+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tribuna abierta

Andalucía suma

 

Andalucía suma -

Y así es. A pesar de las campañas de eslogan fácil y topicazo rancio que lanza una oposición aún en estado de shock, Andalucía suma y para bien.

Ahí están los indicadores económicos y sociales, la que fuera durante décadas la última en los mejores indicadores y la primera en los peores parece despertar y «darle la vuelta a la tortilla».

No hay milagro económico, no hay magia, no hay truco, únicamente era necesario creer en los andaluces y administrar esta rica comunidad con rigor y seriedad.

Porque una vez más el cambio lo protagoniza la sociedad, esa que dijo basta a casi cuarenta años de corrupción, la misma que se abochorna con episodios varios y desatinos muchos de anteriores gestores, y pide a los nuevos ejemplaridad, rigor y acierto.

Es el pueblo andaluz el protagonista del cambio que está capitaneando Juanma Moreno.

A los administradores de una tierra rica, con increíble potencial y rabiosa personalidad no se les pide que dirijan al pueblo, sino que dejen al pueblo crecer y desarrollarse a su antojo. De ahí el éxito que intuyo tendrá el gobierno del cambio, que no quiere ni desea controlar a la gente, quiere a la gente libre y darle facilidades para que desarrollen su talento y aspiraciones.

El 28 de febrero de 1981 cayeron muchas cadenas, en las últimas elecciones autonómicas los andaluces terminaron con otras. Nos dieron una seria advertencia, al más puro estilo gallego, ¡Nunca Más! Por eso, la realidad de Andalucía ha cambiado para siempre, y quienes nos gobiernan o nos gobiernen bien lo saben; jamás volverán las prácticas y corruptelas de los que creyeron que nuestra tierra era su cortijo.

Los andaluces tenemos ante nosotros la oportunidad histórica de liderar España en un momento crucial de nuestra historia. Una vez más, Andalucía debe ser luz y guía de nuestro estado constitucional, como lo fue en 1812. Estamos en buenas manos para conseguirlo, el cambio ha sido bueno y el diálogo y el acuerdo funcionan. Moderación, estabilidad y respeto al Estado de Derecho frente a concesiones intolerables a aquellos que quieren acabar con nuestro común proyecto de convivencia.

No sabemos cuánto durará este periodo temporal sin convocatoria electoral próxima. Bien conocemos que con urnas a la vista algunos no han sido capaces de sumar por España, y ante la gravedad de los acontecimientos que vivimos me pregunto: visto el éxito andaluz y ya que no hay elecciones, ¿porqué no probar un «Andalucía Suma» reunificando desde el Gobierno el centro derecha y que sirva de esperanza y ejemplo para el resto de España?.

Quizás así, viendo un modelo de éxito, algunas y algunos se animen a imitar la fórmula a nivel nacional y en poco tiempo dar por finalizada esta etapa lamentable y humillante que estamos viviendo todos los españoles.

* Alcalde de Cabra y senador del PP por Córdoba

Opinión

Seres humanos

María Jesús Monedero

El arca de Noé

Milena Busquets

El vecino

Raúl Ávila

La jauría ¿humana?

Federico Medina Ramírez

Volver a la normalidad

Clara Gregorio Rey

Sobrevivir

Emma Riverola

La pregunta

José Manuel Ballesteros Pastor

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / AGRADECIMIENTO

Residencia de mayores

Desde la Residencia de Mayores Séneca, le escribo para enviar un agradecimiento a los cuerpos de ...

CARTAS AL DIRECTOR / AL AYUNTAMIENTO

Tomen medidas urgentes por el confinamiento

Por favor, hagan llegar a los responsables del Ayuntamiento que tienen que limitar el sacar ...

CARTAS AL DIRECTOR / CORONAVIRUS

La incompetencia

Dice un refrán «cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar». Desde que al ...

CARTA ILUSTRADA

El aislamiento de los mayores

La sociedad vive ahora en su conjunto la reclusión obligada que han vivido muchas personas de edad ...

   
2 Comentarios
02

Por vetman 12:49 - 15.01.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Mire senador y alcalde es usted muy joven para decir tonterias. Los votos de la derecha siempre estuvieron en el campo gracias a la presion de los señoritos dueños de las tierras y los de izquierda en las grandes ciudades donde estaba la industria. Luego se produjo el milagro y el psoe era votado en el campo, luego se supo del clientelismo al que sometían los cabecillas-alcaldes que hicieron de nuevos señoritos de los cortijos esos que usted habla.Como sabe los indicadores económicos en todo nuevo gobiernos que sale tambalean y asi pasó siempre, los mercados no se fian ni de su padre.Ustedes han perdido de forma democrática , legal del Estado de derecho este que dice viva el rey, el orden y la ley que tanto le gusta a usted y a los suyos repicar con la bandera que se han apropiado los ultraderechas de los que tiene usted buenos representantes en su pueblo.Somos un pais de personas , de muy distintas ideologias, de muy distintas tradicones que ustedes quieren resumir en toros , tortilla de patata , palla y playas como todas las naciones del mundo.Ustedes ae alian con los que quieren confrontación y que nos peguemos los unos a los otros,Ustedes la cagaron varias veces y sus corruptelas como las de otras nunca fueron bien juzgadas para el pueblo.

01

Por vecino 8:32 - 15.01.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Díaz Ayuso no ha sido la única: muchas dirigentes políticas no se han puesto el velo en sus visitas a Arabia Saudí. En 2012, Hillary Clinton, entonces secretaria de Estado de Barack Obama, visitó Arabia Saudí y se presentó sin el velo, aunque entonces ninguna ley permitía a las mujeres extranjeras ir con la cabeza descubierta, las delegaciones oficiales sí gozaban de este privilegio. En 2010, la primera ministra alemana, Angela Merkel, viajó a Arabia Saudí para acudir a la conferencia económica bilateral y lo hizo sin cubrirse el pelo.