+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Editoriales

Diana Quer y la violencia de género

 

03/01/2018

Casi 500 días después de la desaparición de Diana Quer, el caso se ha cerrado con la detención del presunto culpable, José Enrique Abuín, alias El Chicle, que ha confesado el crimen cometido en Galicia en agosto del 2016. Las circunstancias que han rodeado la tragedia están teñidas del color amarillento de los rumores malintencionados que incluso llegaron a culpabilizar a la víctima o a su entorno familiar. Este es uno de los aspectos que conviene destacar del crimen. Entre las dudas o las nieblas que han rodeado a la muerte de Diana Quer se ha abierto paso una lectura ciertamente machista, obviando que, en cualquier caso de violencia de género el culpable solo es la persona que ejerce tal violencia. Los delitos relacionados con la violencia de género o machista se reducen, en su apreciación, a aquellos perpretados en un entorno doméstico, cuando la víctima y el agresor mantienen o han mantenido una relación sentimental o familiar. Casos como el de Diana Quer o el de La Manada no entran en esta categoría, aun siendo evidente que el móvil sexual y, por supuesto, el ejercicio de una intolerable superioridad que deriva en violación u homicidio, son factores determinantes en la comisión del delito. La sociedad, cada día más, toma conciencia del problema y es progresivamente intolerante con comportamientos de este tipo, pero es necesario llevar a cabo una pedagogía activa para dejar claro que el machismo es, en todos los campos, un veneno social. También estará sobre la mesa, los próximos días, el debate sobre por qué un agresor como El Chicle (con antecedentes notables) pudo estar todo este tiempo en libertad, aun estando bajo sospecha, e incluso intentar reincidir en un nuevo secuestro, esta vez frustrado. La innegociable presunción de inocencia debe confrontarse a la sensación de inseguridad que esta vez se ha visto ampliada por el largo tiempo transcurrido entre el crimen y su resolución.

Opinión

Pantalla cruel

Manuel Fernández

Córdoba joyera

Magdalena Entrenas

Reconocimiento

Manuel Muñoz Rojo

150 aniversario de la Batalla de Alcolea

Julián Hurtado de Molina

Al filo de la vida

Francisco García-Calabrés Cobo

Emilia de Rodat

Antonio Gil

Clara Janés

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / JUSTICIA

¿Europeos nosotros?

Los que quieren evadir la «justicia» española no se van a Cuba, Venezuela, o Corea del Norte. En ...

CARTAS AL DIRECTOR / COMANDO CALIFA

Sexto encuentro Vespa Club Palma del Río

Quiero agradecer una vez más a Vespa Club Palma del Río la magnífica organización del Vl encuentro ...

CARTA ILUSTRADA

Museke, museke, uh, uh, uh, uh

Mi viaje a Ruanda llega como llegan esos sueños /anhelos que habitan en mí, que deseo con toda ...

CARTAS AL DIRECTOR / MEMORIA HISTÓRICA

El nombramiento de las calles

En relación al nombramiento de las calles, quisiera recordar a todos los que quieren ponerle el ...

   
1 Comentario
01

Por Jesuspri 9:57 - 03.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La corriente reducionista de incluir todo los delitos cometidos sobre mujeres en el saco de la violencia de género no hace sino perjudicar a las víctimas de la violencia de género porque impide llegar a las verdaderas y subyacentes causas del porqué . Es violencia de género la violación grupal . En ella el macho actúa movido por una competición de quien es más fuerte , quien llega más lejos y , como no ,eligen una víctima sobre la que ejercer la violencia . E En la violación individual , para el violador no es objeto la mujer por serlo , es un depredador (si su tendencia es homosexual , lo mismo sería un varón joven) . Lo que busca es satisfacer su apetito sexual . La violencia ejercida incluso le excita aun más .