+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La risa de los culpables

 

CARLOS Rivera
01/02/2012

Tiene uno la sensación de que la guerra civil que uno, gracias a los dioses, no llegó a conocer, parece haberse prolongado como una guerra virtual y que de nuevo están ganando los nacionales no sólo por la España vestida de azul con su camisita y su canesú sino porque todo el personal de referencia del franquismo sociológico está a la que salta imponiendo sus fueros y recordándonos que han recuperado el patrimonio de la patria de la que se creen los legítimos "okupas". Y una de las patitas que enseñan debajo de la mesa de la realidad nacional es la de la Justicia. Como concepto y como parte. Los juicios a Garzón, como ejemplo. Eso, a nivel ético y estético es un contrajuicio o una obscenidad que aunque tuviera legal, que no legítima, justificación, está siendo observada como un escándalo histórico en todo mundo concebido como Estado de derecho y que aquí todavía hay quien confunde con Estado de derechas. Aprovechando que las tinieblas de la maldita economía no nos dejan tomar resuello, el mundo judicial no sólo está cabreando al siempre cabreado Ruiz Mateos sino a los que creímos que los jurados populares eran el cumplimiento de uno de nuestros sueños americanos con relación a la Justicia como concepto. ¿Se acuerdan ustedes de la película Coacción a un jurado ? Pues algo ha debido de ocurrir en torno al juicio a Camps. Por internet ha circulado en esos días el rumor de que un político del PP de Valencia se había hospedado en el mismo hotel en el que se hospedaba el jurado y que yo suponía que ese alojamiento sólo se daba como parábola ética en las películas americanas. Que puede ser coincidencia, lo sé, pero ¡vaya casualidad!. Que no sé si será cosa que la Justicia está siempre dispuesta a manifestarnos su poder pero vaya espectáculo de juicios y jueces y acusados, sin que ninguno de estos últimos sean de Lheman Brothers, que a alguno de estos, incluso, los hacen ministros de España. Y que en lo de la crisis, habiendo como hay cuerpo del delito, es un cuerpo tan diversificado y abstracto que la culpa ha resultado ser nuestra, de los clasmedia , obreros y pensionistas que, según dicen, durante años y años hemos estado despilfarrando sin medios económicos. Cuerpo del delito que en el caso de la pobre chica Marta del Castillo nos ha lastrado a todos el peso de su no aparición, lo que justifica las críticas contra la sentencia ajustada a ley y el desconsuelo de los padres de la chica asesinada, pero no justifica y tiene mal cariz que esa circunstancia tan penosa haga retroceder a la Justicia, por instinto primario, a los tiempos de la Santa Inquisición. Lo que no podemos evitar es que sí pueda retroceder a los tiempos de la Justicia sólo para quien pueda pagarla, que eso es lo que pretende Gallardón, el más derechista, como es sabido, de todos los derechistas del gobierno. Un gobierno que, como buen gobierno de derechas, todo lo cuantifica y cualifica en términos económicos, de balances de pérdidas y ganancias, ya sea en la Justicia como en la Educación y en los Asuntos Sociales. Eso es gobernar para todos. Para todos los que puedan pagarse una vida sin sobresaltos económicos. Y hete aquí que con alevosía e incumpliendo una promesa de honor electoral, han subido los impuestos. Pero no con equidad. Como no hay equidad en la Justicia, casi siempre dominada por el estamento más conservador del país. Lo que permite que ejerzan la acusación contra Garzón los que deberían estar sentados, al menos, en el banquillo de la Historia por haber amparado o por justificar retrospectivamente los crímenes del franquismo. Crímenes que nadie logra entender, fuera de España, que sigan quedando impunes y que se considere el juicio a Garzón como un nuevo ajuste de cuentas con la Historia, como si aquella lejana guerra no hubiera terminado. Y es cosa que hiela la sangre que cuando muchos de los descendientes de los vencidos han colaborado a pintar de azul el mapa que gobiernan los descendientes de los vencedores, nos llegue desde el fondo de la Historia, como un sarcasmo, la risa de los culpables.

*Poeta

Opinión

Viaje a Marruecos

Diario Córdoba

Lentejas o garbanzos

Manuel Fernández

Torra y los masajes

Emma Riverola

Una forma de vida

Desiderio Vaquerizo

Siete hombres y un destino

Magdalena Entrenas

Sobre ‘Dos Cataluñas’

GERARDO Olivares

Casilla de salida

Francisco García-Calabrés Cobo

Berhanyer y la danza española

Carmen del Río Orozco. Exdirectora del Conservatorio Profesional de Danza Luis del Río / Córdoba

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Berhanyer y la danza española

Recientemente ha fallecido el modisto internacional Elio Berhanyer (20 febrero 1929-24 enero ...

