+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Paso a paso

Bipartidismo

 

Francisco Dancausa Francisco Dancausa
18/09/2019

Alguien puede pensar y quizá con cierta razón que a qué viene ahora aquello del bipartidismo. Desde luego, eso de que dos grandes partidos se alternen en el poder, porque son los únicos que electoralmente pueden, está muy lejos en España. Pero no por ello se ha de dejar de analizar su menoscabo. Y decimos menoscabo porque cuando el bipartidismo estaba totalmente asentado y como sucede en otras democracias consolidadas cumplía con su cometido, que no es otro que ir matizando las políticas dentro de un solo compromiso con la lealtad a los valores constitucionales y democráticos. Pues bien, esto, como decimos se venía haciendo más o menos eficiente y eficaz. Pero ¿qué pasó para que los españoles comenzáramos a perder la fe en el bipartidismo?: ¿los errores de las políticas?; ¿la falta de compromiso con los principios constitucionales? Puede que en algún grado las respuestas a estas preguntas tuvieran algo que ver. Pero lo que verdaderamente fue determinante ha sido la corrupción en mayúsculas. Por supuesto, tanto de unos como de otros, pues nadie se salva, ni siquiera en ese diálogo de besugos del «y tú más» en el que sobre este asunto nos han mantenido los dos grandes partidos hasta el hartazgo. Las consecuencias en el espectro político de esta debacle del bipartidismo, todos las conocemos: nuevos partidos que unos de una manera y otros de otra no parecen aportar nada nuevo, sino más bien lo que pretenden es ocupar, unos con matices populistas y otros con extemporáneas refundaciones del centrismo, el espacio que el bipartidismo ha dejado huérfano no solo por la corrupción como decíamos, sino en grado sustancioso ideológicamente hablando. Pero el bipartidismo, debería de volver a ocupar su espacio. Fundamentalmente porque nuestra democracia sin mayorías alternas permanece en un permanente casting partidista, que lo que posibilita a la postre es el desgobierno rampante y las amenazas independentistas.

* Mediador y coach

Opinión

Auschwitz, 75 años de memoria

Antonio Barragán Moriana

Dignificados por la abuela de Barbate

Miguel Santiago Losada

Al diablo con todo

Lola Alonso del Pozo

Manual del buen negro

Antonio Pineda

Perder los trenes

José Nevado

Mártires de la democracia

Joaquín Pérez Azaústre

Salteadores de internet

Jesús Vigorra

El papel seduce

María Olmo

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / PREMIOS GOYA

Pepa Flores

Creo que somos muchos los españoles, y especialmente los andaluces, que sentimos admiración y ...

CARTAS AL DIRECTOR / EDUCACIÓN

Pin parental

A propósito del «Pin parental» que está suscitando tanta polémica, desde la Asociación Presencia ...

CARTAS AL DIRECTOR / tecnologías

Sin recuerdos

Hoy en día no les damos importancia a las personas que pierden sus recuerdos, ya que estamos en ...

CARTAS AL DIRECTOR / LEGISLACIÓN Y POLÍTICA

Reforma de la ley electoral

Hay dos aspectos a modificar de la actual ley electoral que de manera recurrente se vienen ...