+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Dame fuego

Cerrada y oscura

 

David Márquez David Márquez
26/10/2020

En Ucrania, por facilitar un ejemplo, las casas permanecen ventiladas, mediante dos pequeñas ventanitas, ubicadas en extremos opuestos del inmueble, abiertas todo el invierno, con la calefacción a tope y hasta --35 en el exterior. Me cuentan que en España, en 2020 y gracias a una fórmula matemática del CSIC, nos van a enseñar el concepto «ventilación»... España, país de sufrientes obedientes, penitentes. Tooodo el mundo cargando con un pesado armario en la chepa, y al primero que lo deja en el suelo: «ah, mira ese, que le gusta disfrutar de la vida, ese i-rres-pon-sa-ble». A pie de calle es así, y lo sabéis todas. Por tradición. La más rancia inquisición reside aquí: «vamos a quemar brujas sin mascarilla. Esas putas». Ay, las santas penitentes, que caminan por el sendero y la vereda de la avenida, con sus mallas, ejercitándose al atardecer, bozal bien atado porque, como dicen algunos viejos: «esto es algo que han echao en el aire». A España le gusta contar fallecidos y casos, bañarse en la sangre de los muertos y expresar: «oh, cuánto dolor». España, nación de plañideras, que gracias a una fórmula matemática, aprenden a abrir ventanas dando gracias a Dios, la Virgen y la Tecnología: no olvides rezar a tu proveedor de Internet al toque de retreta.

A la España profunda, cerrada y oscura le va el encierro, el miedo, el dejar para mañana. Ahí somos especialistas: mañana, mañana. Y que vengan los fondos europeos, la paga, la ayuda. Si hay que sufrir y cargarse con el armario de la represión y el silencio para evitar la multa, se sufre. Hay quien dice «ni con Franco». Yo iría más lejos: ni en la Edad Media, señoras. Tecnomatemática primitiva para abrir ventanas, llevarse la cuchara a la boca o limpiarse el culo. Me encuentro atónito, bloqueado, no me lo creo, pero es verdad. La neurosis generalizada comienza a tocar niveles muy peligrosos. La obediencia loca, fundamentada en la tragedia, coloca a España a la cola del intelecto mundial. Para mi sorpresa, el resto del planeta toma ejemplo. ¡Psicoanalízate ya, España, abre las ventanas y expulsa tu apestosa herencia! 

Opinión

El chat

Joaquín Pérez Azaústre

La banalización de la historia

José Manuel Cuenca Toribio

La joya cerrada

Magdalena Entrenas

Nosotros el pueblo

Francisco García-Calabrés Cobo

Lectores
EMOCIONADO RECUERDO

A mi madre

Mamá, hoy era tu cumpleaños, 5 de diciembre. Esta vez será el primero que no podamos celebrarlo, ...

CARTA ILUSTRADA

Familias pobres sin recursos

En esta situación de emergencia social por la pandemia, muchas familias de nuestros barrios, se ...

CARTAS AL DIRECTOR

El opio del pueblo

El fútbol no es un deporte, sino una religión. Si con la que está cayendo en todos los sentidos y ...

CARTAS AL DIRECTOR

Colegios

Es una vieja aspiración de la izquierda el que desaparezcan los colegios concertados. Ya por el ...