+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CARTA ILUSTRADA

Aeropuerto de Córdoba

 

Imagen del aeropuerto de Córdoba. - A.J. GONZÁLEZ

Rafael Bueno / Córdoba
10/01/2018

No se preocupen, que el Aeropuerto de Córdoba no despegará nunca, porque ya se encarga de ello la Córdoba profunda. La del cuanto peor, mejor. La del que se quede mi vecino ciego, aunque yo me quede tuerto. La que quebró Cajasur y, por consiguiente, Córdoba. ¡Qué pena! Antes son capaces de ampliar el falso Aeroclub para que ocupe el aeropuerto.

Está muy claro: Córdoba tiene dentro su peor enemigo. Hablo sin generalizar, por supuesto; porque en Córdoba hay de todo, claro que sí; pero, desgraciadamente, la realidad es la que es. Y lo peor es que esa ruina la van a heredar nuestros hijos. Los pocos que van a quedar aquí, porque la mayoría ya está emigrando de «su» Córdoba para poder comer.

Y todo, por nuestra culpa; por nuestra grandísima culpa. ¡Para que el mal triunfe, basta con que las personas buenas no hagan nada! RIP, Córdoba.

Opinión

Lluvia en el desierto

Raúl Ávila

Marc Márquez

Diario Córdoba

Andrzej Duda

Diario Córdoba

El Espejo de Marco Aurelio

Alberto Monterroso

En busca de la legitimidad perdida

SERGIO García Magariño

Acto de justicia con los hipotecados

Fátima Palomares Eraso

Desarrollo

Ricardo Rivera Pereira

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Salarios y cotizaciones

Cuando hay una propuesta social como la subida del salario mínimo interprofesional a 900 euros, ...

CARTAS AL DIRECTOR / usos lingüísticos

La semántica y la fonética

Una voz femenina exclamó desde el fondo del bus 24: «¡Imbécil!» Al llegar a casa, me puse a ...

CARTA ILUSTRADA

¿Qué ha sido del jinete y su caballo?

¿Tiene la Europa que conocemos algo de viejo continente además de su edad? La sabiduría y el ...

CARTAS AL DIRECTOR / Alegoría

En la cárcel

Aunque en principio solo iba a ir Pablito, al final se animó Perico. Los dos fueron muy contentos ...