+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La mezquita, bien de dominio publico

 

CARMELO Casaño
24/04/2014

Desde hace varios artículos venimos sosteniendo que la Mezquita-Catedral es un bien de dominio público, sin desconocer que existe otra respetable opinión contraria que defiende la propiedad privada de la Iglesia, sobre uno de los monumentos más universales de Occidente. Partimos, para consolidar nuestra postura, de la inscripción que el cabildo hizo en el registro de la propiedad de Córdoba el año 2006, certificando que la Santa Iglesia Catedral era finca de su propiedad, aduciendo como prueba del hipotético derecho: "La ceremonia de trazar con el báculo sobre una faja de ceniza extendida en el pavimento en forma de cruz diagonal, las letras de los alfabetos griego y latino, que fue la expresión litúrgica y canónica de la toma de posesión por parte de la Iglesia".

En realidad, se trató de la formalización de una liturgia, en cierto modo esotérica, para, como bien dicen, llevar a efecto "la toma de posesión". Posesión, con fines sagrados, que nadie ha negado durante 770 años, ni queremos cambiar en el presente. Ahora bien, una cosa es la posesión continuada y otra distinta el derecho de propiedad que no puede adquirirse por el transcurrir del tiempo cuando concierne a bienes de dominio público.

Pensamos, sin jactarnos de monopolizar la verdad, que la Mezquita nunca ha sido propiedad privada de la Iglesia, porque no existe, en archivo conocido, documento alguno que establezca la donación Real de la Mezquita musulmana a la Iglesia cristiana. Formalidad escrita que era indispensable, según el derecho civil que regía en el siglo XIII, para transmitir el pleno dominio en un acto de liberalidad.

Vamos a tratar de explicarlo con la mayor sencillez: 29 años después de la consagración cristiana de la Mezquita, un grupo de juristas áulicos, a la orden de Alfonso X el Sabio, hijo de Fernando III el Santo, redactó el Libro de las Leyes que, a partir de las Cortes de Alcalá, celebradas en 1348, recibió el nombre, que ha conservado, de Código de las Siete Partidas. Este Código es una "copilación" --así la llamaba el Rey Sabio-- unificadora de la legislación contenida en el Fuero Real de Castilla con adiciones del derecho romano tardío, vigente durante el imperio oriental de Justiniano I. Pues bien, en la Partida Quinta, el título IV trata de las donaciones y la Ley IX dice: "Emperador o rey, puede fazer donación con carta o sin carta, e valdrá". Precisando, a pie de página, el comentarista Gregorio López que en las donaciones reales: "Requiérese escritura si exceden de 500 sólidos". (El sólido es una moneda romana que equivalía a 25 denarios de oro). Dicho comentario adquirió fuerza de ley, pues el emperador Carlos V en la Real Cédula publicada el 7 de septiembre de 1555 previno que "cuando ocurriese duda sobre Las Partidas se acudirá al comentario de Gregorio López".

En resumen que, según las leyes de la época, si la Mezquita valía, como parece obvio, más de 500 sólidos y el reconquistador Fernando III quiso donarla a la Iglesia tuvo que hacerlo mediante una carta --hoy la llamamos escritura-- que nadie ha encontrado nunca, ni ha tenido noticia de ella, porque no existió. Consecuentemente, lo único que pudo entregar en 1236 --como reconoce el propio cabildo-- fue la posesión, el derecho de uso religioso, conservando, dentro del patrimonio Real --lo que hoy es dominio público--, el monumento tomado a los sarracenos.

Por último, queremos detenernos en el comunicado --otro día lo analizaremos más despacio--, que hizo el cabildo el 17 de marzo pasado para legitimar su pretendido derecho de propiedad. El texto es el siguiente: "Acerca de los intentos de confundir a la opinión pública sobre la titularidad de la Catedral de Córdoba, antigua mezquita, el Cabildo afirma que toda la legislación española, la legislación europea y el Derecho Internacional reconocen y amparan que el legítimo dueño del templo es, desde 1236, la Iglesia Católica, tal y como se recoge en numerosos documentos jurídicos e históricos sobradamente conocidos". (La negrita aparece en el comunicado).

Pero los réprobos, laicistas, irresponsables, anticlericales, expropiadores, pro mahometanos, iletrados, vendidos a los intereses de la Junta de Andalucía, rojos en definitiva, no cejamos en el diabólico intento de "confundir a la opinión pública", dejando de atender argumentos tan claros, tan concretos, tan profundos, tan sólidos, tan esenciales, tan académicos, tan definitivos, tan incontestables, como los que aparecen en el texto eclesiástico que hemos trascrito.

* Abogado y escritor

Opinión

Quim Torra: inútil

Emma Riverola

Un balón deshinchado

Antonio Agredano

Esos abogados

Joaquín Pérez Azaústre

Insania contra las raíces (y 3)

José Manuel Cuenca Toribio

No ha pasado nada

Ana Castro

Un minuto de silencio

Rafaela Pastor

Mártires

Francisco García-Calabrés Cobo

Estado de catástrofe

Miguel Aguilar

Cultura desangrada

Magdalena Entrenas

Lectores
CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Manifiesto por el 25 de noviembre

"Todas y todos tenemos que ser los oídos y los ojos que denuncien este maltrato"

CARTAS AL DIRECTOR

Atascos peatonales

Desde la Asociación Peatonal ‘A Pata’ y la Plataforma Carril Bici se solicita al ...

