+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Dame fuego

¡Fuego!

 

David Márquez David Márquez
08/11/2018

Con esta pistola de agua dispararé a la cabeza de otro imbécil hijo de papá daselotodo, porque ya la palabra no funciona. Su siniestra excusa, su argumento acusador y, finalmente, la trola pura y dura ya no admiten discusión, ni verdad objetiva de los hechos con pruebas y señales. Creció bajo el aplauso, la permisividad, la «tolerancia», el entendimiento, siempre, de los demás hacia él. Porque él (o ella) vale tela, oh, sí: artista, amigo de sus amigos, trabajador, pero ante todo, buena gente. ¿Qué significa esto? Pues que sonríe, saluda, campechanea, sale, entra, en fin, gente sana: buena gente. Por eso merece ser va-lo-ra-do y sus fallos y faltas no son sino «accidentes». Somos los demás, oiga, los pelmas, con nuestro: «hombre, déjame pasar, cierra la puerta, por favor, mea dentro, si no es mucho pedir». No. Ni siquiera una buena hostia resulta eficaz porque esta gente ya no pelea, te denuncia. Así que fulminaré su recuerdo con un helado chorro de agua, una ráfaga transparente de mi flamante pistola, directa, entre los ojos del mamón insubordinado. Ya no existe. Con ella, una vez me relaje, también haré diana en la cabeza de otra joya, un enterao de esos que nunca cierran la boca, saben de todo y exhiben agudos comentarios, indispensables opiniones, añadidos, encabezados y cierres. Un tragador de documentales a medias, uno de esos analfabetos voluntarios que leen por encima y nunca asimilan e inventan lo que se les escapa o no entienden, y no escatiman, oh no, en soltar frescas tal que: «eso es (o no es) cáncer, aquello funciona así, tienes que, deberías, ya verás cómo». Para uno de estos burros sin educación ni sensibilidad va mi disparo, deliberadamente a bocajarro, esta vez en la nuca, bien frío. Y ya para terminar, encañonaré mi sien mirando a la luna llena y apretaré el gatillo, sonriente, riéndome de mí mismo, pasando página... Mientras lleno el cargador.

* Escritor

Opinión

Como el resto

Ana Pastor

La hora de la decencia

Octavio Salazar

Dónde estaban las feministas

Lucía Etxebarria

Agro medieval

Ricardo Rivera Pereira

Cría caballar

Eduardo Agüera

Un vecino con perro

Milena Busquets

La patria es el otro

Antonio Pineda

Rafael Nadal

Diario Córdoba

Moussa Wagué

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / MATANZA DE ATOCHA

41 años de una semana clave

Lunes 24 de enero de 1977. Hacia el mediodía salta la noticia del secuestro del teniente general ...

CARTA ILUSTRADA

Doctorándose en Pablo García Baena

Me sorprendió el lunes, catorce, el encontrarlo en el salón de Columnas del antiguo rectorado ...

CARTAS AL DIRECTOR / IGUALDAD

Me llamo feminismo

Por mucho que os queráis tapar los oídos, queráis dejar de leer y sigáis inventando nuevos ...

CARTAS AL DIRECTOR / PARQUE AZAHARA

Colectivo de la avenida del Deporte

El vecindario se sentiría enriquecido y mejorado en su comunicación con la ciudad si la línea de ...