+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Campo y ciudad

Gran deuda

 

Al parecer algunos de los gurús catalanes, no pocos charnegos, y otros itinerantes aprendices de brujos, etc., incluidos ciertos de los que se encuentran en prisión provisional, tras su estrafalaria, nefasta y fracasada declaración de independencia regional, como varios singulares especímenes de la vernácula y ofuscada elite que se dice política, ahora, como crecida y maquiavélica respuesta a toda aquella malaventura, y para que, como algo alucinante, producto de mente cortocircuitada, el Estado negocie contra sí mismo, aunque adosándole el recado de la acción punible a la adocenada y afecta ciudadanía, aducen que ésta deje de pagar masivamente los impuestos que se le demanden.

Volviendo, siempre para variar, con el norte perdido, a meter su tozuda burra en el trigal, ajeno por supuesto. Aun sabiendo que esa región, atendidas sus satisfechas solicitudes de liquidez por el Fondo de Financiación Autonómica, creado por el Gobierno español, debe, por impagado, un ingente volumen presupuestario, o más de 78.000 millones de euros desde 2012, duplicando el consignado a la comunidad madrileña, que igualmente merece ser connotado.

Todo ello se conjunta a escala nacional con la resultante de la intitulada deuda soberana española, que en mucho ya sobrepasó el montante del PIB anual. Y, además, creciendo, cuando debía de estar menguando, si es que se ajustase debidamente el gasto público, principalmente y sobre todo el que figura en los Presupuestos Generales del Estado como coste corriente, más el improductivo, también muy cuantioso. Algo necesario de hacer, pero asunto alejado de la proximidad de las preocupaciones de los responsables de la cosa pública, pues supondría, entre otras medidas, cercenar y clausurar muchos de los montajes y vanas estructuras, o retiros, no pocos de alta gama, que se han puesto en pie para acoger a los desfavorecidos del asunto suyo, con favores pendientes de solventar, en determinados niveles de la clase política y partidaria, en sus dos ramas, derecha e izquierda, más sobresalientes, nunca plenamente conformes y satisfechas.

*Doctor ingeniero agrónomo. Licenciado en Derecho

Opinión

Párking

Manuel Ángel Jiménez

La brevedad

Antonio Agredano

Sánchez y el buen decir (y 5)

José Manuel Cuenca Toribio

Exámenes

M. Piedrahita

Viva el 8-M

Joaquín Pérez Azaústre

Saltar

José Juan Luque

No puedo respirar

Francisco García-Calabrés Cobo

Responsabilidad individual

José Zafra Castro

Dios Naturaleza

Alejandro López Andrada

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR

Petición al rector de la Universidad de Córdoba

Desde la plataforma ciudadana Córdoba Lucha, le pedimos su más que necesaria atención y ...

CARTA ILUSTRADA

Un agradecimiento a la solidaridad desde el sur

La carta relata el movimiento de apoyo surgido de personas voluntarias que se han ido ofreciendo a ...

CARTAS AL DIRECTOR

Al doctor Juan Ballesteros Rodríguez

Muy querido don Juan: Sé que entiende lo que pasó ayer por mi cabeza, cuando leí su comunicado en ...

CARTAS AL DIRECTOR

Hoy hemos tenido un sueño

Hola familias, hoy hemos tenido un sueño. Nuestro reloj ha sonado como cada mañana. Hemos tomado ...