+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Sol y sombra

El doble rasero

«Ha tardado menos que otros en acomodarse a los peores vicios de la casta que tanto denunció»

 

Luis M. Alonso Luis M. Alonso
14/08/2020

Los escándalos financieros de los partidos salen a la luz porque siempre asoma alguien desde dentro dispuesto a cantar la traviata. En la Filesa del PSOE fue aquel contable chileno despedido; la trama Gürtel, que provocó la caída de Rajoy, la denunció un exconcejal del PP, y la caja B de Podemos comparece ante el juez gracias a un abogado que el propio partido laminó para que no destapase las supuestas irregularidades de la financiación interna.

Podemos ha tardado menos que otros en acomodarse a los peores vicios de la casta que tanto denunció para ganar la confianza de un electorado iluso que creyó que venía a regenerar el sistema. No solo no lo ha regenerado, sino que ha contribuido a emponzoñarlo cada día que pasa haciendo de la política un espacio de confrontación donde uno de los lemas consiste en presumir de aquello de lo que se carece y en practicar la medida del doble rasero. Iglesias instigó a los españoles contra los políticos que se compraban un chalet y cuando tuvo la oportunidad hizo lo propio disparando contra su propia conciencia; se refirió a los escraches como un «jarabe democrático» hasta que él mismo probó la medicina. Por no hablar de las clases de ética impartidas como consecuencia de la financiación ajena.

Es como cuando el presidente del Gobierno pretende dar lecciones de ejemplaridad pidiendo transparencia a las instituciones para robustecer el sistema y no se acuerda de la estela de trampantojos y mentiras que ha dejado tras de sí en la gestión del covid-19, aún no se sabe lo que pasó en el caso Delcy y todavía colea la falsificación de su tesis doctoral, por citar tan solo unos ejemplos. Es necesario dignificar la política para hacer de ella un instrumento útil y creíble al servicio del ciudadano. Sin embargo, este deseo que cualquiera estaría dispuesto a abrazar claudica cuando quienes tienen que predicar con el ejemplo se dedican a todo lo contrario, dilapidando ellos mismos la ejemplaridad con retórica fraudulenta. Ahora es cuando Podemos está empezando a ser víctima de su discurso populista. 

Opinión

Desencuentros y discrepancias

Historiador JOSÉ LUIS Casas Sánchez

Los ojos tristes de mi padre

OCTAVIO Salazar Catedrático de Derecho Constitucional de la UCO

Yo no quiero

MIGUEL Ranchal Abogado

Añejo agro

Ricardo Rivera Pereira

Salir del desierto en que vivimos

José Antonio López García

Mascarillas

Carmen Martínez-Fortún

Carpe diem

José Javier Rodríguez Alcaide

Lectores
FELICITACIÓN

A la Legión, en su centenario

No me pasan inadvertidos los cien primeros años de la Legión, un cuerpo del ejército español ...

MANTENIMIENTO

Parque Cruz Conde

Llevo más de 2o años visitando todos los días (o casi todos) este paraíso de Córdoba. En general ...

DEPORTE EN EL BARRIO

Skatepark Arroyo del Moro

Querido alcalde de Córdoba: Soy Enrique, tengo 12 años y vivo en la zona de Arroyo del Moro. Le ...

SOCIEDAD

Se nos fue Pelagio

¡Un auténtico mazazo cuando mi hija me comunicaba por teléfono que Pelagio Forcada se había ...