+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Claves del nuevo año

El (lejano) cercanías

 

Emilia Lora Emilia Lora
06/01/2018

Recuerdo con nostalgia aquellos primeros años 90 cuando, siendo universitaria, me subía al tren regional que casi cada lunes con las primeras luces del día me llevaba a Sevilla y casi cada viernes por la tarde me devolvía al pueblo. Desde Jaén hasta Huelva, éramos muchos los estudiantes que nos subíamos en las numerosas paradas que hacía en todo el recorrido. Era la forma más cómoda de desplazarnos, además de más barata no solo que el coche, sino también que el autobús, que además dependía del tráfico. No había cercanías y ya eran los últimos coletazos de un servicio que vertebraba Andalucía de este a oeste y unía diariamente a cuatro provincias. Ese tren regional desapareció y con él se fueron abandonando las viejas estaciones de numerosos pueblos, que hoy ven pasar de largo el tren.

Hoy hay muchos más estudiantes que entonces, y también son muchas más las personas que diariamente se desplazan a Córdoba a trabajar, por no hablar de los cordobeses que en los años previos a la crisis optaron por vivir en los municipios del cinturón de la capital. La creación del consorcio metropolitano ha mejorado algo la comunicación con Córdoba en transporte público, pero los horarios son difícilmente compatibles con la jornada laboral.

Casi 70.000 personas viven solo en los pueblos del corredor ferroviario entre Villa del Río y Palma del Río, y si le unimos la línea hasta Puente Genil, con Aguilar y Montilla, suma en torno a esa misma cifra. Algo menos de la mitad de la población de la capital, que sí dispone de un servicio de autobuses urbanos y no necesita de un cercanías ferroviario tanto como los pueblos del entorno. Pero el Consejo de Ministros ha concedido la declaración de obligación de servicio público a la capital, que tendrá cercanías este año.

Llama la atención que la línea entre Alcolea y Villarrubia dispone de informes que la desaconsejan por su elevado coste y escasa demanda y que precisamente lo que le podría dar rentabilidad sería ampliarla a todo el corredor, en el que se estima que habría 1,5 millones de viajeros anuales. Desconozco por qué el Ayuntamiento de Córdoba no ha apostado por defender la línea completa y no entiendo a la plataforma Metrotrén Ya, que ha pedido que la línea no se extienda a la provincia hasta que no se consolide en la capital. Aunque quizás en los pueblos tampoco se ha conseguido, ni por los alcaldes ni por la plataforma #Nopasesdemí, la movilización necesaria, esa que hizo que una comarca como Los Pedroches disponga hoy de una estación del AVE teniendo el núcleo urbano más cercano a unos diez kilómetros. Quizá haya que empezar por ahí, y habría que hacerlo este mismo año.

Hoy es el Día de Reyes y, como cuando escribo esto aún no han pasado Sus Majestades por mi casa, voy a pedir ese deseo. A ver si ellos, que son magos, me lo conceden.

Opinión

El votante ciclotímico

José Zafra Castro

Calles

Magdalena Entrenas

Semana de Gala

Manuel Fernández

A la UCI y al hospital

Manuel Marín Luque

Al hospital Reina Sofía

Manuel Pavón Torres / Córdoba

Segrego a mi hijo

Gemma García López. Preesidenta del AMPA de Altair / Sevilla

May salva el primer escollo

Diario Córdoba

El pequeño Salah

Miguel Santiago Losada

Ana Sáenz, ‘Pipa’

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / NOMBRAMIENTOS

Poder judicial

No sé cómo el poder Judicial aguanta la injerencia y los desmanes del poder político. Porque están ...

CARTAS AL DIRECTOR / AGRADECIMIENTO

A la UCI y al hospital

Quiero expresar mi agradecimiento al Dr. Robles y su equipo médico , así como al personal ...

CARTAS AL DIRECTOR / AGRADECIMIENTO

Al hospital Reina Sofía

Una vez pasados los días de hospitalización de mi esposa, deseamos expresar nuestro agradecimiento ...

CARTAS AL DIRECTOR / ENSEÑANZA

Segrego a mi hijo

Estoy esperando que la policía llegue a mi casa, porque seguro que la Junta de Andalucía ya me ha ...