+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Editorial

Infancia desnuda ante las redes

 

31/05/2019

La pederastia no es nueva, pero las redes sociales han derribado las barreras entre los depredadores y las víctimas, complicando hasta el extremo la protección de los menores. En este momento la Policia Nacional está investigando 140 casos en toda España de vídeos que circulan por la red con menores desnudos. De ellos, un 40% son de niñas en actitudes de alto contenido sexual, otro 40% son niños que se muestran como parte de un juego, de lo que creen que es una broma, y un 20% son menores de ambos sexos, muy pequeños, compartidos de forma inocente por sus propios familiares o amigos. Quizá les pareció divertido o tierno aquel baño de su bebé o la correría del crío desnudo pasillo arriba y abajo... Pero no hay inocencia que sobreviva a la mirada de un pederasta.

Los vídeos de las niñas sexualizadas son especialmente lacerantes. Se trata de imágenes perturbadoras, impropias de una infancia que no debería asomar al mundo de los adultos --menos aún a la afectividad y a la vida sexual-- desde los códigos de la pornografía. A través de ella, extraen unas primeras lecciones de cómo mostrar sus cuerpos desnudos. ¿Qué las lleva a reproducir unas conductas tan explícitas y tan poco ajustadas a su edad? Para empezar, el acceso a la pornografía, tan fácil a través de los móviles, donde encuentran imágenes que, tras el inevitable impacto inicial, permiten que estas niñas sean manipuladas e intenten emular lo que se les presenta como algo normal. Por extraño que parezca, la policía también detecta el aburrimiento como una de las motivaciones que las lleva a iniciar un juego que nunca podrán dominar. Y, por supuesto, el chantaje. A veces, la coacción parte de desconocidos. Otras, de unos novios efímeros que, una vez pasado el enamoramiento, se creen dueños de las imágenes que les fueron confiadas. Son niños entrando en peligrosos juegos de adultos sin protección ni consejo.

La desnudez de la piel siempre conlleva más desnudeces. Desde el chantaje que el pederasta --o el amigo de su misma edad-- inicia con una sola imagen, punto de partida para siempre pedir más, y más sórdidas, a la vergüenza de la víctima al saberse expuesta ante miles, millones de desconocidos. Una vez la imagen se sube a la red, no hay barreras del tiempo y el espacio que las frene.

¿Qué pueden hacer padres y escuela para prevenir la pesadilla? Control, pedagogía y comprensión. No ceder a la presión social que lleva a entregar móviles con acceso a internet a niños de 10 u 11 años. Y comprender que es necesario trabajar para proteger a los hijos. Cuando se entregue el móvil, educar en su uso y en los peligros que entraña, seleccionar las aplicaciones a las que pueden acceder y llevar un control del aparato. Y, si todo falla, darles el apoyo y la confianza que necesiten. La vergüenza y la tristeza pueden devenir trágicas.

Temas relacionados
 
Opinión

Emocionado

Marcos Santiago Cortés

Año de Difuntos

Carlos Cabrera

Libertad

Emma Riverola

El nido en la concertina

Miguel Donate Salcedo

Así hasta Vendimiario

Alberto Díaz-Villaseñor

El discurso

José Luis Casas Sánchez

¿El ocio?

Olga Seco

El aparente fracaso de Vox

Carmelo Casaño

Osos

Miguel Ranchal

Lectores

Querido Miguel...

Javier Piedra Córdoba CARTA ILUSTRADA Nunca me imaginé teniendo que plasmar mis sentimientos en un ...

CARTA ILUSTRADA

Primera vuelta a Córdoba 'non stop'

Vespa Club Califa recorre más de 600 kilómetros por distintos puntos de la provincia

CARTA ILUSTRADA

Regulación de la igualdad salarial, gran paso contra una injusticia histórica

Desde la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, celebramos la noticia en favor ...

CARTAS AL DIRECTOR / COVID-19

La pandemia en España y la navaja de Ockham

Nos lamentamos de ser la nación con los peores resultados en todos los aspectos, ocasionados por ...

 
 
2 Comentarios
02

Por Pilniak 15:03 - 31.05.2019

Las nuevas tecnologías, redes sociales, chats, etc., implican una madurez en relaciones sociales de las que los niños carecen porque su cerebro y su psicología aún no son maduros ni adultos, y el mundo virtual les expone a la intemperie sin la protección que tienen por su familia en el mundo real. Además, los códigos sociales entre adultos se han transformado en el mundo virtual, ahora los usuarios cosifican al otro, por eso hay más agresividad y menos respeto. Otro factor es la hipersexualización de la sociedad tanto en la vida real como en la virtual y la influencia en los niños es que acortan la infancia y se ven expuestos a estos abusos. Todos esos factores crean un terreno cenagoso, no es algo exclusivo de internet o de estos casos, es una multiplicidad de tentáculos que afecta a la pérdida de valores humanos, y que afecta a diferentes órdenes, y los niños son los más vulnerables

01

Por COMECOR 12:14 - 31.05.2019

Mientras en España y en el mundo occidental tengamos políticos malos que son los que hacen las leyes, tendremos leyes malas, leyes que aplican los jueces. Estamos ya en la Era Digital, y no se está valorando los defectos negativos y perjudiciales que tiene. Situacines qye están creando graves problemas a la sociedad en general y más aún a los jóvenes.