+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA TAUROMAQUIA, PATRIMONIO CULTURAL[epi-cara.120] Tribuna libre

 

FRANCISCO Gordón
17/11/2013

El pasado miércoles 13 de noviembre veía la luz en el Boletín Oficial del Estado la Ley 18/2013 para la regulación de la tauromaquia como patrimonio cultural, norma que dota de la necesaria protección a nuestra fiesta nacional, y con la que se pone un punto y seguido en la voluntad popular de reconocimiento de la tauromaquia como parte esencial del patrimonio histórico y cultural de todos los españoles. La decisión de Francia en el año 2011 de inscribir la tauromaquia en la lista de su patrimonio cultural inmaterial, siguiendo los criterios definidos por la Unesco, hizo que comunidades autónomas, diputaciones provinciales y millares de ayuntamientos tomaran conciencia del importante avance que suponía dicha medida, y comenzaran la tarea de obtener idéntico reconocimiento en sus distintos ámbitos geográficos.

En nuestra ciudad, el 13 de diciembre de 2011 y a instancia del Círculo Taurino de Córdoba, el Ayuntamiento de Córdoba, en solemne sesión, proclamó la tauromaquia como Patrimonio Cultural Inmaterial de la ciudad de Córdoba, convirtiéndose así en una de las primeras capitales en alcanzar tal declaración.

Dos años después el poder legislativo estatal cumple el mandato contenido en el artículo 44.1 de nuestra Constitución ("los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho") y eleva al rango de ley una realidad que forma parte de nuestra vida cotidiana desde hace siglos. Principia la ley con un extenso preámbulo que contiene la fundamentación de la protección que dispensa la norma, aludiendo al indubitado carácter cultural de la tauromaquia y que debe ser preservado como un tesoro propio de nuestro país, rico en culturas distintas. Acierta el legislador al afirmar, de forma tan sutil como contundente, que la tauromaquia es una manifestación artística en sí misma desvinculada de ideologías, poniendo de manifiesto la evidencia de que en los recurrentes argumentos esgrimidos en contra de la fiesta subyace un móvil político totalmente ajeno a la misma. Al respecto, sirva como ejemplo, entre otros muchos, la aprobación unánime por el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba el 15 de septiembre de 2010 de una moción conjunta presentada por los tres grupos políticos que componían entonces la Corporación, mostrando su "más firme reconocimiento a la fiesta, que tanto significa para nuestra cultura, nuestra historia, nuestra economía y nuestro empleo".

La entidad que me honro en presidir, en la tarea docente que desde hace décadas viene desarrollando a través de la escuela taurina de nuestra ciudad, puede dar fe de los valores que refiere la ley como inherentes a la tauromaquia, y que son calificados como profundamente humanos e identificados como la inteligencia, el valor, la estética, la solidaridad, o el raciocinio como forma de control de la fuerza bruta.

Se articula el resto de la ley en cinco preceptos y tres disposiciones finales, destacando la definición de tauromaquia que se consigna en el primer artículo y que se caracteriza por ser lo suficientemente amplia como para englobar las numerosas y heterogéneas actividades que la componen. En este punto permítaseme el reproche de echar en falta una cierta licencia retórica del legislador que bien pudiera haber atenuado la frialdad de la definición.

En definitiva, la promulgación de la Ley 18/2013 es motivo de satisfacción para todos los aficionados taurinos, pues las medidas de fomento y protección que deben desarrollarse a su amparo, y el respaldo de sabernos protegidos por nuestro ordenamiento jurídico, deben permitirnos superar la indolencia en la que en ocasiones andamos sumidos, y, asimismo, sentirnos orgullosos de ser depositarios de una tradición cultural casi milenaria. La ley 18/2013 trae a nuestra memoria la definición kantiana del derecho: "El conjunto de las condiciones por las cuales el arbitrio de cada uno puede coexistir con el arbitrio de los demás, según una ley universal de libertad".

* Abogado. Presidente del Círculo Taurino de Córdoba

Opinión

Un último (mal) servicio

DIARIO CÓRDOBA

Adiós a todo eso

Miguel Ranchal

Vuelven los eventos a Córdoba

Vicente Serrano Gutiérrez

Apocalípticos

Antonio González Carrillo

De todo mal puede surgir un bien

Juan Balsera Santos

Mucho más carilla

Ricardo Rivera Pereira

Ficción

Miguel Donate Salcedo

No con mi nombre

Silvia Cóppulo

Lectores
MEDIO AMBIENTE

Jesucristo iría en bicicleta

Predicaría con el ejemplo, se desplazaría a pie, en transporte público o en bicicleta. Si Jesús ...

CORONAVIRUS

Reflexión sobre la muerte de Nanda Casado Salinas, enfermera

Compartíamos el mismo nombre, apellido y vocación. Coincidimos en el inicio de nuestra andadura ...

LA SITUACIÓN SOCIAL

45 años de pandemia

Los que rondamos los 55 tenemos vagos recuerdos de la época de la dictadura. Sin embargo ...

LA despedida a ANGUITA

Agradecimiento al pueblo de Córdoba

Quisiera expresar al pueblo de Córdoba mi más profundo agradecimiento por el cariño y respeto que ...

 
 
4 Comentarios
04

Por senajo 20:16 - 17.11.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Un error del que más temprano que tarde, nos arrepentiremos. La cultura de los toros es una mala cultura. Tiene los dias contados. Pero, eso sí, hay que dejarla morir de muerte natural.

03

Por G. Pedros 19:35 - 17.11.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Las posibilidades del progreso moral se expanden cada vez más. Hoy algunos quieren ampliar el circulo para abarcar a los grandes simios o a los animales con sistemas nerviosos centrales como el toro. Este cambio arrollador de las sensibilidades está ya llegando al entorno de la Tauromaquia. La fuerza impulsora de la historia moral de nuestra especie convertirá la Lidia en algo que desaparecerá.

02

Por alonso 18:07 - 17.11.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La tauromaquia ¿profundamente humana e identificada con la inteligencia, el valor, la estética, la solidaridad, o el raciocinio como forma de control de la fuerza bruta? Sin acritud. Parecen palabras de la Santa Inquisición. El mundo está loco. Tanto, que algunos se dedican a maltratar a inocentes animales con grana y oro. Y otros tienen que buscar para sobrevivir en la basura. http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/97/Payatas-Dumpsite_Manila_Philippines02.jpg

01

Por Luisa 16:56 - 17.11.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Por fin patrimonio, cuando ya le quedan cuatro días a esto de la lidia. Ya mismo desparece.