+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El mito de los mundos separados

 

El mito de los mundos separados -

JOSE JAVIER Rodríguez
21/12/2013

Las personas tendemos a crear fronteras, a mantenerlas y a cambiarlas. La frontera delimita el perímetro y la naturaleza de un espacio físico o imaginario. La frontera puede ser delgada, infranqueable, permeable, porosa en función de que sus constructores sean mentes segmentadoras o integradoras.

El Tratado de Roma tiende a difuminar paulatinamente las fronteras entre los firmantes de dicho Tratado y, al mismo tiempo, acuerda por unanimidad que los territorios de sus firmantes sean inviolables. La Unión Europea es una unión de Estados previamente establecida y no prevé su aplicación a un territorio escindido de la Unión.

En este contexto algunas formaciones políticas en Cataluña desean olvidar estas reglas de juego, apelando al mito de "dos mundos separados", cuando los españoles estamos indisolublemente unidos y distantes de ese mito. Con frecuencia los líderes políticos olvidan las leyes y los deseos de los ciudadanos con lo que generan confrontaciones innecesarias. Los ciudadanos no somos seres "automaton" que reaccionamos sin esperanza a las presiones que se reciben. Una de estas presiones es la de la creación de una frontera entre quienes viven en Cataluña y quienes vivimos en el resto de los territorios de España. La construcción de esta artificial frontera está generando un profundo conflicto de identidades. Nace un conflicto de roles y un estado generalizado de tensión que se deriva de expectativas incompatibles y de retos, asociados al mito de que Cataluña es un nuevo Estado, lo que está afectando a la salud de las relaciones personales.

Conozco a quienes siendo catalanes residentes en Madrid y que tienen familiares en Cataluña se ven obligados a leer cartas de familiares en catalán, provenientes de aquéllos que sabiendo castellano se expresan en catalán para reforzar su sentimiento de identidad. Esta frontera ha generado una patología relacional cada vez más profunda entre hermanos. Aquellos que viven en Cataluña han creado un muro frente al hermano que vive en Madrid y están intentando que esa barrera no sea franqueable ni permeable. Una frontera sociológica y emocional es siempre muy difícil de traspasar.

La creación de esta nueva frontera entre Cataluña y el resto de España conducirá a conflictos, a reducción de la satisfacción de convivir, a incongruencias entre los españoles y su entorno. La táctica de escribir en catalán al hermano que reside en Madrid es una táctica para levantar una frontera mediante el distanciamiento en la comunicación. Es una conducta segmentaria para reforzar la identidad de quien reside en Cataluña y afianzar la pertenencia a un grupo social diferente.

Durante los últimos treinta años en Cataluña se ha venido activando la identidad de que esa región es una Nación-Estado y esto ha ido conduciendo paradójicamente a la despersonalización de muchos ciudadanos, quienes al despersonalizarse tienden a autoverificarse como tales. Consecuente a ese proceso de despersonalización y de autoverificación se ha producido una cohesión y un compromiso entre gentes tan diferentes como los que votan a Convergencia y Unió, a Ezquerra Republicana o a los comunistas. Estas personas, tan diferentes, aparecen para autoidentificarse como miembros compartidos del grupo de "independentistas". El resultado de tan elevada despersonalización, por vía identitaria, es la adhesión emocional entre ellos hacia el Estado-Nación para de esta forma incrementar los sentimientos de autoestima y autoeficacia. Todos han activado su identidad "independentista" en este nuevo contexto social y político.

El mito del Estado-Nación catalán no se puede abordar desde aquella racionalidad sino a la luz de nuestra Constitución pues las identidades de roles, como la del señor Mas, ofrecen resultados emocionales y conductuales que no son para nosotros comprensibles. La identidad del "independentismo", una vez activada, genera respuestas recíprocas y compartidas de grupos políticos tan diferentes con los anteriormente señalados y se crean estructuras sociales dentro y entre esos grupos para afirmarlo.

El mito de "dos mundos separados" se ha estado gestando bajo la complacencia pasada de las dos grandes formaciones políticas que han gobernado España. Esta actitud de complacencia ha traído fricción, insatisfacción, segmentación, segregaciones internas porque nada hay peor que levantar fronteras para afirmar identidades.

Los catalanes serán infelices cuando tengan un banco emisor y una moneda que se llame "monserrat" sin una última instancia a la que acudir para respaldarla; pero se habrán autoafirmado y autoidentificado.

* Catedrático emérito UCO

Opinión

Las pirámides de Beirut

Miguel Ranchal

Elecciones en EEUU

Francisco Pineda Zamorano

Somos de tocarnos

Francisco García-Calabrés Cobo

Los nuevos delincuentes

Antonio J. Mialdea

Populismo

Ricardo Rivera Pereira

De Troya a Buridán

Francisco García-Calabrés Cobo

Coacción a la libertad

Abogado MARCOS Santiago Cortés

Lectores
MEDIO AMBIENTE

Jesucristo iría en bicicleta

Predicaría con el ejemplo, se desplazaría a pie, en transporte público o en bicicleta. Si Jesús ...

CORONAVIRUS

Reflexión sobre la muerte de Nanda Casado Salinas, enfermera

Compartíamos el mismo nombre, apellido y vocación. Coincidimos en el inicio de nuestra andadura ...

LA SITUACIÓN SOCIAL

45 años de pandemia

Los que rondamos los 55 tenemos vagos recuerdos de la época de la dictadura. Sin embargo ...

LA despedida a ANGUITA

Agradecimiento al pueblo de Córdoba

Quisiera expresar al pueblo de Córdoba mi más profundo agradecimiento por el cariño y respeto que ...

 
 
1 Comentario
01

Por crisis y tendencia a la separación 9:23 - 21.12.2013

No cabe la menor duda que también existe una crisis entre Cataluña y España. Y que aquella se quiere "divorciar" de la nación española. En una crisis de pareja hay que ver las 2 partes, aunque en este país hay tendencia a ver que todo viene de una parte. POR QUÉ se quiere el divorcio, la independencia?? No basta con decir "la ley, la Constitución, la CE..., està de nuestro lado!!! Hay un problemazo, y hay que resolverlo. Lo curioso del caso es que también existe otra Cataluña del otro lado de los Pirineos y que ésta no dice ni pio, no reivindica ningún divorcio. POR QUÉ???