+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La clave

Lo que haga falta

 

El primer ministro de Portugal, Antonio Costa, en una comparecencia reciente. - MANUEL DE ALMEIDA / POOL

Es la consigna de moda. Está en boca de presidentes de gobiernos, en comunicados institucionales, en declaraciones solemnes y hasta en rectificaciones absolutamente imprescindibles.

Todo el mundo está dispuesto a hacer “lo que haga falta” para enfrentar la pandemia que, a día de hoy, está descontrolada en la mayor parte del mundo salvo en su origen, China, donde parecen ver la luz del túnel.

Desde Antonio Conte hasta Donald Trump, pasando naturalmente por nuestro presidente, Pedro Sánchez, hasta el G-7 y G-20, pasando por los bancos centrales, a por todas en la Reserva Federal, paquete de compras ilimitado, y la rectificación forzosa que tuvo que hacer Cristine Lagarde, presidenta del BCE, que al final también ha tenido que ir a por todas, tras su primera y desafortunada comparecencia del 12 de marzo.

Lo que haga falta, Whatever it takes, fue el legendario aviso de Mario Draghi el 26 de julio de 2012 para evitar que el euro saltara por los aires. “Y créanme, será suficiente”, añadió en tono calmado y extremadamente convincente, como el mismísimo Marlon Brando de El Padrino. Los mercados -y muchos otros- no dudaron de sus palabras y, en efecto, fue suficiente para contener el desastre.

Hoy, la consigna trata de ser esa apelación general a la credibilidad en el liderazgo político e institucional pero, en realidad, suena hueca y hasta cínica en vista del espectáculo generalizado, por ejemplo, en la Unión Europea.

La Holanda que pide camas de hospital a sus vecinos porque es incapaz de hacer frente a la pandemia es la que pide investigar a España y a Italia por su falta de ahorro tras la última recesión para hacer lo mismo.

El viejo desprecio del norte contra el sur, ese que esgrime el independentismo catalán dentro de nuestro propio país, ha vuelto más vivo que nunca mientras la misma presidenta de la Comisión repite que también “hará lo que haga falta”.

Antonio Costa, primer ministro de Portugal, ha calificado de repugnante la petición holandesa y hay que aplaudirle. El mundo va a cambiar. Y mucho.

* Periodista

 

Opinión

Jugar con el límite

José Juan Luque

Celebrar la vida

Lola Alonso del Pozo

Re-Mi-Do-Do-Sol

Carlos Miraz

La pérdida de la inocencia

LUIS Galán Soldevilla

Help

María Jesús Monedero

Tiranía de las mentiras

Antonio González Carrillo

Malabares con platos chinos

Mercedes Valverde Abril

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Un agradecimiento a la solidaridad desde el sur

La carta relata el movimiento de apoyo surgido de personas voluntarias que se han ido ofreciendo a ...

CARTAS AL DIRECTOR

Al doctor Juan Ballesteros Rodríguez

Muy querido don Juan: Sé que entiende lo que pasó ayer por mi cabeza, cuando leí su comunicado en ...

CARTAS AL DIRECTOR

Hoy hemos tenido un sueño

Hola familias, hoy hemos tenido un sueño. Nuestro reloj ha sonado como cada mañana. Hemos tomado ...

CARTAS AL DIRECTOR

Los grandes olvidados del covid-19

La pandemia del coronavirus marcará un antes y un después en la historia de España y en los ...