+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Colaboración

Gracias, Córdoba

El superior del hospital San Juan de Dios agradece al Ayuntamiento y a la ciudad la concesión de la Medalla

 

Isidoro de Santiago Isidoro de Santiago
23/11/2020

Hace unas semanas cuando acudimos al acto de entrega de la Medalla de la Ciudad, que el Ayuntamiento concedió a nuestro centro, agradecíamos a la institución y a Córdoba en general tan alta consideración. Hoy, queremos hacer extensivo este agradecimiento a toda su ciudadanía, pues, sin duda, parte importante de los 85 años de historia de la Orden de San Juan de Dios no hubiera sido posible sin ella.
Sin ella, ni sin la confianza y colaboración de tantos ciudadanos, instituciones y agentes sociales, que no solo nos han acompañado en este caminar de casi ya un siglo, sino que también nos han apoyado para hacerlo más agradable.

Ya el Hermano Bonifacio, ejemplo de bondad y gran conocido de los cordobeses, encontró todas las puertas abiertas cuando acudía a pedir ayuda para los niños ingresados en la, por aquel entonces, Clínica San Rafael, para ser tratados de las secuelas de la polio y otras enfermedades óseas. Su espíritu altruista permanece hoy en nuestra Obra Social que, cada mes, continúa ayudando a 200 familias cordobesas a cubrir sus necesidades básicas de alimentación, ropa, transporte o vivienda. Al margen de la labor social, quienes acuden a nuestro centro son partícipes, además, de nuestro compromiso con la calidad, que no se concibe sin un plan de humanización de los cuidados según el estilo propio que nuestra institución viene llevando a cabo a lo largo de sus cinco siglos de historia.

Una humanización que, a su vez, no se entiende sin uno de nuestros grandes valores, el de la Hospitalidad, que junto al respeto, la responsabilidad, la calidad y la espiritualidad hacen que continúe vivo, entre nosotros y entre quienes asistimos, el legado de San Juan de Dios.

Queremos agradecer, asimismo, a todos los bienhechores y voluntarios su entrega desinteresada, que contribuye a que muchos de nuestros proyectos sociales, como el de apoyo a la infancia ‘Los Menores, Los Primeros’, salgan adelante.

Y finalmente no podemos sino dar las gracias a nuestros trabajadores por su labor diaria, en la que vemos el reflejo de San Juan de Dios, máxime en estos tiempos de pandemia que nos ha tocado vivir y afrontar con una doble responsabilidad como sanitarios.

Esperamos poder seguir cumpliendo años al lado de quienes lo hacéis posible cada día.
Gracias a todos, de corazón.

* O.H. Superior del Hospital San Juan de Dios de Córdoba

Opinión

Galletas

Antonio Agredano

Tres años

Joaquín Pérez Azaústre

Las que sobraban

María Olmo

A redropelo (y 3)

José Manuel Cuenca Toribio

Nuevo año

Juan Andrés Molinero Merchán

Unas elecciones clave para Europa

Nicolás Pascual de la Parte

Córdoba, los jóvenes y el geriátrico

Diego Martínez Torrón

Lectores
MÁS SOBRE EL COVID

Nos vamos a enterar

Sí, nos vamos a enterar de lo que vale un peine, como decía mi abuela, a la que tanto extraño, ...

Pobreza energética

La electricidad se dispara

Hace tiempo la OMS alertó de que, debido al agravamiento de enfermedades previas, la pobreza ...

PANDEMIA

Datos del coronavirus por países

Si analizamos el porcentaje de contagiados en países vecinos, encontramos, por cada cien mil ...

POLÍTICA

Dios nos coja confesados

Este 2021 empieza con un Abascal que simpatiza con los asaltantes del Congreso de los EEUU, un ...