+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Colaboración

El mes de mandar a la... a más de uno

«Es el momento de identificar a todos los que son el punto de partida de la falsedad»

 

Olga Seco Olga Seco
01/12/2020

Hay cuestiones que transforman en virtud lo asqueroso y son la afirmación que con vigor regresa cada año. Junto a diciembre corre lo determinado por la docilidad de la tradición. En realidad, creo que sale de nosotros todo aquello que permanece oscuro, para en apariencia parecer claro. Más allá de lo que con afán se pretende transformar para la ocasión está el gesto del cinismo... Todos (en mayor o menor medida) somos el efecto de la falsedad; desde que nacemos nos enseñan a impregnar la vida en una realidad «comunicable» y nos enseñan el orden y la jerarquía de lo «políticamente correcto». Por lo visto (sonrío) en nuestra sociedad se le llama impertinente al que va de frente y no necesita justificar ninguna de sus acciones. Creo que es apropiado ver la intencionalidad de la hipocresía; pero, por supuesto, siempre con lejanía e indiferencia. La Navidad traduce el ansia de parecer buenos y justifica la necesidad de aparentarlo. ¡Prepárense! De ahora en adelante recibirán los WhatsApp más falsos de todo el año. Sí, me refiero a los de las personas que no se acuerdan nunca de nosotros, y en Navidad aparecen igual que fantasmas. Ante determinadas cosas lo mejor es reírse. Junto al humor, lo falso se convierte en mofa y lo momentáneo, en burla. Es el momento de identificar a todos los que son el punto de partida de la falsedad y liberar memoria en los teléfonos móviles. ¿Quién nos impide ser la imagen de la autenticidad? Nosotros mismos. La vida (opinión subjetiva) se ve de distinta manera el día que uno deja de formar parte de viejas palabra y se impone encontrar otras nuevas. Después de Navidad cambiarán los estados anímicos y lo que durante el mes de diciembre afirmamos, en enero será olvido. Hay cosas que siempre renacen y bruscamente nos hacen aterrizar en la realidad.
Debemos adquirir la forma de lo auténtico y pensar que por encima de los conceptos está la esencia. Sí, la misma que extrae lo mejor de nosotros y nos vuelve más profundos. Lo «políticamente correcto» siempre tiene el mismo destino y además tiene el hedor de la hipocresía. Por lo tanto, creo que es mejor inspirar la vida en los aspectos que muchas veces no vemos, y pasar de las personas que son la falsedad envuelta en un papel bonito. Se me antoja ser gesto impertinente y empezar a mandar «a la mierda» a todas las personas que solo se acuerdan de mí en diciembre. Lo falso (sonrío) es lo que tiene... No se recibe con respeto y con gusto. Por lo tanto, la recepción jamás será sinónimo de agrado. Lo irreal puede contribuir a ver fantasmas resucitados en masa. Diciembre, claro, diciembre.


* Periodista

Opinión

Galletas

Antonio Agredano

Tres años

Joaquín Pérez Azaústre

Las que sobraban

María Olmo

A redropelo (y 3)

José Manuel Cuenca Toribio

Nuevo año

Juan Andrés Molinero Merchán

Unas elecciones clave para Europa

Nicolás Pascual de la Parte

Córdoba, los jóvenes y el geriátrico

Diego Martínez Torrón

Lectores
MÁS SOBRE EL COVID

Nos vamos a enterar

Sí, nos vamos a enterar de lo que vale un peine, como decía mi abuela, a la que tanto extraño, ...

Pobreza energética

La electricidad se dispara

Hace tiempo la OMS alertó de que, debido al agravamiento de enfermedades previas, la pobreza ...

PANDEMIA

Datos del coronavirus por países

Si analizamos el porcentaje de contagiados en países vecinos, encontramos, por cada cien mil ...

POLÍTICA

Dios nos coja confesados

Este 2021 empieza con un Abascal que simpatiza con los asaltantes del Congreso de los EEUU, un ...

 
 
1 Comentario
01

Por Mº Rosario Hernández Moyano 10:06 - 01.12.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hay personas que siempre intentan ser lo mejor que pueden ser, y por intentar reencontrarse por navidad con alguien como usted que no tiene ilusión, acaban por no contactar en todo el año. Hay que tener un poco más de principios (sonrío) e intentar ser, reitero, lo más feliz posible. Felices fiestas