CARTAS AL DIRECTOR

Dinero ‘perdido’

Compartimos nuestras ideas, buscamos aprobación, compramos y hasta buscamos pareja por internet; ...

CARTAS AL DIRECTOR

Bibliotecas en Córdoba

Antes de la pandemia, Córdoba no es que gozara de una gran infraestructura de bibliotecas, un ...

 
 
5 Comentarios
05

Por cristiano 19:22 - 24.04.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Comentario nº 3, ¿tú de qué religión eres? Porque yo soy cristiano católico, y al igual que el Papa Francisco, apoyo el laicismo en la sociedad, porque el Papa Francisco habla a favor de una sociedad laica para convivir. ¿Tú de qué religión eres? Porque entiendo que eres de una religión distinta a la del Papa, y también entiendo que por capillita que seas, el mensaje de Jesús no lo captaste, ¿desas a alguien que odie a Dios y que solo lo vea un instante tras su muerte? Tú de cristiano no tienes nada, por mucho que creas que sí.

04

Por creoyoque 18:32 - 24.04.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Yo esto no lo entiendo, claro está como soy un laicista, y por consiguiente rojo, analfabeto, criminal de los horrores cometidos durante la historia, revolucionario, antisistema, perdedor de la cruzada nacional… todo esto se puede quizás resumir por DIABLO, ahora si he estudiado en colegios religiosos, tengo alguna carrera, no me he quedado con un duro de nadie, no me he llevado nada de CajaSur, ni de la Junta, tan solo que no tengo el famoso DON de creer en alguien superior y tal como esta el tema, creo que debo pedir perdón, Me gusta ver iglesias, la semana santa y ver como se come pipas a la vez que se reza el rosario en la semana santa. Pero resulta que por no ser creyente he sido desposeído, aquel al que acudo cada vez que tengo una oportunidad para visitarlo, no importa nada que mis antepasados contribuyesen a su mantenimiento, ya que no tenían otra opción si se les hubiera ocurrido serian quemados. De la mezquita ya queda poco que ver, alguien se esta encargando de llenarlo de cruces, candelabros por doquier, para que no quepa ninguna duda, hasta me llevé un sorpresa en mi última visita ¿Un paso de semana santa se les a olvidado? NO es la imagen de San Juan el último doctor, ahora ya sólo les queda poner una imagen de cualquier santo en el arco del MIHRAB o de cualquier obispo. Titularidad pública cuanto antes, pero con uso de la Iglesía

03

Por Y siguen las mentiras de los laicistas (y siguen haciendo el ridículo) 13:03 - 24.04.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Mentiras, mentiras y más mentiras. Para empezar sí existe documento escrito, no sólo de Fernando III que menciona expresamente la devolución de la basílica de San Vicente, sino que otros muchos monarcas hablan explícitamente de la propiedad de la Iglesia sobre dicho templo (como Felipe IV). Y siento sonrojo como un autodenominado abogado olvida el hecho de que para que un bien demanial sea tal ha debido de ser declarado previamente como tal categoría. ¿Me puede decir en qué ley figura dicha declaración? Por favor no siga mintiendo. Ya sabemos que la libertad es algo que los laicistas no toleran. Pero por lo menos no mientan. Por cierto Fausto, tiene narices que un laicista, el ser más superticioso que existe, más fanático, y representante de la ideología que más asesinatos ha causado en la historia de la humanidad, y que se ha impuesto a base de miedo y asesinatos (revolución francesa, revolución soviética, Alemania nazi, ...) le achaque a los demás sus defectos. Fausto, si no puedes perdonar a Dios que te haya hecho nacer, es tu problema, odialo si quieres por ese hecho (una vez muerto no lo tendrás que volver a ver más que en un breve instante) pero déjanos a los demás vivir en libertad, y sin estar sometidos bajo tu bota.

02

Por Fausto 9:20 - 24.04.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Estamos dando a los curas un protagonismo que no merecen. Lo que deben hacer es aguardar en sus templos a que se les busque. ¡Menudo poder el que tienen! Así nos va: sometidos al miedo, el fanatismo y la superstición. No creen en Jesucristo sino en el poder.

01

Por Cruzada y Reconquista 8:44 - 24.04.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Aparte de lo descrito en el artículo, es obvio que la Mezquita (monumento singular donde los haya) no pertenece de ninguna de las maneras a otra religión u ente religioso, mismo si en su seno se encuentre una Catedral ordinaria (sin gran valor, salvo de situarse en un espacio único). No se puede permitir que la Iglesia consiga hacer desaparecer la Mezquita. Ha habido intentos de tapado con yesos y con capillas por doquier. Pero hay que defender que la Mezquita pertenece a la Historia y que por lo tanto es Patrimonio de la Humanidad. Normalmente debería haberlo hecho, desde hace ya bastante tiempo, el Estado. Pero por unas tazones u otras, y debido a su relaxión particular con la Iglesia, no ha querido romper la Cruzada permanente y de Reconquista contra los infieles de otras creencias. Tal vez, nuestra decadencia local y nacional se ha fomentado por esta lucha constante contra un enemigo simbólico y eterno. Y ahí estamos varios siglos después, romiendo barreras y aumentando el abismo de la incomprehensión. Cuando el Estado se separe definitivamente de una creencia religiosa, el horizonte de la libertad se abra a los demàs, a la libertad, a la prosperidad...