CARTAS AL DIRECTOR / GASTO SOCIAL

Subidas de impuestos

La percepción general tenida cuando hablan de subir impuestos, siempre nos trae raros recuerdos ...

CARTAS AL DIRECTOR / FRACASO SOCIAL

Laura Luelmo

Los progenitores de Laura Luelmo, han acusado al Estado de «fracasar estrepitosamente». Y no es ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

El Congreso y las 3.000

Una diputada le ha dicho a una ministra que el Congreso no son las 3.000 viviendas de Sevilla. ...

   
5 Comentarios
05

Por sentido común 21:40 - 01.02.2012

Este "poeta" en vez de decir lo que dice en algunos artículos, que le he leído,porqué no le publicáis alguna poesía? Así se evitaría hacer el ridículo.Cosmopoética le está esperando, creo.

04

Por cordobes 21:14 - 01.02.2012

doy las gracias a mis abuelos por ganar la guerra al comunismo.

03

Por Las pajas traen estas cosas 10:55 - 01.02.2012

¿De modo que quien hace una ley, dirigida a evitar que violadores y asesinos reincidentes puedan salir a la calle hasta que se hayan rehabilitado y se hayan arrepentido, los compara vd con la inquisición?. ¿Que quienes mataron, violaron y tiraron el cuerpo de Marta del Castillo y quienes fueron sus cómplices, tengan que entrar en la cárcel y que no salgan hasta que se hayan arrepentido y nos aseguremos que no vuelvan a hacerlo, lo considera vd un retroceso en la justicia?. Entonces, por qué te “escandalizas” por tres presuntos trajes de na, que no interesan a nadie ni suponen delito ninguno. Por qué hablas de los crímenes de una guerra civil de hace 75 años. Pero, qué moral es la tuya, qué te corre por las venas, sabes lo que es un corazón, y el cerebro para que lo tienes. Pero si tú ni hueles ni entiendes, pero para quien escribes tú y para qué escribes tú. Pero no se te remueven las tripas. Anda y que Dios te ampare es que puede hacerlo.

02

Por Luis Enrique 10:53 - 01.02.2012

Lo he comentado en alguna ocasión y lo mantengo: los traumas de una guerra civil perviven en los nietos; pero no deberían pasar de ahí. Yo soy nieto de la guerra con las consecuencias que ello tuvo sobre mi propia familia. Mi abuelo paterno, diputado de Izquierda Republicana con Casares Quiroga, fue perseguido y encarcelado; otros de la familia simplemente ‘desaparecieron’. Tal vez por estas vivencias y por mi educación nunca me he considerado un militante al uso. No soy republicano ni tampoco monárquico, aunque acepto el papel de nuestra monarquía. Siguiendo la suma de ambas tendencias (la derecha e izquierda) me sitúo ante una opción en la que ambos antagonismos unan sus esfuerzos en una causa común. Yo suelo decir que los traumas de la guerra son comunes con independencia de la tendencia de sus protagonistas. Que los excesos también lo han sido, posiblemente en similar medida. Es decir, algo nos es común a nuestro pesar, razón de más para buscar siempre tendencias conciliadoras.

01

Por "Quién es de los mios" 8:48 - 01.02.2012

Qué opina vd de que IU con Rosa Aguilar, Ocaña mintiera a unos pobres gitanos quitándoles su medio de vida. El pan se gana con el trabajo, pero si te lo quitan... Qué opina de la Ley de Vagos y Maleantes y de quienes la legislaron. Qué opina vd que en el año 87 el parlamento andaluz aprobara una ley para expulsar la venta ambulante fuera de las ciudades (vamos como las pragmáticas divulgada por los reyes católicos y sus sucesores), cuando en el resto de Europa la venta por historia se protege. Qué opina vd que por vender licencias de venta ambulante en el ayuntamiento se falsificase la confección de la lista de los que habían inscrito en el registro. Que se impidiera acceder y ocultar los libros públicos durante 20 años. Qué hubiese funcionarios que haciéndose pasar por gente que no era, desinformasen y amenazasen, y que por ello se partieran el culo de risa y de carcajadas por dejar a personas sin formación ni apoyo como auténticos gilipollas. Qué opina vd de esa moral y valores, los consiente. Puede vd con su silencio, lealtad y devoción ignorar tales actuaciones. Qué es la justicia. Como cree vd (si es que lo cree necesario) que tales cosas se puedan enmendar. Qué es la hipocresía, y la cobardía. Y qué opina vd que como consecuencia de todo ello (que no por los mercados) uno pierda su cas Entenderé que en verdad le interesa la justicia cuando defienda a quienes padecen semejantes actuaciones y condene a quienes la ejercen. Si no carecerá de integridad como para que le tome en serio. Porque precisamente eso es lo que muchos hemos padecido a lo largo de siglos desconsideración.