+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Guadalquivir

Confusión

 

Confusión -

Manuel Muñoz Rojo Manuel Muñoz Rojo
05/12/2019

En un concurso de belleza preguntaron a una candidata quién era Confucio. La joven respondió, el inventor de la confusión. Ella, evidentemente, estaba confundida, o sumamente ignorante, pero quizás todos podemos sucumbir ante la confusión de ideas, proyectos, personas, rutas, en una sociedad de tantos cambios. En el siglo V antes de Cristo, el filósofo Heráclito decía que los cerdos gozan más en el fango que en agua limpia. Los cerdos no se confunden, saben lo que quieren, pero los humanos, dotados de inteligencia, aprendieron que cuanto peor, mejor. Esa sencilla reflexión, que no supo exponer Mariano Rajoy, pero que todos entendimos.

La política local cuando se decide en foros lejanos al tuyo puede caer en una suerte maquiavélica donde lo importante pueda ser secundario y lo miserable se coloque en primera línea de fuego, usando a personas atrevidas, a ideas torticeras, a falsos perfiles en redes sociales creados en laboratorios políticos, y extender la confusión. Ciertamente, es una técnica peligrosa, pues quien juega con fuego se puede quemar. Pero no demos tres cuartos al pregonero, ni crédito al postureo, más bien, ser sumamente prudentes y educados, y sembrar trabajo y moderación, que la sociedad distingue a los oportunistas vacuos de los honrados trabajadores, aunque se puedan equivocar, e incluso reconocer los errores.

La tentación del camino del medio no vale en política, ejemplos recientes tenemos a nivel nacional y regional. Solo son válidos los proyectos sustentados en mayorías estables, ideas coherentes y prioridad a la justicia social que a los intereses de grupos de élites, que están enseñando la patita por debajo de la mesa. La extrema derecha y aliados van gritando por los campos que viene el lobo. Cada vez que la sociedad española avanza en una dirección de progreso, gritan, gesticulan, sacan divinidades y banderas. Por favor, un poco de sosiego y no creen más confusión.

* Historiador

Opinión

Un final deshonroso

Joaquín Rábago

La ejemplaridad perdida

Ramón Punset

Salvar la monarquía

Francisco Dancausa

Mucho más carilla

José Manuel Ballesteros Pastor

Un último (mal) servicio

DIARIO CÓRDOBA

Vuelven los eventos a Córdoba

Vicente Serrano Gutiérrez

Adiós a todo eso

Miguel Ranchal

Mucho más carilla

Ricardo Rivera Pereira

Lectores
MEDIO AMBIENTE

Jesucristo iría en bicicleta

Predicaría con el ejemplo, se desplazaría a pie, en transporte público o en bicicleta. Si Jesús ...

CORONAVIRUS

Reflexión sobre la muerte de Nanda Casado Salinas, enfermera

Compartíamos el mismo nombre, apellido y vocación. Coincidimos en el inicio de nuestra andadura ...

LA SITUACIÓN SOCIAL

45 años de pandemia

Los que rondamos los 55 tenemos vagos recuerdos de la época de la dictadura. Sin embargo ...

LA despedida a ANGUITA

Agradecimiento al pueblo de Córdoba

Quisiera expresar al pueblo de Córdoba mi más profundo agradecimiento por el cariño y respeto que ...