+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Colaboración

Muguerza, filósofo de la Transición

 

Conocí a Javier Muguerza en seminarios y en congresos de Filosofía, uno de ellos celebrado en la Diputación de Córdoba. Tratábamos sobre la relación entre pensadores iberoamericanos y españoles, centrados en la figura de Bartolomé De las Casas.

Muguerza, recientemente fallecido, fue discípulo de maestros como Aranguren y Ferrater Mora, y ha sido considerado como el filósofo de la Transición española.

Desde estas páginas es justo un reconocimiento público del que fuera primer director del Instituto de Filosofía del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Mentor de varias generaciones de estudiantes, puso en marcha la Enciclopedia Iberoamericana de Filosofía como modo de tender puentes con el exilio universitario republicano, acuñando el término «pensar en español» entre todos aquellos que compartimos una misma lengua en la que expresarnos.

Vivió en primera persona el drama de la guerra civil española, dado que el año de su nacimiento, 1936, fusilaron a su padre. Este hecho le marcó a lo largo de su vida y su obra, abanderando la idea fraternal de la reconciliación nacional desde 1956, que se plasmó finalmente en la Constitución de 1978.

Desde su exilio interior en su cátedra de Filosofía en la universidad de La Laguna se volcó en la docencia universitaria, como continuador de su maestro y antecesor don Emilio Lledó, junto al que renovó por completo el anquilosado panorama filosófico.

A mediados de los setenta, publicó La Concepción Analítica de la Filosofía y La razón sin esperanza, que fueron recibidas como un vendaval de aire fresco en el mundo del pensamiento español. Se aproximó también al marxismo más heterodoxo que representaban Bloch y Habermas y al postkantismo, para recalar en el llamado «giro lingüístico del pensamiento». En estas reflexiones, muestra sus acuerdos y desacuerdos escépticos con sus referentes intelectuales.

En su menos conocida faceta de traductor, nos posibilitó conocer la lógica de Russell, la ética de Moore y la filosofía política liberal de Rawls.

Consideraba que la filosofía en el ámbito universitario nunca podía ser neutral sino que se situaba en el espacio de la izquierda. Desde un pensamiento dialógico, analítico y utópico como es el suyo, se preguntó a lo largo de sus obras qué son la Justicia y las injusticias. Reflexionó sobre la desobediencia civil, el nuevo feminismo y el hecho religioso en un mundo laico.

En su obra cumbre Sobre la perplejidad, Muguerza defiende que toda filosofía se enmarca en un horizonte de utopía gracias a una herramienta conceptual novedosa que denominó «el imperativo del disenso», de una enorme actualidad, como método adecuado para lograr, entre todos, renovados consensos.

Cada ciudadano debe tratar de entender las razones del otro, incluidos las de sus oponentes, y consensuar hasta lograr una convivencia democrática enriquecedora.

* Profesor de Filosofía

Opinión

Plañideras del deshonor

Francisco Gordón Suárez

Sobre el dardo en la palabra

Juan Pérez Cubillo

Boca caño

Marcos Santiago Cortés

Bolivia a las urnas

Francisco Pineda Zamorano

Septiembre

Francisco Dancausa

Empalizadas

Emma Riverola

Desencuentros y discrepancias

José Luis Casas Sánchez

Lectores
FELICITACIÓN

A la Legión, en su centenario

No me pasan inadvertidos los cien primeros años de la Legión, un cuerpo del ejército español ...

MANTENIMIENTO

Parque Cruz Conde

Llevo más de 2o años visitando todos los días (o casi todos) este paraíso de Córdoba. En general ...

DEPORTE EN EL BARRIO

Skatepark Arroyo del Moro

Querido alcalde de Córdoba: Soy Enrique, tengo 12 años y vivo en la zona de Arroyo del Moro. Le ...

SOCIEDAD

Se nos fue Pelagio

¡Un auténtico mazazo cuando mi hija me comunicaba por teléfono que Pelagio Forcada se había ...