerca-tan cerca de la Generalidad que hasta se atrevió ...

CARTAS AL DIRECTOR / MEDIO AMBIENTE

El ejemplo de los jóvenes

Una chiquilla sueca de 16 años, con una carita redonda como una manzana que la hace parecer aún ...

CARTA ILUSTRADA

Camino a Santiago

Lo hemos vuelto a hacer. En esta ocasión para completar el Camino Francés, Fue el tramo que va ...