+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Sin tinta

Mi diario del coronavirus en Córdoba, día 54: Encuentros en la fase 2

 

Yo diría que estos vecinos estaban en la gloria leyendo, pero ahora pueden salir. - FRANCISCO GONZÁLEZ

María Olmo María Olmo
22/05/2020

Hablo con M.J. y me dice que le da pereza la fase 2, que no tiene ganas de salir. Seguimos conversando a la antigua (por teléfono y de ventana a ventana son las modalidades que están resucitando, no les digo cuál fue la elegida) y descubro que en realidad no es abulia lo que tiene, sino miedo. Eso de salir tanto y jugártela con la saliva de cualquier persona por la calle o en un bar, después de tanto sacrificio.

Hija, qué exagerada, le digo, tendremos que salir tarde o temprano, yo ya salgo bastante a pasear, pero luego pienso en las largas conferencias que nos están dando por televisión sobre los gimnásticos recorridos aéreos de las gotitas que, sin saberlo, vamos dejando a nuestro paso cada vez que abrimos la boca o estornudamos. No crean, que yo también he visto ese esquema alemán que recomienda una distancia de diez metros entre deportistas.

Quizá de esta fase 2 que empieza el lunes, para los valientes cautelosos o para los inconscientes insolidarios, lo más interesante será saber a quién nos apetece ver. Sí, ya sé que lo importante es la salud y la economía -imposible olvidarlo- y también el mal rollo político que nos está sacando de quicio, pero esto va hoy de las personas y sus sentimientos.

Estos meses hemos contactado con personas remotas a ver qué era de ellas, hemos mantenido una constante atención sobre las más queridas que no estaban conviviendo con nosotros, y ahora, llegado el momento de salir a la calle -aunque ya llevamos unos días en los que la gente hace lo que quiere- veremos si somos capaces de cumplir todas esas promesas que nos hicimos a nosotros mismos acerca de nuestra relación con los demás.

Temas relacionados
 
Opinión

La joya cerrada

Magdalena Entrenas

Nosotros el pueblo

Francisco García-Calabrés Cobo

Nuestro adviento

José Manuel Ballesteros Pastor

No lo llames salud

Emma Riverola

Virólogo

Manuel Muñoz Rojo

Cómo acabar con el fútbol moderno

Miguel Donate Salcedo

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Familias pobres sin recursos

En esta situación de emergencia social por la pandemia, muchas familias de nuestros barrios, se ...

CARTAS AL DIRECTOR

El opio del pueblo

El fútbol no es un deporte, sino una religión. Si con la que está cayendo en todos los sentidos y ...

CARTAS AL DIRECTOR

Colegios

Es una vieja aspiración de la izquierda el que desaparezcan los colegios concertados. Ya por el ...

CARTAS AL DIRECTOR

Agricultura ignora el 25-N

Un año más quiero mostrar la gran decepción que siento ante la actitud de la Delegación de ...