+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La retranca

Esas becas

 

Jesús Vigorra Jesús Vigorra
24/05/2020

Ahora hablaré de mí, que no de lo mío. Recuerdo con exactitud el día y hora en el que en el transcurso de una entrevista radiofónica me preguntaron si yo había sido un buen estudiante. Nunca me había parado a pensarlo y me salió una respuesta inmediata: «No sabría decir si fui un buen o mal estudiante, lo único que tenía claro era no perder la beca, porque si no había beca no habría ninguna posibilidad de seguir estudiando» Recuerdo que antes de acceder a bachiller, tenía entonces diez años, acudí a un examen excepcional con alumnos de otras escuelas para optar a una beca. Me la dieron y desde entonces siempre conté con esa ayuda hasta terminar la carrera. Sin esas ayudas al estudio supongo que muchas personas como yo no habrían podido estudiar, por eso me siento agradecido y a favor de propiciar ese amparo para los estudiantes sin recursos económicos. Esta experiencia me hizo valorar el esfuerzo personal, sentir el miedo a perder la beca y apretar los codos para vencer esa angustia juvenil de llegar a casa con un suspenso. Por eso no me cuadran las palabras del ministro de Universidades, Manuel Castells, anunciando que el próximo curso se otorgarán las becas no por méritos académicos sino atendiendo a la baja renta familiar. Ya me dirán dónde va ese aprobado raspado cuando para entrar en cualquier carrera se exige de ocho para arriba. Ya sé que las notas ahora llevan otro cómputo, pero ustedes me entienden, un notable siempre es un notable. Me pregunto dónde queda el esfuerzo personal, la voluntad y el trabajo. Claro que este mismo ministro fue quién dijo hace unos días, ante el riesgo de que los alumnos copiaran en exámenes on line, que copiar era de inteligentes. Y digo yo, si un estudiante de medicina consigue por parasitarias habilidades sacar adelante la carrera y conseguir el título, cuando le llegué un paciente con el covid-19 ¿de qué le servirá el titulillo si le diagnostica un sarampión? O el arquitecto que fingiendo y copiando obtuviera el grado en lugar de estudiar dibujo, matemáticas y resistencia de materiales ¿qué edificio será capaz de poner en pie que no se le venga abajo? Ni las becas de estudios ayudarán a quien no se las gana ni los dineros públicos llueven como el maná. Siempre valorará más un estudiante la ayuda que recibe, bien de sus padres, bien del estado, o de los trabajos que pueda realizar, cuando sepa apreciar lo que cuesta abrirse paso en los estudios y en la vida. A estas alturas, está más que demostrado que el todo gratis no sirve para nada, ni se aprecia, ni se valora, ni se agradece. Pobre puede ser cualquiera, eso no tiene ningún mérito. Lo encomiable es encontrar a alguien con el talento y con la voluntad como para dejar de serlo.

* Periodista

Opinión

Video meliora proboque

Mercedes Barona

Día de Andalucía

José Javier Rodríguez Alcaide

El velo de la ignorancia

Antonio González Carrillo

El intelectual español

David Márquez

Calles y ciencia: calles para unir (2)

Sebastián Muriel Gomar

Máscaras

Marisol Salcedo

Los nombres de Andalucía

Manuel Fernández

Hitos andalucistas en Córdoba

Miguel Santiago Losada

Una creencia

Joaquín Pérez Azaústre

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / LA EXPLOSIÓN DE GAS

País de justicia archivada

Un nuevo escándalo judicial en un caso con cuatro muertos, diez heridos y docenas de personas ...

CARTAS AL DIRECTOR / Al AYUNTAMIENTO

Política de multas en la ciudad de Córdoba

Con motivo de una feliz estancia en su maravillosa ciudad nos trasladamos el mes de octubre a ...

CARTAS AL DIRECTOR / DEPORTES EXTREMOS

Demanda de un nuevo ‘skatepark’

Actualmente vivimos una crisis que afecta al deporte, en concreto a los deportes extremos en lo ...

carta ilustrada

Héroes de la residencia del Figueroa

Confieso que he vivido... Los héroes de la residencia del Figueroa. Antonio, "te cambiará la vida, ...

 
 
1 Comentario
01

Por gañán de Fernán Núñez 11:15 - 24.05.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Estoy totalmente de acuerdo con usted Sr. Vigorra. El acceso a la educación en España,está garantizado para todos. La capacidad y el esfuerzo es lo que debe primar para que el dinero de todos,se invierta en que por su falta en la unidad familiar,no deje de estudiar aquella persona que desee y pueda hacerlo. Aquí, está claro todo lo que se está promoviendo son incentivos que aseguren los votos para seguir agarrados a la sopa boba y destruyendo la convivencia.