+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Sin tinta

Mi diario del coronavirus, día 14: "Los listos"

Los "listos" que se saltan la cuarentena. Esto no es como colarse en una ventanilla, están poniendo en peligro a otras personas

 

La Policía Local de Córdoba, en tareas de información y vigilancia durante el estado de alarma por coronavirus. - SÁNCHEZ MORENO

María Olmo María Olmo
22/03/2020

Los "listos". Y también las "listas", por si alguien echa de menos el lenguaje políticamente correcto. Mi querida amiga Carmen, de la primera juventud, cuando alguien se pasaba de rosca decía “ese es un lisssto”, con setecientas eses y un poco de aspiración, y entonces ya sabíamos el nivel de indignación que le producía esa persona. Que tenga cuidadito el “lisssto” (que no “el listillo”), pensaba, yo aunque en ese momento no lo decía, y solo sonreía, cómplice, pues C. solía llevar razón.

Que el mundo está lleno de “listos” ya lo sabemos, en su acepción de abusones, en su desprecio por las normas a costa de las personas que las cumplen. Los vemos saltándose los semáforos y colándose ante las ventanillas, en la interpretación más suave del término. Me acuerdo de los italianos en las colas de Disney París. Se las saltaban en grupos de diez, levantando los cordones, y no había quien los parara. Los demás teníamos una hora de espera, ellos lo resolvían en diez minutos. Hay muchos listos también en Italia, y ahora lo sentimos mucho por ellos.

Pero la situación no está para listos. Acaban de anunciar  -ya lo comentamos el otro día, cuando se convocó el Pleno del Congreso para el 25 de marzo- que el Gobierno va a solicitar a las Cortes una prolongación de 15 días en el estado de alarma. Y quizá se endurezcan las normas. No nos extraña nada. El sábado se cumplió la semana de confinamiento y esto no ha hecho nada más que empezar. Pendientes de la curva, la curva sigue cuesta arriba, con más de 400 muertes en un solo día, una de ellas la tercera de Córdoba.

La Policía Local multó a la gente que estaba de madrugada haciendo fiesta en dos pisos de Ciudad Jardín, calle Julio Pellicer, la zona donde se produjo la primera detección de un infectado por coronavirus en Córdoba, un alumno italiano de Erasmus. Desconocemos la nacionalidad de los detenidos y no nos importa, porque yo puedo preguntarles a ustedes: ¿Cuáles son los “listos” de su calle? Por mi barrio hay dos que se pasean a todas horas y todos los días, y hasta el momento siguen así. ¿Serán los que luego nos digan, cuando haya pasado todo, después de haber puesto en peligro a otros ciudadanos, que a ellos Pedro Sánchez no los mete en casa? Es posible, pero esa chulería no creo que se la aguanten las personas que, a costa de un gran sacrificio, permanecen en sus casas, con miedo, sin poder pasear ni ver a sus seres queridos, aprendiendo a enfrentarse a un horizonte incierto.

Temas relacionados
 
Opinión

Contradicciones

José Luis Casas Sánchez

¡Chicas, a la oficina!

Silvia Cóppulo

Educandos

Miguel Ranchal

Exportar tras las elecciones americanas

Javier Martín Fernández

Risas y náuseas

Lola Ester

Gracias, Córdoba

Isidoro de Santiago

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR

Atascos peatonales

Desde la Asociación Peatonal ‘A Pata’ y la Plataforma Carril Bici se solicita al ...

CARTAS AL DIRECTOR

Dinero ‘perdido’

Compartimos nuestras ideas, buscamos aprobación, compramos y hasta buscamos pareja por internet; ...

CARTAS AL DIRECTOR

Bibliotecas en Córdoba

Antes de la pandemia, Córdoba no es que gozara de una gran infraestructura de bibliotecas, un ...

CARTA ILUSTRADA

Cuello de botella en el Pretorio

Recientemente ha sido montado como en anteriores navidades un gigantesco cono simulando un árbol ...