+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CARTA ILUSTRADA

Candela y su familia

 

El Mercado Victoria, al que se alude en esta carta. - SÁNCHEZ MORENO

Alejandro Bolancel Rubio / Córdoba
14/01/2018

Si no tienes una hija especial es cuasi imposible que entiendas este artículo. Solo, y exclusivamente, si padeces en tus carnes tener una hija con cualidades especiales puedes llegar a sentir, comprender y padecer muchos de esos sentimientos que otros jamás, y ni por asomo, podrán albergar.

La vida con mi hija es sumamente distinta, dispar, desigual, divergente... En definitiva, muy complicada desde cualquier prisma que oses contemplarlo.

Por ello, toda aquella persona que me ayude, apoye, facilite y empatice, tanto con Candela como con un servidor, tiene un enorme hueco en mi corazón.

He tenido el formidable placer de poder agradecer en estos últimos años a muchas personas e instituciones públicas y privadas que han tenido a bien hacerme la vida (tanto a mí como a mi hija) un poquito más fácil.

Pues bien, las últimas aventuras de mi pequeña Candela se desarrollan en el Mercado Victoria. La verdad, no se por qué extraña razón a mi hija le place y se le antoja cada fin de semana, después de realizar su actividad matutina de juegos en colchonetas y piscina de bolas, obligarme a ir, de manera ferviente, a tomarse un zumito de piña acompañado de su correspondiente aperitivo.

No se si le gustará la música, el ambiente, las luces... la verdad, me da igual.

A mí, simplemente, y lo hago constar con gran alegría a la par que con maravillosa devoción, me produce un entusiasmo tan fuerte, una vez que aparezco por dicho Mercado, recibir desinteresadamente ese cariño tan enérgico de personas como Antonio Panadero y Rafael Palma, mostrando su simpatía y alegría de forma desproporcionada; su simpatía, sus gestos, sus sonrisas, todo ello me hace sentir un torrente de emociones incapaz ser entendido por cualquier otro ser humano.

Gracias Antonio, y gracias Rafa, no os podéis ni imaginar lo que un padre puede llegar a sentir cuando el trato recibido es tan maravilloso como el mostrado por ustedes.

Candela y su familia os lo agradecen someramente. Con personas como vosotros la vida es mucho más fácil.

Opinión
Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / RECONOCIMIENTO

A mi hermana Carmeli, que tiene la rara costumbre de amar

Un cuarto de siglo estuvo mi hermana/ atendiendo enfermos en su propio hogar,/ su vida completa ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Las promesas de Juanma Moreno

Señor presidente de la Junta de Andalucía, antes de entrar en sus promesas electorales, como le ...

CARTAS AL DIRECTOR / VALLE DE LOS CAÍDOS

El ejemplo de Alemania: ¡Sacad a Franco!

Ya que la derecha utiliza tan a menudo a Alemania como referente económico y político, quiero ...

CARTA ILUSTRADA

Despedir a un padre nunca es fácil

Un gesto con sonrisa contenida se dibuja hoy en nuestro interior. Hoy la «entrega» y el «ejemplo» ...